Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

La implementación de un reactor anaeróbico, una solución al problema de las aguas residuales

Modelo referencial de un reactor anaeróbico (INTERNET)

EL FULGOR.com
date_range 15 de abril de 2018

El proyecto piloto de un reactor anaeróbico apunta a ser una de las mejores alternativas para el tratamiento de aguas residuales en la ciudad de Oruro, considerando que a la actualidad es uno de los mayores problemas que no pudo ser solucionado por distintos factores.

Docentes y estudiantes de la Facultad Nacional de Ingeniería (FNI) de la Universidad Técnica de Oruro (UTO) encaminan distintos estudios para que en un periodo comprendido de dos o tres años, este proyecto piloto pueda ser ejecutado en la mejor solución al problema de la contaminación por la eliminación de aguas residuales que en gran porcentaje son desechados a espacios naturales como el lago Uru Uru.

Actualmente la ciudad cuenta con una planta de tratamiento de aguas servidas, pero que la misma nunca funcionó adecuadamente debido a varios factores, el clima, siendo la mayor limitante no solo en Oruro, sino también en diferentes regiones.

Ante esta situación nace la idea de trabajar en reactores (máquinas) que permitan tratar cantidades de agua separando las materias contaminantes del agua potable para que estas puedan ser reutilizadas.

“La idea es separar los patógenos (organismo dañinos) con microorganismos y la materia orgánica, porque estos patógenos pueden volver a entrar al agua potable y las personas se pueden enfermar. Estas aguas se pueden utilizar no directamente como agua potable, pero sí para industria, en refrigeración. Para agricultura será depende a los patógenos”, explicó Jan Pascal Boos ingeniero ambiental de nacionalidad alemana, quien estudia la implementación de este reactor.

CARACTERISTICAS

Es importante describir de manera sucinta dos tipos de reactores que son empleados para el tratamiento de aguas residuales. Por un lado los reactores aeróbicos que requieren aire dentro del agua, para ello es necesario implementar un sistema de bombas que implica mayores inversiones económicas.

No sucede así con los reactores anaeróbicos por su tratamiento hidráulico, estos pueden funcionar con paneles solares y no requieren de aire para el fluido a diferencia de un reactor aeróbico.

“Estoy trabajando en la parte hidráulica del equipo, viendo el flujo si es más rápido o tal vez más lento, el tiempo que el agua se queda en el reactor y el tiempo de contacto con los microorganismos”, indico Pascal.

Las pruebas iniciales continúan en desarrollo en instalaciones de la FNI obteniendo resultados positivos, aguardando concluir los estudios finales de todo el proyecto.

La planta de tratamiento de aguas residuales de Oruro nunca funcionó correctamente (INTERNET)



¿Por qué no funciona la planta de tratamiento en Oruro?

Para responder a esta interrogante es importante hacer énfasis en el factor climático por la geografía en la que se encuentra la región, pues ello llega a incidir negativamente impidiendo eliminar la materia orgánica de las aguas residuales.

La actual planta de tratamiento ubicada en la zona sudeste de la ciudad comprende espacios de lagunas de oxidación que no son adecuadas para lograr un funcionamiento adecuado, principalmente por las bajas temperaturas en temporadas de invierno y la intensidad de los rayos ultravioletas. Estos factores hacen que los microorganismos que separan la materia orgánica del agua potable queden reducidos sin poder cumplir su objetivo en el proceso.

Según el responsable del laboratorio de aguas de la FNI, Alejandro Chávez, los microorganismos subsisten en temperaturas superiores a los 12 grados centígrados, aspecto que en Oruro no es posible entendiendo que durante el  invierno las temperaturas mínimas llegan por debajo de los 10 grados centígrados bajo cero.

“Como no hay la fauna microbiana que hace el trabajo de comerse la materia orgánica, estas aguas residuales se están evacuando ahora al lago Uru Uru y eso produce contaminación muy grande, inclusive las aguas de copajira también están yendo hacia el lago”, indicó.

VUELVEN LOS MALOS OLORES A LA CIUDAD

No es extraño que en el radio urbano se perciban olores desagradables en distintas temporadas y en determinadas horas, pues ello responde a una explicación técnica que también tiene que ver con el comportamiento climático principalmente durante el invierno, sumado al mal funcionamiento de la planta de tratamiento de aguas servidas.

“En el invierno cambia el curso de los vientos, ahora están recorriendo de norte a sur, en invierno será de sur a norte y es por ello que vamos a volver a sentir esos malos olores en horas de la tarde y parte de la noche, en todo este tiempo (verano) los malos olores de la planta de tratamiento se han ido hacia el sur”, agregó.

En cuanto al reactor en estudio, se dijo que se van tomando en cuenta todos estos problemas de manera que no pueda afectar negativamente en su funcionamiento.


Reactor piloto en la FNI (El Fulgor)

Jan Pascal Boos: “Inicialmente será centralizado para una familia”

El primer objetivo es lograr que el reactor sea implementado en el área rural, considerando que no existen sistemas de tratamiento de aguas residuales, en consecuencia, los caudales en desuso son absorbidos naturalmente por la tierra, lo que a futuro resulta ser negativo dependiendo de la cantidad y tipo de patógenos existentes.

En un ejemplo, Pascal explicó que en Alemania una persona puede llegar a hacer uso de 200 litros de agua por día, tomando este parámetro, en Bolivia es considerado positivo ya que similar cantidad de agua tratada puede ser empleado por una familia.

“El reactor puede extraer entre 140 a 200 litros por día, es muy poco para mí a diferencia de Alemania, pero aquí en Bolivia puede ser. Yo he viajado a algunos lugares en el campo y no hay agua, no hay nada, entonces, el primer paso es acumular todas las aguas que se generan y procesarlas”, manifestó.

PROYECCIONES

Para el responsable del laboratorio de aguas de la FNI, Alejandro Chávez, es posible implementar el reactor en mayor escala para ampliar el tratamiento de aguas residuales, si no así de toda la ciudad de Oruro, llegando a distintos sectores donde todavía no se cuenta con una red de conducto de aguas residuales.

“Podríamos tratar parcialmente el agua de Oruro porque en cantidades de 2.000 litros por segundo es muy difícil, tendríamos que ver algún otro método con un reactor más grande (mayor escala), pero se puede”, dijo Chávez.

La inversión económica para el proyecto piloto ascendió alrededor de 500 mil bolivianos, destinando recursos de administración propia provenientes del (IDH) Impuesto Directo a los Hidrocarburos.


Inicialmente apunta a ser implementado en familias del área rural para después proyectar una planta de mayor magnitud (El Fulgor)


IMPORTANTE:

  • Los estudios del proyecto iniciaron hace dos años.
  • Existe la necesidad de implementar sistemas de tratamiento de aguas residuales independiente a la actividad de producción u otros.
  • La ciudad de Oruro genera cerca de un metro cubico por segundo de aguas residuales.
  • A la actualidad las aguas residuales son evacuadas al lago Uru Uru acrecentando los índices de contaminación.
  • Se espera que en un periodo de dos o tres años, el reactor anaeróbico se consolide como la mejor solución al problema del tratamiento de aguas residuales.
  • A la actualidad no se ha podido controlar el desemboque de las aguas de mina que también podrían ser tratadas con el funcionamiento del reactor.
  • Se debe adoptar medidas se seguridad una vez puesto en marcha el reactor para evitar contraer enfermedades.



Página vista 486 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia