Oruro, Bolivia. 15 de diciembre de 2018
  • close

Centro de Mejoramiento Genético en ovinos hará de Toledo uno de los mayores productores

Estas son las razas que lograron adaptarse a las condiciones de la región (Alcaldía Toledo)

EL FULGOR.com
date_range 01 de abril de 2018

Autoridades y productores impulsan la práctica del mejoramiento genético animal en ovinos, con el propósito de situar al municipio de Toledo como uno de los mayores productores en el país. Para ello se puso en marcha la construcción del primer Centro de Mejoramiento Genético en la visión de adaptar nuevas razas.

Toledo, municipio capital de la provincia Saucarí del departamento de Oruro es considerado como uno de los mayores productores de ganado ovino por distintas características, ya sea por la particularidad de la carne de oveja y sus derivados, como también por haber logrado adaptar nuevas razas pese a los riesgos generados por la variación del cambio climático.

A ello se suma otra particularidad, la producción de K’auchi, una planta natural para el consumo de los animales que incide de gran manera en la calidad y sabor de la carne, por ello se dice que el cordero de esta región tiene gran sabor.

OVINOS

Desde la fundación de este municipio y hasta el presente, esta es la principal actividad de los pobladores sin dejar de lado la actividad agrícola con la producción de la tierra, sin embargo, desde la década de los años 80 surgió la inquietud en encontrar alternativas para mejorar la raza en ovejas, pero desde un inicio no tuvo los resultados esperados.

“Desde esos años los comunarios traían ovejas ilegalmente, ya sea de Perú y de Argentina y otros países, algunos llegaban y otros no, a unos no les dejaban pasar en las trancas o como también si llegaban aquí, los animales se enfermaban y morían, entonces muy poco se ha podido hacer porque también nuestros comunarios no tenían conocimiento técnico”, indicó Martín Colque, alcalde del municipio de Toledo.

Se entiende que inicialmente se adaptaron razas mejoradas por medio del proceso de apareamiento natural. Con ejemplares criollos de la región se logró obtener las primeras crías, pero que a su vez no fueron resistentes precisamente por el comportamiento del clima, vale decir, las heladas y las bajas temperaturas del invierno, como también la falta de forraje y agua producto de la sequía.

Estos ejemplares fueron ganadores de varias ferias departamentales (Alcaldía Toledo)


MEJORAMIENTO GENETICO

En la actualidad, la práctica del mejoramiento genético continua en marcha a pesar de no contar con todos los requerimientos imprescindibles para obtener resultados positivos, no obstante después de casi 3 décadas, en Toledo se consolidó la adaptación de nuevas razas de ovejas haciéndolas resistentes a las características del altiplano boliviano.

“Son seis razas que hemos logrado establecer con un cruce (apareamiento) natural, ahí están la Corriedale, Hampshire, Targhee, Asblack, Suffolk, y la Criolla que siempre ha sido de origen y que hasta ahora la seguimos criando”, indicó Colque.

Es importante destacar que las razas mejoradas, si bien poseen mejores características en relación a una criolla, estas requieren un diferente manejo, además de garantizar el agua y alimento sobre todo en épocas difíciles, aspecto que todavía se convierte en una limitación para los productores.

“Una criolla pesa entre 8 a 10 kilogramos, pero una mejorada está entre sus 18 (kilogramos) e incluso más, a veces los comunarios tenemos que cargar entre tres personas a una oveja. La diferencia de las mejoradas es que necesita más alimento, en cambio las criollas, exista o no exista comida y agua sobrevive, por eso decimos que esa oveja es todo terreno”, agregó.

Comunarios recibirán capacitación técnica para la práctica del mejoramiento genético (Alcaldía Toledo)


INSEMINACIÓN ARTIFICIAL Y SUS RESULTADOS

Una de las mayores satisfacciones de la producción de ovinos en Toledo es haber llegado a consolidar razas de pura sangre o “pedigree”, muchos ejemplares ya fueron trasladados a otros departamentos y países, derivando en un indicador para ser referente exportador de ovinos en mayor número hacia futuro.

Durante los últimos cuatro años, nacieron ejemplares mejorados como producto de la inseminación artificial bajo el apoyo del Programa Nacional de Rumiantes Menores ejecutado desde el gobierno nacional, cuyo resultado es favorable por haber logrado el nacimiento de un número superior a 10 mil nuevos ejemplares de ovinos, que en la actualidad desarrollaron un crecimiento adecuado, lo que impulsa a proyectar nuevos retos para la actividad productiva con la crianza de animales.

“Hemos experimentado que hay que cumplir con todos los protocolos, por ejemplo, una oveja solo llega a parir una cría, pero con la inseminación (artificial) hemos logrado que tenga hasta dos y sin problema. En el primer año de la inseminación hemos preñado cerca de 500 cabezas, entonces los productores al tener dos crías por ejemplar han duplicado su número y eso a su vez también representa mayor ganancia”, sostuvo Colque.

Existen animales que incluso llegan a pesar más de 25 kilos, algo que hace décadas no fue de experiencia en la región (Alcaldía Toledo)


CENTRO DE MEJORAMIENTO GENETICO, EL PRIMERO DEL PAIS

Bajo estos resultados, la decisión de implementar un Centro de Mejoramiento Genético permitirá perfeccionar la adaptación de nuevas razas de animales, ya sea de forma natural o por inseminación artificial en un solo objetivo, hacer de Toledo el mayor productor y exportador de ovinos por ser la principal actividad desde hace varias décadas.

Se entiende que la infraestructura de este centro cumple con todas las exigencias de acuerdo a normas internacionales, para el que se destinó una inversión económica de más de 11 millones de bolivianos financiados por el gobierno nacional en un 70%, el gobierno departamental de Oruro en un 20% y el 10% restante por el municipio de Toledo, esperando realizar su inauguración oficial y puesta en marcha a mediados de mayo de esta gestión.

“La esperanza de la gente en especial de quienes traían ilegalmente las ovejas ya no va a ser así, estamos convencidos que van a ser los hermanos extranjeros quienes van a venir y van a llevar nuestros corderos de aquí, esa es nuestra visión, la infraestructura que tenemos será la primera en el país y una de las mejores”, finalizó.

Esto permitirá que la práctica del mejoramiento genético sea más operativa, considerando que solamente se podrá transportar el material genético a ser empleado, es decir, el semen del animal ampliando el número de cabezas de ganado ovino en nuevas razas y que las mismas sean resistentes al clima del altiplano como también a las particularidades de otras regiones.

Asimismo, se dará mayor prioridad al trabajo de producción de forraje, además de garantizar el agua para la sobrevivencia como opciones  paliativas a los efectos del cambio climático.


Página vista 239 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia