Oruro, Bolivia. 15 de diciembre de 2018
  • close

ARTESANAS DE LA PALMA

Emiliana Choquetijlla Santos.

EL FULGOR.com
date_range 01 de abril de 2018

Solo en Semana Santa se las ve, sentadas, tejiendo hábilmente las hojas de palma y en cada lazo puedes notar una variedad de formas, que son producidas para aquellos que reciben con fe estas fechas.

El tejido de la palma es una actividad que pasa por generaciones, de madre a hija, incluso a parientes cercanos deseosos de aprender.

Hablando con una de ellas, Emiliana Choquetijlla Santos, pudimos descubrir en sus ojos nostalgia por aquella época en la que junto a su madre, esperaban la llegada de grandes amarros de palma que provenían de la ciudad de Sucre para tejer junto a ella esta hoja simbólica de la pascua florida.

Carteras de palma para colgarlas en los puertas de los  hogares.


Con sus 88 años de edad, cansada pero paciente ante el interés de quienes preguntan por las palmas,  no se resigna y ofrece a un peso o dos, las más grandes a 3 y si se lleva dos, les da a 5 pesos las trenzas de hoja verde, transformadas en carteras, anillos, manillas y cruces, generándole  ingresos, “ya no como antes”, dijo la anciana, pero es una entrada que la ayuda en mucho.

En su juventud, cuando tenía 25 años de edad, lograba trenzar más de 500 palmas con mucha facilidad, así también este fue un tiempo que enseñó a sus hijas e hijos a elaborar las artesanías; pero ahora que ellos hicieron su vida y se dispersaron en busca de oportunidades, se quedó sola, alcanzando a entretejer algo más de 100 hojas con mucha habilidad.

Esta historia se asemeja a otras mujeres que de igual forma aprendieron este arte de quienes las antecedían, asentándose en las puertas de los templos de la iglesia católica, están ahí esperando a que los fieles adquieran una palma y bendecirla para proteger los hogares orureños.

Anillos de palma elaborados hábilmente.

Manillas hechas de palma.



Página vista 231 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia