Oruro, Bolivia. 22 de octubre de 2018
  • close

Después del banderazo por la demanda marítima

Evo ofrece diálogo a Piñera y quiere que la ONU y el papa medien las negociaciones

La Bandera de la Reivindicación Marítima tuvo una extensión de 195,6, kilómetros.

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city La Paz, Bolivia
date_range 18 de marzo de 2018

Munido del respaldo  del pueblo boliviano que el 10 de marzo en forma contundente apoyó, desde todos los rincones del territorio, el banderazo por la demanda marítima con una bandera que se extendió a lo largo de 195,6 km. en la carretera La Paz- Oruro, el presidente Evo Morales se trasladó a la ciudad de Valparaíso, en Chile, para asistir a la asunción de mando del presidente de ese país, Sebastián Piñera, a quien felicitó y pidió abrir el diálogo, como único mecanismo para resolver la centenaria demanda marítima de Bolivia.

“Felicitar al presidente de Chile, Sebastián Piñera, que es posesionado hoy, y desear que su nuevo mandato sea beneficioso para el pueblo chileno. Reiterar que con Chile, tenemos toda la predisposición al diálogo, que es una característica de nuestra cultura y de nuestro pueblo”, escribió Morales en su cuenta twitter después de extender su saludo protocolar a la flamante autoridad.

En una fugaz visita, que duró poco menos de seis horas, Morales fue el tercero de los presidentes en instalarse en la sede del Congreso Nacional de Chile, ubicado en el balneario de Valparaíso. Según el relato de la agencia estatal ABI, se sentó entre el rey emérito de España, Juan Carlos de Borbón y la esposa del expresidente de Uruguay, José Mújica, Lucía Topolansky. Concluida la ceremonia, Morales dejó el recinto junto a sus colegas latinoamericanos declinando asistir al almuerzo que Piñera ofreció a sus invitados de honor y salió de prisa hacia el aeropuerto internacional de Santiago.

Sin distinción de clases, grupos o regiones, los bolivianos apoyaron el Banderazo.


Antes de emprender el camino de retorno a Bolivia hizo una parada y leyó una declaración a periodistas que le esperaban en el área de prensa y aseveró que su presencia en la nación chilena, a pocos días de iniciarse los alegatos orales de la demanda marítima en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, tiene el propósito de extender la mano de la fraternidad al gobierno chileno, para establecer el diálogo; “pongamos todos nuestros esfuerzos, no es imposible, escribamos juntos con coraje una nueva página en la historia", sentenció.

En un tono conciliador, que fue ampliamente destacado por la prensa chilena, defendió la decisión de su gobierno de acudir al tribunal internacional de La Haya, “estamos convencidos de que un acceso de esta naturaleza será un gran beneficio para nuestros pueblos. Los mares, los océanos son patrimonio de los Estados, de sus pueblos y de la humanidad. Su identidad es completa cuando todos ellos pueden, en armonía, aprovecharlo, disfrutarlo y cuidarlo. Los bolivianos también sentimos lo mismo", manifestó Morales.

El  canciller, Fernando Huanacuni, emocionado por los dichos de Morales y la reacción que tuvo la prensa chilena, que a la conclusión de la conferencia de prensa aplaudió al primer mandatario, en declaraciones a radio Patria Nueva, calificó la conferencia como “muy importante”  y acertada, porque envío un mensaje de paz, hermandad e invitó al diálogo.

La bandera se extendió también en las ciudades.


TREGUA A LA OPOSICION

A su llegada a la Sede de Gobierno, Morales agradeció nuevamente al pueblo boliviano que se sumó al banderazo enviando sus aportes desde las zonas del oriente boliviano, los valles, la chiquitania, el trópico y del occidente de Bolivia, “todos unidos por el mar”, sentenció al destacar que la fiesta vivida el 10 de marzo en la Apacheta será inscrita en la historia del país como un "hecho inolvidable e irrebatible", nunca visto en el mundo. "Es el sacrificio del pueblo boliviano, muchas gracias por esta movilización del pueblo boliviano, felicidades", subrayó.

A tiempo de convocar nuevamente a la unidad del pueblo boliviano para que se proceda al embanderamiento de las propiedades privadas y públicas, plazas y calles en todo el Estado con la enseña de la reivindicación marítima, pidió una tregua a los partidos políticos de oposición para que emerja nuevamente el fervor cívico de la población y se realicen las jornadas de vigilia a los alegatos orales del equipo jurídico boliviano en La Haya, que se inician este lunes 19 de marzo, a partir de las 05:00 de la mañana (hora boliviana) y que después de una pausa se retoman el martes 20 de marzo en el mismo horario.

El equipo jurídico de Chile, replicará la argumentación boliviana, el 22 y 23 de marzo, en el mismo horario, y el gobierno boliviano, ese mismo día, el 23 de marzo, realzará nuevamente la figura del protomártir de la invasión chilena al Puerto de Calama, Eduardo Avaroa, en un acto cívico militar a desarrollarse en la ciudad de La Paz.

Nuevamente el equipo jurídico retomará sus alegatos el 25 y 26 y Chile replicará el 27 y 28 de marzo, de esta forma finalizará la intervención de los equipos jurídicos para que los jueces de la Corte Internacional de Justicia, debatan internamente hasta concluir con una sentencia que podría conocerse entre agosto u octubre del 2018, según los cálculos del agente boliviano Eduardo Rodríguez Veltze.

Los presidentes, Evo Morales de Bolivia y Sebastián Piñera de Chile.


LA ONU O EL PAPA DE MEDIADOR

Evo Morales en un contacto con la prensa internacional, con la seguridad de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya, dará la razón al gobierno boliviano y sentencie a Chile abrir el diálogo con Bolivia para encontrar una salida soberana al océano pacífico en un tiempo determinado,  expresó su intención de que "mediadores" como Naciones Unidas o el papa Francisco supervisen el cumplimiento del fallo que emita el tribunal internacional de las Naciones Unidas.

Qué bueno sería que después del fallo tengamos algunos mediadores que hagan seguimiento al diálogo que sostengan Bolivia y Chile, señaló Morales al destacar que la mediación de  Naciones Unidas tendría que devenir por defecto ya que  "tiene la obligación de hacer respetar los fallos".

"Tal vez el papa Francisco, tal vez otros organismos, personajes, eso tenemos pensado", agregó Morales a tiempo de insistir que "un país democrático como Chile tiene la obligación de respetar cualquier resolución que emita la corte".

El papa Francisco propuesto por Morales como mediador.



Página vista 120 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia