Oruro, Bolivia. 16 de diciembre de 2018
  • close

Elisa Morales, la primera mujer que asumió la dirección del Colegio Bolívar

La maestra fue condecorada con el Cóndor de los Andes en grado de Oficial

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 08 de octubre de 2017

En un contexto en el que los varones han dominado en gran medida los cargos jerárquicos, en las diferentes instituciones, se destacó una mujer que llegó a ser la primera en dirigir a todo un plantel docente administrativo y estamento estudiantil, de uno de los colegios más antiguos del país.

Elisa Morales Ledezma, una profesora meritoria, que puso el hombro junto a la comunidad educativa del Colegio Nacional “Simón Bolívar”, justo cuando éste iba a cumplir 150 años de fundación.

Y es precisamente por sus méritos que esta distinguida dama, mereció el reconocimiento en diferentes oportunidades de las instituciones educativas del Estado, que la galardonaron por su loable labor, no solo en la enseñanza, sino en la conducción del establecimiento más antiguo de Oruro.

Hoy a sus 92 años, Elisa Morales Ledezma visiblemente cansada por el paso de los años, nos permite conocer su trayectoria sencilla, pero de mucha perseverancia, responsabilidad y dignidad.

En la ciudad de Oruro, el 14 de junio de 1925 nació Elisa Morales, hija de Anselma Ledezma Castellón y Samuel Morales Cisneros, excombatiente de la Guerra del Chaco, quien antes de partir a la contienda, la tomó en sus brazos, la subió a su caballo y la hizo pasear en un gesto de despedida, sin embargo, el destino quiso que volviera con el grado de capitán por su buen desempeño en el campo de batalla.

Elisa realizó sus estudios primarios en el internado del Colegio Santa Ana y los secundarios en el Colegio Pantaleón Dalence, donde salió bachiller en humanidades.

Enseguida, no dudó en ausentarse de Oruro, para cumplir con su meta de ser maestra, y se fue a Sucre, a estudiar en la Normal más reconocida en el país, sin embargo, las circunstancias hicieron que se traslade a la ciudad de La Paz, también a la Normal “Simón Bolívar”, de la que egresó en 1950 como maestra de Historia, Geografía y Educación Cívica.

La joven docente no solo se destacó por su inteligencia y dedicación a su profesión, sino también por su belleza física, lo que la llevó a ser, el mismo año de su egreso, coronada como Reina del Colegio Militar y de la Normal.

Fotografía tomada en 1950

En 1952 llegó a su tierra natal e ingresó a trabajar en diferentes unidades educativas, como el Colegio Alemán, Anglo Americano, Santa Ana, Liceo Antofagasta, y su querido colegio “Simón Bolívar”.

Su paso por uno de los colegios más antiguos de Bolivia, es de mucha valía, porque cuando se iban a celebrar los 150 años de vida institucional en 1977, se convirtió en la primera directora de ese establecimiento educativo, en un momento, como dijimos, de predominio masculino, que influía en esa comunidad educativa, al nombrarse a los directores.

Sin embargo, Elisa Morales rompió esa tradición y con mucho coraje, ímpetu y entusiasmo guió no solo al plantel docente – administrativo y alumnado en lo académico, sino que se hizo cargo de todas las actividades que conllevó la celebración del Sesquicentenario del Colegio Bolívar, al asumir la dirección de tan prestigioso colegio, el año 77, aunque años antes ya era quien secundaba al director, siendo subdirectora.

Según el relato de lo que fue ese festejo, fueron varias actividades las que se desarrollaron, pero además se reconoció la trayectoria del establecimiento educativo, con una de las más altas distinciones del Estado, que fue impuesta por el ministro de Educación de entonces, coronel Jaime Niño de Guzmán.

La revista “Historias de Oruro”, en una de sus recientes ediciones, destacó los diferentes acontecimientos que se celebraron en la conmemoración de ese aniversario tan mentado y que quedaron grabados en la memoria de los alumnos, docentes y administrativos de esa época.

Se habla de los Juegos Florales, que galardonó con la medalla de oro al escritor Remberto Capriles Rico, en el Concurso Literario.

Elisa Morales en la actualidad

Otra actividad desarrollada fue la presentación de la Sinfónica Nacional Juvenil con dos escenas en el mismo Colegio, y una función de tanda en ambientes de lo que fue el Cine “Elisa”.

Del mismo modo, el concejero de la Embajada de Ecuador en Bolivia, Hernán Olguín, en adhesión a los actos, entregó el estandarte “Sesquicentenario” a nombre de los países bolivarianos.

En el acto central, como artífice de todas las actividades que realzaron el 150 aniversario del colegio Bolívar, dio las palabras de homenaje, al colegio: “Mis palabras preliminares son de profundo agradecimiento a todas las autoridades, instituciones, pueblo, exalumnos del Colegio Nacional Bolívar, que han puesto toda su férrea voluntad para cooperarme en el éxito de los festejos del Sesquicentenario del tan brillante establecimiento y qué decir de la selecta planta de profesores que unidos en sentimiento del que el colegio se engalanaba, han unido todo su esfuerzo para realizar como merecía la celebración de un acontecimiento que solo se presenta después de un siglo y medio de existencia. Los alumnos a quienes también va dirigido mi más ferviente saludo, con su disciplina, su alma de infinita elevación espiritual, han conmovido con su corazón los latidos de todo un pueblo, que jamás olvidará la gallardía de Los muchachos al rendir su sagrado homenaje al alma mater de los establecimientos de Oruro”.

La familia de la meritoria maestra orureña

En los actos conmemorativos fue condecorada con el Cóndor de los Andes en grado de Oficial siendo la primera mujer directora del establecimiento.

Ese mismo año, al cumplir 25 años de dedicación a la enseñanza, Elisa Morales tomó la difícil decisión de jubilarse, pero dejó la semilla sembrada con el ejemplo de decisión y firmeza, demostrando, ya aquel entonces, que las mujeres tienen las agallas para liderar e imponerse con trabajo, esfuerzo, responsabilidad, respeto, y todo combinado con amor.

Hace dos años en 2015, Elisa Morales mereció también el reconocimiento del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), en mérito a su constancia y dedicación en el apostolado del magisterio, concediéndole una plaqueta de distinción.

Morales nunca dejó de servir al pueblo, pues desde donde estuvo siempre trabajó por la sociedad, como maestra, pero también en su labor de voluntariado al pertenecer a organismos e instituciones de apoyo, además de espiritualidad, siendo una mujer muy religiosa.


Página vista 565 veces


local_offerColegio Bolívar local_offer Mujer Boliviana








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia