Oruro, Bolivia. 15 de diciembre de 2018
  • close

El saqueo del mineral de indio a Bolivia comenzó con la tecnología LED

Bolivia es el segundo productor de indio, pero no recibe ni un centavo porque se vende con los concentrados de zinc

El Indio es un mineral que se utiliza en la tecnología LED de las pantallas de televisores.

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 04 de marzo de 2018

El 2014 el indio  tenía un valor de 700 dólares el kilogramo y se estimaba que ese año se produjo unas 200 toneladas de mineral tecnológico. “Estamos hablando de unos 140 millones de dólares que estamos dejando de percibir”, sostuvo el docente de la UMSA, Justo Zapata.

A finales de 1980, se utilizó fosfuros de indio semiconductores y películas delgadas de óxidos de indio y de estaño para el desarrollo de pantallas de cristal líquido (LCD) y posteriormente la industria de las pantallas y luz  LED empezó a utilizarlo porque es el indio el que le permite dar a la pantalla el color azul intenso.

Bolivia, continua con el ciclo del saqueo primero fue la plata, después el estaño, hoy es el zinc y el plomo; minerales que se explotan y venden  en concentrados aleados con un mineral poco conocido, el indio, que no le deja ni un centavo a Bolivia, pero que en el mapa mundial hace que Bolivia aparezca como el segundo productor de este mineral, que hoy, se lo utiliza en la industria mundial de la fabricación de pantallas de televisión, computadora  y luz LED la nueva industria que revolucionó el mundo en los últimos 10 años.

En las estadísticas del Ministerio de Minería  la explotación de indio no aparece, sin embargo, en los registros mineros mundiales aparece Bolivia como el segundo productor y en el Servicio Geológico de Estados Unidos, Bolivia aparece como el tercer proveedor de indio (clasificación fuente de origen).

Según los registro internacionales, pero no oficiales del país,  el año 2012, Bolivia vendía legalmente al mercado mundial 234 toneladas métricas (TM) de indio que lo convirtió en el tercer proveedor mundial, China ocupaba el primer lugar con 1000 TM toneladas métricas y el tercero fue Perú con  564  TM.

Como el indio se encuentra sobre todo en los concentrados de zinc que Bolivia los vende en bruto, las minas bolivianas que mayor cantidad  de indio explotan son: San Cristóbal, Colquiri, Porco y Bolívar.

El zinc es el mineral más importante de exportación de Bolivia tanto en volumen como valor, sostiene el investigador Alfredo Zaconeta, al afirmar que el indio es un metal poco conocido que se extrae cuando se procesan los centrados de zinc, plomo, hierro y cobre. Es un mineral que en su composición es blanco, brillante y maleable.

Según una investigación realizada por el CEDLA, Bolivia entre 1980 y 2016 incrementó diez veces la producción de zinc. En 1980 el volumen de producción fue de 50.259 TM mientras que el 2016 subió a 486.954 TM. Las empresas privadas como San Cristóbal producen 77,2% del total vale decir 375.982, el restante 28% se distribuye entre las cooperativas mineras que tiene el 19,5%, COMIBOL el 3,2%.

Es muy requerido a nivel mundial y su precio es muy ventajoso.


EL 2006 EL KILO DE INDIO LLEGÓ A $us 918  

El año 2006 cuando el Gobierno del presidente Evo Morales llegó al poder y el precio de los minerales alcanzó sus máximas cotizaciones, el kilo de indio tenía una cotización en el mercado internacional de 918 dólares. Este ascenso empezó el año 1994, cuando los países industrializados comenzaron producir televisores con tecnología LCD y LED, las computadoras, celulares y la emisión de luz LED.

PROYECTO MALLKU KHOTA

Bolivia hizo varios anuncios para incluir en la economía al indio, pero ninguno próspero.

Después que Bolivia procedió a la reversión de la South American Silver Corporation el Estado procedió a desarrollar el proyecto Mallku Khota donde el principal objetivo era recuperar indio, acompañarlo con legislación.

Incluso una declaración formulada por el Ministerio de Minería, señaló que el país no sólo explotaría y separaría indio como materia prima, sino que se procederá a la industrialización y a la venta con valor agregado. “El principal reto del proyecto Mallku Khota  es la producción de indio, no sólo de los concentrados de zinc, sino también de plomo y plata”, sostuvo el exministro de Minería, Dionisio Garzón.

El proyecto no prosperó y por el contrario en octubre del 2015, los yacimientos y el proyecto de Mallku Kohta fueron ofertados en  Nueva York en el paquete denominado “invirtiendo en la nueva Bolivia” y valoró a la mina por la producción de plata e indio en 2.000 millones de dólares.  A la fecha se desconoce el destino del proyecto, por el contrario la empresa South Amerian Silver Corporation tiene una demanda contra el Estado Boliviano  por la nacionalización que podría concluir este año.

Por su parte el presidente de COMIBOL, Marcelino Quispe en 2009 anunció la construcción de 2 plantas de refinación de zinc con el objetivo de separar del zinc el indio.

En enero de 2017, el ministro de Minería, Cesar Navarro, afirmó que el mineral denominado indio será  la principal fuente de ingresos dentro de 12 a 14 años, sin embargo, no señaló que industria compraría el mineral, pues hoy es la tecnología LED la que lo demanda.

Anunció que la Empresa Metalúrgica de Vinto encarará la construcción de la planta de fundición y refinación de zinc. “El objetivo no solo es fundir, sino recuperar los otros minerales que tienen alta demanda en el mercado mundial como el indio, el 50% de los ingresos de la planta de función y refinación será emergente del indio y en corto tiempo el indio será la principal fuente de ingresos de la Planta Metalúrgica Vinto”, sostuvo el ministro César Navarro.

Sin embargo, el mineral empezó a bajar su cotización a partir del 2015 llegando a la fecha a estar por debajo los 250 dólares el kilo. Sin embargo es una fuente importante de ingresos para el país.

EL 2014 YA PERDIÓ EL PAÍS 140 MILLONES DE DÓLARES

El año 2014,  el Jefe del Departamento de Investigación e interacción social de la Universidad Mayor de San Andrés, Justo Zapata, advirtió que Bolivia pierde 140 millones de dólares  año por la explotación y exportación de indio, que está en los concentrados de zinc y no es declarado.

Sostuvo que el Indio no figura en la legislación minera, por lo que no paga regalías y el país tampoco tiene estadísticas o registros sobre la producción. Sin embargo, somos el segundo  productor mundial de indio, mineral que se recupera en los proceso sobre todo de concentrados de zinc, mineral que sale del país en bruto.

El 2014 el indio  tenía un valor de 700 dólares el kilo y se estimaba que ese año se produjo unas 200 toneladas de mineral tecnológico. “Estamos hablando de unos 140 millones de dólares que estamos dejando de percibir”, sostuvo.

USOS DEL INDIO

El indio se empleó en la II Guerra Mundial para el recubrimiento de motores aeronáuticos de alto rendimiento, después aleado a otros minerales se utilizó para la soldadura y la industria electrónica.

A finales de 1980, se utilizó fosfuros de indio semiconductores y películas delgadas de óxidos de indio y de estaño para el desarrollo de pantallas de cristal líquido (LCD) y posteriormente la industria de las pantallas LED empezó a utilizarlo porque es el indio el que le permite dar a la pantalla el color azul intenso. Se utiliza también en la industria de los espejos para domicilios autos, aviones, pero, fundamentalmente sobre la luz LED  que se encuentra en las pantallas de televisión, celulares, computadoras, luz, etc.

El 2014, propuso que el Gobierno  proceda a realizar análisis a los concentrados de zinc y en base a ello se proceda a legislar y separar la venta de zinc con la de indio. “Las empresas que explotan concentrados de zinc deben pagar un monto adicional  por el indio”, sostuvo a tres años.

La Unidad de exportaciones del Ministerio de Minería, establece en su página web que el cien por ciento del zinc se vende en concentrados y no separado como zinc e indio. El indio también se encuentra en los concentrados.


Página vista 561 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia