Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

CAPUZ CULTURAL

Ante las desgracias, ausencia de explicación

El Carnaval otra vez se ve enlutado

account_box


El FULGOR.com
location_city Oruro, Bolivia
date_range 18 de febrero de 2018

Fuimos parte de un proceso cultural importante, el cual fue nuestra Entrada del día sábado de peregrinación y el los días siguientes conocidos como Carnaval que comienza el domingo y concluye el martes. Sin embargo, hemos sentido con mucho pesar lo que sucedió en esos días en el que lamentablemente tuvo que lamentarse la pérdida de vidas por hechos que aún hoy no son objeto de explicación.

Hay mucho que decir, pero cuando queremos armar las ideas, es imposible expresarlas, porque no encontramos sentido y peor el orden de las palabras.

¿Cómo dar explicación en este drama de tal magnitud?. Lamentablemente, este hecho ingresará a la historia como una nota de luto que mancha nuestro proceso cultural, pero sin mayores explicaciones, aún se encuentran dilucidando una versión final. Nos deja muy consternados las pérdidas de vidas humanas, más aún si se trata de niños o niñas, que al ser tan vulnerables, sean las primeras víctimas de estos hechos.

Acertadamente el Círculo Cultural Ateniense decidió suspender el Corso Infantil, será la primera vez desde su primera versión en sus exactos setenta años ininterrumpidos. La decisión es aplaudida, el homenaje es por los niños y niñas que perdieron la vida. Algo similar sucedió con las comparsas del norte, sin embargo, las comparsas del sur aún mantienen resistencia en continuar con su desenvolvimiento cultural, que incluye la renuncia de su presidente por resultar incomprendido.

Ante la fiesta de Colores en contraste que se vive en estas fiestas, no podemos más que estar sumidos en el gris de la desesperanza y el temor. Nuestra ciudad no tuvo hechos similares y ahora toca enfrentarlos, nos dimos cuenta, que no estamos preparados ante estas desgracias.

¿Qué nos depara hacia adelante? ¿Vivir con temor cuando se acerquen estas fechas? No lo sabemos, pues la devoción a la Santísima Madre no va a cambiar, pero sí cambiará la manera de ver esta fiesta la que tendrá que operar mejor seguridad para los ciudadanos y los visitantes.

No aseguramos que este tipo de desgracias no volverán a suceder, pero nos dimos cuenta de algo, todos quisimos ser protagonistas: tomando fotografías, filmando los hechos, llegar allí primero, mandar mensajes, enviar audios a través del teléfono celular para generar. Nos olvidamos de la solidaridad, nos olvidamos del socorro. Se pretendió organizar colectas o campañas y se confundió con protagonismo, pues estas acciones se las debe hacer de manera silenciosa y mejor si es anónima, pero entendemos que en este tiempo, más de uno pretende abrir un espacio para buscar palestra.

Solo nos queda orar para proteger a nuestro pueblo, y de manera particular a los niños y niñas que se ven expuestos a situaciones de riesgo, más allá de lo sucedido, siempre tendremos que lamentar desgracias por su vulnerabilidad. Esperemos que en los próximos años nuestra Fiesta siga adelante, pero debemos escuchar las señales, aquellas que marcaron este tiempo, las que de repente cuestionen nuestra Fe y somos miopes no pudiendo advertirlas.

Nuestro pueblo es fuerte y sabemos por nuestra propia historia que podremos salir adelante. Aprenderemos de esta historia y esperemos no volver a repetir estos errores y en estos hechos lamentables no podemos encontrar explicación.



Página vista 475 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia