Oruro, Bolivia. 23 de septiembre de 2018
  • close

Ubaldo Churqui crea iconos de la Obra Maestra en filamentos de hilo y milán

Personajes de la danza de la diablada bailando en el mar.

account_box


EL FULGOR.com
location_city Oruro
date_range 18 de febrero de 2018

Mientras mostraba a un turista el trabajo interesante que elaboran las manos habilosas de los bordadores en la tradicional calle La Paz, llamó mi atención un cuadro que resaltaba entre los trajes folklóricos, por la multicolor presentación, pero lo peculiar de esta obra es que fue trabajada en base a lana con un toque sutil de milán (hilo sintético de colores brillosos),  por Ubaldo Churqui, bordador del taller Sajama.

Con la intención de mostrar al público, y en especial a los turistas, un trabajo que se diferencie del resto, Churqui, pone a consideración varias obras, entre ellas  personajes del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Como bordador, Churqui, explicó que utilizan diferentes técnicas, entre ellas podemos mencionar el uso de lentejuelas, canutillo, mechilla, milán y lana; pero como en el tejido, los artesanos aplican puntos variados; para lograr un efecto en degradé de colores,  emplean el “jaspeado” y para el contorno o volumen el “cordoneado” es una opción infalible.

Arcángel miguel luchando con una de las plagas (la serpiente) que  asechaba al pueblo de los Urus.


Utilizando sus horas libres, el artista invierte aproximadamente dos meses para concluir sus obras, el tiempo varía según la complejidad de los proyectos, algunos requieren de mayor detalle para asemejarse a la realidad.

Churqui, desde muy joven (8 años de edad), incursionó en el arte del bordado, como operario, ayudando a su familia y luego mejoró sus habilidades adquiriendo experiencia en talleres de renombre, como el de los hermanos  Fermín y Gregorio Flores.

Su experiencia le permitió, ingresar a las aulas del Instituto Superior de Bellas Artes (ISBA) en Oruro, regentando la asignatura de Caretería y Bordado, compartiendo sus conocimientos con jóvenes estudiantes de las artes plásticas.

Pujllay tocando un instrumento de viento tradicional hecho del  cuerno de un animal.


CUADROS

Describir las obras de Churqui, sin olvidar los detalles resulta una experiencia llena de sortilegio: la que me emocionó fue el cuadro de un ángel y un diablo que se encuentran bailando sobre la orilla del mar inmenso, en el cual se degradan los colores entre azul, celeste y blanco, formando el oleaje más allá del arrecife, incluso se puede distinguir la salpicadura del agua marina mientras danzan los personajes.

El ángel con sus inmensas alas extendidas dan la impresión de estar listas para emprender el vuelo, en la mano derecha sostiene un escudo donde la señal de la cruz se encuentra bordada al igual que en el pecho y el faldón de su túnica; en la mano izquierda se encuentra una espada en baja guardia pero puntiaguda para herir de muerte a cualquier bestia proveniente del averno.

A su lado, un diablo con careta impresiónante, por las facciones dramatizadas y sobresalientes desde las astas retorcidas, descendiendo a los globos oculares irritados de ira, los afilados y puntiagudos dientes se distinguen entre el detalle de la careta; protegido con un pechera con motivos decorados con milán de color dorado, y el pollerín dividido en piezas para facilitar la movilidad del endemoniado personaje.

Ubaldo Churqui, sosteniendo una de sus obras frente a su taller de  bordados Sajama.


Churqui, explicó que a través de su obra quiere reafirmar el anhelo de los bolivianos, lograr el acceso soberano hacia las costas del pacifico, proclamando en imagen que el “mar pertenece a los bolivianos”.

También cuenta con obras donde se muestra el busto de un danzarín de pujllay, (danza guerrera), quien se encuentra soplando un instrumento de viento adornando con colores de la bandera boliviana, el rojo, amarillo y verde.

Otro de sus impresionantes cuadros se plasma un ángel atacando a una vil serpiente en el ocaso del día. Y por supuesto, la imagen de la Virgen del Socavón, patrona de los Urus, desde su liberación de cuatro plagas, que se muestran a los costados, también trabajados en hilos.

Virgen del socavón, rodeada de las cuatro plagas.



Página vista 257 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia