Oruro, 24 de junio de 2018
  • close

Carnaval de Oruro:
Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad

ESPECIALIDADES

Diablada

EL FULGOR.com
date_range 11 de febrero de 2018

DIABLADA

La Diablada se constituye en la danza primigenia del Carnaval de Oruro, y es inherente a esta fiesta en  honor a la Virgen del Socavón, considerada como el símbolo, de los orureños y del folklore nacional.

Oruro es el único lugar donde los diablos ascienden desde lo más profundo, desde las mismas entrañas de las montañas, para rendir pleitesía a la Virgen Candelaria, bella advocación de la Virgen María, patrona de los mineros y reina del Folklore de Bolivia.

La diablada representa la victoria del bien contra el mal, que se personifica en el Arcángel Miguel y Lucifer, Satanás y los siete pecados capitales, respectivamente.

El paso del tiempo y los hechos históricos han desembocado en un sincretismo respecto de las creencias de los pobladores a través de su cosmovisión andina, y las traídas por los españoles, con la religión católica.

Es cuando nacen las leyendas en las que se fusiona a Huari, semidios y el diablo de la liturgia católica. De la misma forma se da la transfiguración de la pachamana con la Virgen del Socavón.

En la danza los diablos peregrinan guiados por el arcángel Miguel, hasta el Santuario del Socavón.

Son cinco conjuntos de esta especialidad, la Gran Tradicional Auténtica Diablada Oruro, que fue el primer conjunto del Carnaval de Oruro, con 114 años, la Fraternidad Artística y Cultural La Diablada, el Conjunto Tradicional Folklórico Diablada Oruro, la Diablada Ferroviaria y la Diablada Artística Urus.

Morenada


MORENADA

La danza de la morenada es la segunda expresión máxima del Carnaval de Oruro, es una representación irónica del trabajo de los esclavos en las minas, durante la colonia española. Además muestra a los esclavos negros pisando la uva, cuyo líquido obtenido, se convierte en vino, que servía para el altar de Dios, para el cruel español y luego, para saciar la sed del esclavo negro.

Los esclavos negros que fueron comprados por los mineros para reemplazar a los mitayos indígenas, fueron trasladados al sector de los Yungas al no poderse adaptar al frío clima del altiplano.

En la morenada se incorpora progresivamente elementos como el traje, coreografía y música que terminarían por ser lo que hoy conocemos, simbolizando, por ejemplo: opulencia, sufrimiento y alegría.

Entonces la trata de negros es la que da origen a esta danza, que como principal exponente tiene a la Morenada “Zona Norte”, que fue la primera en el mundo, además fue la que incorporó el personaje de “la Negra Antonieta”, hija de los negros sometidos, cuya función era aminorar la pena de los esclavos, deleitando con sus movimientos al caporal.

De esta especialidad participan las morenadas: Zona Norte, Central Oruro, Central Oruro fundada por la Comunidad Cocanis, los Reyes Morenos Ferrari Chezzi, Comibol y ENAF.

Incas


INCAS

La danza de los incas nos recuerda el gran imperio que construyeron quienes habitaron esta región altiplánica antes de la colonia, su historia, su cultura, y creencias. Hace referencia también a la colonización a la que fueron sometidos los nativos por los españoles, cuando llegaron a América.

Es una danza que cuanta la historia, a través de un relato que rememora la tragedia del fin de Atahuallpa, el líder incaico, que fue derrotado por el conquistador Pizarro. 

Con el tiempo, esta danza que fue numerosa, fue decayendo, sin embargo, nuevamente logró imponerse con originalidad, cuando bellas damas le dieron un realce a los trajes, llevando atuendos vistosos y de mucho brillo, con diseños bastante atractivos, que generaron nuevas expectativas.

Los conjuntos que ingresan en esta especialidad de danza son: la Fraternidad Hijos del Sol “Los Incas” y los Incas Kollasuyo “Hijos del Socavón”.

Los Negritos


LOS NEGRITOS

Es una expresión de los esclavos negros que en Bolivia se situaron en los Yungas, del departamento de La Paz, con una fuerte influencia de elementos nativos populares.

Los esclavos, que pasaban una serie de penurias, con un trabajo muy duro, en las minas, en las noches se reunían y entonaban cánticos de lamento, y luego efectuaban algunos ritos al compás de instrumentos improvisados como los tamboriles.

Esta danza, como muchas otras del Carnaval de Oruro, también representa un pasaje de la historia, en este caso el sometimiento, pues delante de la tropa de los negritos baila un negro caporal, que tiene un sombrero enorme, cascabeles en las botas, una gran pipa, y un chicote, con el que hace el ademán de azotar a los esclavos, siendo principalmente una sátira.

El Centro Tradicional Folklórico “Negritos de Pagador” y los Negritos “Unidos por la Saya”, son los dos conjuntos de esta especialidad.

Caporal


CAPORAL

La danza del caporal es una de las más esperadas en el Carnaval de Oruro, por su alegría, energía y entusiasmo, que invita a bailar a todo aquel que escucha su ágil ritmo.Es relativamente nueva que derivó de la saya, tundiqui y tuntuna para al final establecerse en la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Esta danza traspasó fronteras por su versatilidad y belleza en la expresión de los pasos, coreografía y movimientos, siendo conocida en los cinco continentes.

El caporal es una representación del capataz blanco, mulato o negro descastado que sometía a los esclavos negros, es quien se identifica con los que detentan el poder, porque es el que manda.

Sus trajes son elegantes, provistos de vistosos colores, sombrero, botas y un chicote, infaltable, pues es el instrumento con el que sometían a los esclavos a su mando.

La música, es más próxima a la tuntuna y el tundiqui, que es complementada con los cascabeles que llevan en las botas los varones.

Son varios los conjuntos que eligieron esta especialidad para presentarse en el Carnaval de Oruro: Fraternidad Caporales Centralistas, Conjunto Folklórico Sambos Caporales, Conjunto Caporales Infantiles Ignacio León, Reyes de la Tuntuna ENAF, Fraternidad Folklórica y Cultural Caporales San Simón y la Fraternidad Caporales CBN.

Tobas


TOBAS

Los tobas representan a las rebeldes tribus que conquistaron la selva, pero que luego fueron avasalladas por los incas. Como danza surge en Oruro a comienzos del Siglo XX, con la incursión de la comparsa Tobas de Oruro de la Zona Sud.

Es traída desde Tarija, para ser parte del Carnaval de Oruro, a devoción de la Virgen del Socavón.

Es una danza guerrera, de paso ágil y varonil, siendo los “carreritos" (personas que ayudaban a trasladar las compras en los mercados), los que la impulsaron, tapando su rostro con una especie de careta de alambre trenzado, pues se trataba de gente excluida de la sociedad.

"Tobas" significa integración de pueblos, por ello, los que llegaron a Oruro, eran parte de diferentes etnias del sur de Bolivia y del oriente.

Los conjuntos que son parte de esta danza son: Conjunto Folklórico Tobas Zona Sud, Conjunto Tradicional Tobas zona Central y el conjunto Artístico y Cultural “Tobas Uru-Uru”.

Llamerada


LLAMERADA

La llamerada es una vinculación del hombre con la llama, al ser una animal que está presente en la alimentación, vestimenta y transporte de los habitantes altiplánicos.

En sus movimientos y coreografía se representa el arreo de las llamas, sin embargo el sentido ha cambiado, habiendo innovaciones tanto en los pasos, vestimenta e incluso en la música.

La Llamerada es una danza mimética, porque trata de imitar la actividad diaria del hombre andino, en el arreo y pastoreo de llamas; pero, también representa la vinculación ritual con la llama por eso, la vestimenta de los danzantes no es simple como la del arriero; es elegante y, recupera antiguos signos de poder.

Es además una representación del rodeo andino, que se realizaba para obligar a los animales a estrecharse para poder esquilarlas, otras pasaban a ser alimento, y una era ofrecida a los dioses, en una ceremonia, a través de ritos, costumbres y tradiciones.

La llamerada “Zona Norte” y la llamerada “Socavón” son las que participan del Carnaval, en esta especialidad de danza.

Kullaguada


KULLAGUADA

Los kullaguas son quienes personifican a los hilanderos y tejedores aymaras, cuya labor era muy importante para el imperio incaico, como actividad económica, siendo los textiles de gran valor en las relaciones sociales y de reciprocidad de los pueblos prehispánicos.

El nombre surge entre los pobladores del altiplano, especialmente en los asentados cerca de los ríos y lagos. El origen de esta danza se vincula por la actitud de bailar y tejer aprovechando la lana de los auquénidos y ovinos.

Kullawa, viene de la palabra Kullaca que significa hermana, ilusión del amor aymara.

Parejas de aymaras danzaban de forma ceremonial para el Inca, encabezadas por el waphuri, cuya voz de mando era “waphu”, y llevaba una gran rueca en la mano.

La danza viene desde los años 60, con pasos que destacan la rueca, al son de huayños.

Esta danza está bien representada por la Fraternidad Kullaguada Oruro y la Fraternidad Kullaguada Terribles Quirquinchos.

Tinku


TINKU

Tinku significa encuentro, y se trata de un ritual de origen prehispánico, que se practica en comunidades del Norte de Potosí y el Sur de Oruro, entre comunidades como los laimes, jucumanis, cacachacas y otros.

Es un rito hecho danza, pues la cosmovisión andina sobre el mundo es cualitativamente distinta, y éste se refleja sobre todo en fiestas, donde no sólo está presente el hombre que se divierte, sino que la fiesta es un ritual, es la culminación del proceso productivo.

Se entiende que los grupos de Ayllus tienen que fertilizar la Pachamama con su “wila” (sangre) para que tengan una buena producción agrícola y ganadería, es así que en el tinku, los comunarios se enfrentan en una pelea, donde la sangre derramada es como una ofrenda a la tierra, a la tierra.

La danza entonces representa la fuerza de los pobladores, por sus características de beligerancia y belicosidad, pero también su colorido y naturaleza.

A esta especialidad pertenecen el Conjunto Folklórico Tinkus Tolkas, el Conjunto Tinkus “Los Jairas de Oruro”, Conjunto Folklórico “Tinkus Huajchas” y la Fraternidad Cultural Tinkus “Bolivia”.

ESTILIZADAS

Las danzas estilizadas que se presentan en el Carnaval de Oruro, son también coloridas e integradas en gran parte por gente joven, como Ahatiris que unos lo relacionan con el recojo de agua por parte de los jóvenes en el campo, otros se refieren al mozo pastor.

Tiene del castellano mal pronunciado "aguatero", que se referiría a los mozos que trasladaban el agua en recipientes portátiles, y la otra sostiene que es el pastor joven “awatiri”, ambos se refieren a los jóvenes del campo.

También están los Antawaras la danza del pastoreo, Suri Sicuri la danza del avestruz, además de Inti Llajta que tiene movimientos al estilo ballet, cada uno con sus características propias, pese que algunos conjuntos se dice que derivan de otros.

Sin embargo, con el pasar del tiempo cada uno fue adquiriendo sus propias peculiaridades.

Kallawayas


KALLAWAYAS

Esta no es una danza ritual ni ceremonial, es más bien una vistosa y hermosa danza coreográfica, que subsiste en el Carnaval de Oruro, con la habilidad citadina de magnificar la expresión.

Los kallawayas dominaban el recetario vegetal, animal y mineral, y sus largas caminatas por el mundo andino y sus alrededores, son reflejadas en la danza actual.

Sus saltos son ágiles y sincronizados que representa el despliegue físico del médico itinerante, que debe vencer una serie de obstáculos en su andar, que se encuentra entre riachuelos y quebradas.

Lleva consigo una sombrilla que está hecha con plumas de avestruz y que era utilizada por el médico viajero para cubrirse de la insolación o de las lluvias en sus andanzas.

Esta danza está representada por la Fraternidad Artística y Cultural "Kallawayas Bolivia".

Phujllay


PHUJLLAY

Phujllay significa juego y se trata de la celebración por victoria  de los yamparas al Ejército Verde de los soldados españoles, quienes una serie de abusos y atrocidades en las regiones de Oropeza y Yamparaes del departamento de Chuquisaca.

Datos históricos revelan que aproximadamente 2 mil indios liderados por caciques, vencieron a los españoles, siendo el único sobreviviente un niño que tocaba el tambor de órdenes, alrededor del que  jubiloso por la victoria los yamparas iniciaron su danza alrededor de este "pequeño", disfrazándose con la ropa de los españoles.

Entonces, el Phujllay se trata de una festividad anual que comienza con una misa de almas, y más de 70 comunidades se concentran en la pampa para homenajear a quienes murieron en combate, pero al mismo tiempo para agradecer a la pachamama o madre tierra por la producción.

Su vestimenta es bastante llamativa, por el sonido que provocan las espuelas que llevan sus ojotas con enormes suelas de madera y las campanas que cuelgan de su faja, además un pututu o cuerno de toro.

Hay dos conjuntos en esta danza los “Phujllay Oruro” y la Fraternidad “Phujllay”.

Waca Waca


WACA WACA

En esta danza se satiriza las corridas de toros que realizaban los españoles como diversión sangrienta y como una forma de mostrar el poder del hombre sobre la bestia.

Las mujeres que son las lecheras, llevan una gran cantidad de polleras multicolores, que se balancean junto al movimiento de las caderas que requiere de mucho esfuerzo.

Por ello, es una de las danzas que presenta mayor dificultad al momento de ser ejecutada, no tanto por los pasos o movimientos, sino por tener que hacerlos con los pesados trajes que llevan algunos de los personajes.

El toro es el personaje central de esta danza, que va imitando la furia de la bestia que ataca al torero que también está representado en el baile.

El paso del k`usillo o bufón alegra el paso de los personajes y al público.

El Conjunto Waca Wacas “San Agustín Derecho” y los Waca Wacas “Urus”, son los representantes de esta especialidad.

Doctorcitos


DOCTORCITOS

Ésta es otra danza que satiriza, en este caso, a los abogados, tinterillos y sus secretarias que cometían atropellos durante la colonia, pero la picardía del boliviano del lado occidental no dejó pasar desapercibidos estos hechos, por ello se burla de los conocidos también como "leguleyos" o "huayralevas".

Su coreografía está basada en saludos y reverencias graciosas hacia el público de ambos lados, con las manos en porte ostentoso, acompañada de la peculiar vestimenta que usan.

Se trata sobre todo de ridiculizar la fatuidad e impostura, del abogado altoperuano, con movimientos firuletes.

El Conjunto Folklórico Doctorcitos “Itos”, no es muy numeroso pero llama la atención de los miles de espectadores por sus graciosos movimientos y melodía, además en los últimos años se han incorporado algunos niños que con su carisma son el deleite del público.

Zampoñeros


ZAMPOÑEROS

La zampoña, instrumento fundamental que da la melodía a esta danza, es un instrumento musical de viento, originario del altiplano boliviano y se divide en dos filas, las arcas están constituidas por 12 tubos y las iras por 11, que se complementan para cualquier interpretación musical.

Los Zampoñeros están entre los conjuntos autóctonos, y con alegres melodías, danzan agradeciendo a la madre tierra la buena cosecha y pidiendo la bendición de la lluvia para que la próxima siembra sea también exitosa.

Su origen se remonta a los pueblos antiguos quienes realizan diferentes costumbres mediante la danza.

La música que se interpretada en su mayoría es el huayño, a cuyo compás se danza con pasos menudos en permanente trote.

“Hijos del Pagador” y “Kori Majtas” son los grupos folklóricos de zampoñeros en el Carnaval de Oruro.

Potolos


POTOLOS

Las poblaciones de Potolo del departamento de Chuquisaca y Potobamba de Potosí son las que dan origen a la danza de los potolos, que representa el acarreo de agua y el enamoramiento del varón a la mujer.

Los pasos se caracterizan por ser carismáticos, ya que varones y mujeres realizan movimientos graciosos de cadera, con un paso hacia los costados con un pequeño salto. También realizan zapateos, que son acompañados por la pulsación del charango.

En la danza se representa al comunario que realiza el trabajo en el campo y la siembra de alimentos, además muestra sus habilidades coqueteando con las caderas al momento de arar la tierra, estos movimientos le sirven para conquistar a la mujer.

La comunaria también está representa, pues cumple un importante papel dentro la economía familiar, ayudando al varón a realizar los trabajos agrícolas, y al igual que su pareja mueve sus caderas de un lado al otro, en forma de coqueteo.

Participan de la Entrada de Peregrinación los Potolos Chayantas Jhilancos.

Kantus


KANTUS

Por la melodía de los Kantus que es característica del altiplano boliviano, tiene un carácter ceremonial, que está ligada a las actividades rituales que cumplían los kallawayas, como una especie de musicoterapia.

Tanto la música como la danza, se originaron en el occidente de Bolivia, en la región de Charazani del departamento de La Paz, y para su interpretación se usan grandes bombos o futuwancaras y los frágiles sicus que glorifican la interpretación del kantu.

También se ejecutan instrumentos como el cho´jlla, putu, wankaras, chiniscos y el pututo.

De la danza fundamentalmente participan parejas, por la concepción de la dualidad complementaria de género, aunque no se impide que personas libres participen de la danza.

Los movimientos y pasos que caracterizan a esta danza sin similares a los que realiza la víbora.

El Conjunto Kantus Sartañani, es el que conserva esta danza en el Carnaval.

Wititis


WITITIS

La música de los wititis nace de los pinkillos, instrumentos que se utilizan en la época de lluvias, es una danza del altiplano paceño, que tiene un paso ágil y juguetón.

No está bien definida la representación que hace este personaje, pero a decir del investigador Estanislao Aquino sería el grillo rural o wit’i, por ello lleva en su máscara tres apéndices en forma de cuernos y el titi o gato montés de la zona yungueña.

Es un personaje que habita la puna lejana, y se lo considera como defensor de la castidad, ya sea de las mozas lugareñas o forasteras.

El único representante de esta danza es el Conjunto Autóctono Wititis.

TARQUEADA

La tarka da la melodía a esta danza, que simboliza la presencia de las naciones originarias en el Carnaval de Oruro.

Es una danza ceremonial de agradecimiento a la naturaleza, pachamama o madre tierra.

La tarka se ejecuta especialmente en la época de lluvia, a cuyo son se danza en la Anata (fiesta), siendo un instrumento de madera de tres tipos, según el tamaño, el licu o tayca, que es el más largo, mala o malta que es mediano y el ch’ili, el más pequeño, y éstos son acompañados con instrumentos de percusión como el tambor, bombo y las tamboras.

La música con tarka se toca a partir del 2 de noviembre, cuando se celebra día de los difuntos, hasta el Domingo de Tentación, sin embargo, hay lugares en los que se prolonga incluso hasta la primera semana de pascua que coincide con el comienzo de la cosecha.

El Centro Cultural Rijchari Llajta, originó la presencia de la tarqueda en el Carnaval de Oruro, luego se creó el Conjunto Autóctono Jatun Jallp´a.



Página vista 287 veces














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia