Oruro, 24 de junio de 2018
  • close

XVII Festival de Bandas

6.000 músicos junto a sus bronces proclaman al mundo que las danzas del Carnaval de Oruro son de Bolivia

Los bronces de altura le dedican el festival a la Virgen del Socavón

account_box


EL FULGOR.com
location_city Oruro
date_range 11 de febrero de 2018

La participación de fraternidades como la diablada “Ferroviaria”, la Morenada “Cocanis”, los Tinkus “Llajuas”, los Caporales “San Simón” y el novel Salay “Oruro Bolivia” fueron la novedad de la 17 versión del Festival, que con la interpretación de 6.000 músicos y sus instrumentos de bronce se comprometieron con la defensa de la música y danzas bolivianas.

Con cada uno de los sones y notas que salieron de los instrumentos de bronce, trombones, trompetas, flautas, tambores, bombos y platillos, 6.000 músicos proclamaron al mundo que la Diablada, la Morenada, el Caporal, el Tinku, el Salay y otras danzas que se bailan en el Carnaval de Oruro son de Bolivia, en el marco de la XVII versión del Festival de Danzas.

El espectacular Festival que marca el inicio del Carnaval de Oruro, proclamada por la UNESCO, el 18 de mayo de 2001, como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, se desarrolló el pasado sábado 3 de febrero en la tradicional avenida Cívica, en predios de la Iglesia del Socavón y en homenaje a la patrona de Oruro, la Virgen de la Candelaria, cuya imagen es el centro de la devoción de danzarines y músicos, quienes dan vida al sábado de peregrinación.

Y entre fe y devoción, música y folclor, alegría y emoción, en ausencia del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, la presencia del Vicepresidente, Álvaro García Linera, su esposa Claudia Fernández y su hija, la pequeña Alba, además de autoridades nacionales, departamentales y religiosas, orureños y bolivianos de todo el país, a quienes se sumaron cientos de extranjeros, realzaron el evento cultural que vuelve con más fuerza este 2018.

Morales saludó la actividad a través de su cuenta de Twitter, “Saludamos esta nueva versión de nuestro Festival de Bandas. Recordamos que en la Colonia se ordenó quemar quenas y bombos, se prohibieron danzas y cantos de los indios porque eran del demonio. La música y el baile, siempre han sido arma de resistencia cultural de los pueblos".

Grupo Awatiñas hizo emocionar a los espectadores con sus canciones


A diferencia de años anteriores, las canciones interpretadas por grupos como Llajtaymanta, Awatiñas, Doble Vía, Arraigo y el reconocido intérprete y compositor Yuri Ortuño, que destacó por su potente voz junto a la fuerza de los “Bronces”, la participación de fraternidades tradicionales como la Diablada “Ferroviaria”, la Morenada “Cocanis”, los Tinkus “Llajuas”, Caporales “San Simón” y el Salay “Bolivia Oruro” engalanaron con gracia y fuerza cada uno de estos ritmos propios del acervo cultural de Bolivia, que constantemente se ve amenazado por países que copian las danzas sin reconocer su origen.

Pese a la mañana lluviosa nadie se movió del lugar, la avenida Cívica, quedó pequeña para la cantidad de espectadores. Los músicos, miembros de 84 Bandas, uniformados con los colores de la bandera boliviana, Rojo, Amarillo y Verde le dieron el marco imponente al evento cultural, mientras varias cabinas del Teleférico surcaban el cielo orureño, por donde propios y visitantes llegarán hasta los pies de la Mamita del Socavón, escultura de 45.4 metros de altura que se eleva sobre 3.845 metros sobre el nivel del mar (msnm), en el cerro Santa Bárbara, un atractivo más de la ciudad andina.

La Diablada es de Oruro, es de Bolivia


Músicos defenderán danzas y música de Bolivia

Los miles de músicos de bronce decimos al mundo entero a una sola vos que la Diablada, Morenada, Caporales, Tinkus, Salay y las demás especialidades son danzas de nuestro Carnaval de Oruro (…) Estamos comprometidos en la defensa de nuestras danzas y música, no vamos a permitir que ningún país vecino se apropie de nuestras danzas”, manifestó en la oportunidad el presidente de la Federación de Músicos de Bandas de Músicos Profesionales de Oruro (FEDBAMPO), Boris Villanueva. 

Después de interpretar el Himno Nacional de Bolivia, el Himno del Departamento de Oruro y “Recuperemos nuestro mar”, en señal de adhesión a las acciones judiciales interpuestas por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, comenzó el verdadero Festival, la interpretación de canciones del cancionero nacional que arrancaron aplausos y vítores de los presentes.

Maestros como Egidio Choque, director de la Banda Espectacular Pagador, Ramiro Zuna de la Banda Unión Pagador, Espectacular Bolivia y Juan Carlos Cali de la Banda Súper Ardientes fueron las batutas que dirigieron a los músicos, que acompañaron temas como “Secreto Amor” y “Paloma del Alma Mía” interpretadas por Yuri Ortuño, cuya voz retumbó acompañada por el coro de los participantes.  “Me siento muy orgulloso, privilegiado de estar en esa manifestación tan grande con los bronces de altura”, dijo.

Morenos de la Central “Cocanis” bailaron para los espectadores


Awatiñas, grupo paceño con 44 años de trayectoria, hizo vibrar el corazón de muchos al cantar sus conocidas canciones “Kullakita” (hermanita en aymara) y “Mayata Tunkaru” (Contar de uno al 10), mientras se soltaban papeles de colores y petardos, acciones que levantaba la emoción de la gente que cantaba con cada grupo participante.

Sensacional, es un orgullo para nosotros participar de este Festival, aquí nos reunimos todos los que trabajamos por difundir la música boliviana y mostrar lo que los grupos bolivianos hacemos fuera del país, Jallala Oruro, Jallalla Bolivia”, dijo emocionado Mario Conde, fundador de Awatiñas.

XVII versión del Festival de Bandas


Entonces la música se fusionó con la danza, a la actuación de Llajtaymanta, Arraigo y Doble Vía, se sumaron danzarines de las Fraternidades  “Ferroviaria”, la Morenada “Cocanis”, los Tinkus “Llajuas”, Caporales “San Simón" y el Salay “Bolivia Oruro”.

6.000 músicos pertenecientes a 84 Bandas, que sólo visibilizaron su nombre en uno de los más de 50 bombos que se formaron detrás de los platilleros, fueron uno solo, Oruro, Bolivia. El cierre no fue menos espectacular, porque “Viva mi patria Bolivia” unió todas las voces a los Bronces, para decirle al mundo que las danzas y los ritmos del Carnaval de Oruro son de Bolivia.


Página vista 121 veces














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia