Oruro, Bolivia. 23 de septiembre de 2018
  • close

Oruro muestra al mundo su único e inimitable carnaval

Oruro muestra al mundo su único e inimitable carnaval

EL FULGOR.com
date_range 11 de febrero de 2018

Oruro muestra hoy al mundo su deslumbrante, mágico, único e inimitable carnaval porque su  esencia nace de la devoción de miles de danzarines en la Virgen del Socavón, patrona de los mineros y Reina del sin igual antruejo.

Es único y diferente a los más famosos carnavales del mundo como el de Río de Janeiro en Brasil, Barranquilla en Colombia, Venecia en el viejo mundo o el Mardy Grass de Nueva Orleans, en Estados Unidos porque el sábado es de peregrinación, se baila por devoción y no por diversión.

La devoción a la sagrada imagen que se encuentra en el Santuario erigido para rendirle culto según varios autores, data del año de 1789 cuando un bandido conocido como el Nina Nina, que en realidad se llamaba Anselmo Belarmino era el enamorado de la bella Lorenza Choquiamo cuyo padre se oponía a esa relación.

El sábado de carnaval de ese año, los enamorados decidieron huir para disfrutar lejos de su amor pero en la calle se tropezaron con el padre de Lorenza y entre ambos hombres se inició una feroz pelea.

En breves minutos uno de los hombres cayó al suelo mortalmente herido, mientras una pareja se perdía entre las sombras de la noche. El herido era Anselmo quien  fue socorrido por una hermosa mujer vestida toda de negro que lo llevó hasta el hospital donde hizo que lo atendieran para luego desaparecer misteriosamente.

La mujer hizo llamar al cura que era por entonces Carlos Borromeo Mantilla quien recibió la confesión del agonizante que le reveló que era el Nina Nina y que era devoto de la Virgen de la Candelaria cuya imagen guardaba en un solar abandonado y que era ella quien le había auxiliado.

Anoticiados de este hecho los habitantes de la entonces Villa, llegaron hasta el solar y encontraron un hermoso retrato de la Candelaria pintado en un muro del abandonado lugar.

Desde entonces es que surge la devoción a la Virgen Candelaria que con el trascurso de los años pasa a llamarse la Virgen del Socavón a quien hoy miles de hombres y mujeres, le dedican sus danzas en un recorrido de tres kilómetros.

Esta devoción culmina cuando los bailarines llegan hasta el santuario donde se postran de rodillas ante la imagen de la virgen a quien agradecen por favores recibidos o piden por salud o alguna otra necesidad.

Las escenas que se repiten año tras año son de una profunda e indescriptible devoción a la sagrada imagen, el llanto invade a quienes cumplen su promesa de bailar tres años y otros toda su vida, las lágrimas ruedan por sus mejillas por la emoción de haber cumplido su promesa.

El recorrido de la entrada devocional es inundado por miles de diablos, morenos, china supay, tobas, caporales, kullaguadas, potolos, llameradas, danzas autóctonas y el recién incorporado salay, además de otras, de las 18 especialidades de danza, que con maestría muestran su coreografía y hacen las delicias del público que por miles se acomodan en las graderías construidas a los largo del recorrido.

Es una jornada de danza y peregrinación de un carnaval que fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco), como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Espectáculo aparte constituyen las bandas de música que acompañan a los 52 conjuntos cuyos integrantes ofrecen un espectáculo maravilloso que hace vibrar de emoción al público que alegre acompaña bailando y aplaudiendo.

Es un espectáculo único en el mundo, es el carnaval de Oruro que cada año repite el milagro de la fe y devoción en la sagrada imagen de la Virgen del Socavón.



Página vista 183 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia