Oruro, Bolivia. 14 de noviembre de 2018
  • close

Virgen del Socavón, «Madre de la luz»

En el Carnaval de Oruro los diablos se arrodillan frente a la Virgen del Socavón

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 28 de enero de 2018

Según el Calendario Litúrgico la festividad de la Virgen de la Candelaria es celebrada el 2 de febrero, cuando se recuerda la presentación de Jesús en el templo de Jerusalén después de su nacimiento y la purificación de María.

La iconografía de la Virgen de la Candelaria se basa en el episodio bíblico de la Presentación del niño Jesús en el Templo de Jerusalén como la Luz del Mundo, por ello se dice a la Virgen: Madre de la Luz.

La virgen sostiene la candela o vela de la que toma nombre y lleva una canasta con un par de tórtolas.

Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de la Candelaria, es una advocación de la Virgen María, y en Oruro también se la llama Virgen del Socavón, que es la principal inspiración de la más grande expresión de fe, el Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

De acuerdo con los relatos que tratan de explicar la devoción a la Virgen del Socavón o de la Candelaria, se señala que todo empezó cuando se encontró el cuerpo del famoso ladronzuelo Nina Nina y el descubrimiento de la imagen de la Virgen en su guarida, en 1789.

Sin embargo, Fray Bernardino Zanella sostiene que la devoción a la Virgen del Socavón es mucho más antigua, ya por la segunda mitad de 1500, cuando llegaron los Agustinos invitados al altiplano por el encomendero de Paria, Lorenzo de Aldana.

Esta referencia se encuentra en el libro “Nuestra Señora del Socavón”, en la que Zanella sostiene que documentos anteriores a la muerte del Nina Nina, demuestran esa antigua devoción, pues se nombra la “Capilla del Socavón” en una acta notarial del 28 de febrero de 1757, en un documento de 11 de agosto de 1770, Diego de González se presenta así: “El licenciado Don Diego de González, Clérigo presbítero, domiciliario de este Arzobispado y Capellán del Santuario de Nuestra Señora en su capilla del Socavón”, se observa que ya se usa el título de “Santuario”.

Es así que una serie de documentos muestran la devoción a la Virgen del Socavón, por parte de la población orureña, incluso ya existe una cofradía que se llama “Nuestra Señora del Socavón”.

Un dato interesante es que, en su testamento del 9 de junio de 1779, don Diego de González deja una importante suma de dinero a favor de la Virgen del Socavón, para que sean celebradas misas por su alma. En el documento parece como testigo el mismo Sebastián Pagador, líder del levantamiento del 10 de Febrero de 1781, con los hermanos Juan de Dios y Jacinto Rodríguez. En este documento González llama con expresiones muy tiernas a la Virgen del Socavón: “Mi heredera universal, Soberana Reyna de los Cielos, mi alma y Señora del Socavón”.

Entonces se puede decir que la devoción a la Virgen del Socavón tuvo un nuevo impulso con el descubrimiento de la imagen, y posiblemente las primeras manifestaciones del carnaval como danza hacia la Virgen estén relacionadas a esa fecha.

En el mismo texto de “Nuestra Señora del Socavón: Memoria, reflexión y desafíos en el “Taypi de Oruro”, editado por el Gobierno Autónomo Municipal (GAMO) junto a la Comunidad de los Siervos de María, el fray Jairo de Jesús Salazar Correa se refiere a la Virgen del Socavón como la “portadora de luz e inspiradora de belleza”.

“No sabemos cuándo, en un modesto tapial situado en las laderas del cerro Pie de Gallo, la mano hábil de un artista en ignoto, plasmó la belleza, la figura tierna de María la Madre del Señor; el hecho aparentemente insignificante, pasó desapercibido por los historiadores”, manifestó Jairo, pues hasta el momento nada se sabe del autor de la imagen de la Virgen Morena que llegó a estas altas tierras de los Urus para ser la unificadora de los hombres divididos a causa de la edad, nación, de la raza, de la religión, de la riqueza, de la educación.

Habla además del camino de la belleza, asegurando que es el único verdadero sobre la tierra, pues permite y establece la comunión con lo divino. La Biblia, el libros agrado comienza con un edén maravilloso y terminan la ciudad de la plenitud, la Jerusalén celeste, edificada en piedras preciosas.

“Pero la belleza no puede contemplarse sin la luz, por eso Dios creó la luz antes de todas las cosas, para que todo tuviera su forma y su figura. Desde el punto de vista iconográfico la Virgen del Socavón es la portadora de la luz. En su mano derecha sostiene un cirio encendido como signo de la fe y para alumbrar nuestro caminar de peregrinos; con su mano izquierda nos presenta a Jesús Luz para iluminar a las naciones y gloria de su pueblo”, así expresa Fray Jairo el significado y el sentimiento que inspira la patrona de los mineros y reina del Folklore de Oruro.

Es así que este próximo 2 de febrero Oruro nuevamente se vestirá de fiesta para celebrar a su guía y protectora, quien salvó al pueblo Uru del dios de las tinieblas, que según la leyenda mandó cuatro plagas: hormigas, un sapo, una víbora y un lagarto, para acabar con los primeros habitantes de esta tierra, pero la bella ñusta acabó con las huestes y venció al mal.

Los mineros durante la colonia no tenían muchos días de permiso, más que en los que se celebraba el carnaval, por ello, es que la peregrinación hacia el Santuario para homenajear a su patrona, se la realiza el sábado antes del carnaval.

Por ello, que esta devoción a la Virgen del Socavón o de la Candelaria, se convierte en una de las más importantes a nivel mundial, convocando a miles de devotos nacionales y extranjeros, en una promesa de fe.

El jueves 1 de febrero se realizará la procesión de cirios, hasta el Santuario del Socavón, y el viernes 2 de febrero miles de devotos visitarán a la Virgen de la Candelaria.

Y el sábado 10 de febrero miles y miles de creyentes danzarán por más de 3 kilómetros hasta llegar a sus pies.


Página vista 489 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia