Oruro, 24 de junio de 2018
  • close

San José con las “baterías” cargadas

· Los Santos cumplieron la etapa más importante antes de un campeonato y ahora se enfocan en el torneo Apertura.
· La sesión en los arenales orureños sirvió de mucho para tener una mejor resistencia física.

Los Santos cumplieron la etapa más importante antes de un campeonato

account_box


El FULGOR.com
date_range 21 de enero de 2018

Ya están volando”, fue la frase que emitió el técnico de San José, Eduardo Villegas a sus dirigidos, tras cumplir la penúltima sesión de trabajo físico en los arenales de Oruro. Los Santos cerraron el trabajo más exigente de la pretemporada en tres turnos, donde las siete sesiones en los arenales fueron beneficiosas para tener una resistencia óptima de cara a cada partido del torneo Apertura.

Las “baterías” se encuentran recargadas en la plantilla de San José y eso causa satisfacción en el cuerpo técnico que, tras el amistoso contra Bolívar, el sábado en Oruro, ahora alista el plan de trabajo para afinar el sistema para empezar con un triunfo contra Nacional Potosí, el sábado 27 de enero en el estadio Jesús Bermúdez.

Diferentes trabajos se realizaron en los arenales.

Hemos percibido en los jugadores voluntad, entusiasmo, predisposición para hacer el trabajo, y hemos visto que fue realizado de manera efectiva”, evaluó Villegas que busca un equipo veloz apuntando también al partido contra el Nacional de Ecuador, por Copa Sudamericana, el jueves 22 de febrero.

La pretemporada en San José fue diferente en los arenales de Oruro, por la implementación de algunos elementos de tecnología por el preparador físico Jaime Jiménez. El orureño que se especializa cada año en la ciencia de la pretemporada, implementó tecnología para recabar datos más precisos de la evolución física de los jugadores de San José.

Las subidas y bajadas de los arenales de Oruro fueron aprovechados.


Cada jugador fue dotado de relojes con frecuencímetro para medir el ritmo cardiaco durante los trabajos en los arenales. De la misma forma, dos jugadores llevaron chip de GPS para medir los kilómetros de recorrido, las caminatas, las des-aceleraciones, aceleraciones, y las velocidades que emplearon los Santos.

Jiménez detalló que en cada semana con los ejercicios en los arenales de Cochiraya (zona Norte de la ciudad de Oruro), se buscó que los jugadores transiten 150 kilómetros, los cuales, en terreno normal equivalen a más de 220 kilómetros. Con toda su experiencia, el preparador físico orureño empleó diferentes trabajos para que el equipo mejore la reacción.

Dominio del balón fue fundamental en la pretemporada.

Hubo muchas mejoras, del primer día a este, hemos excelentemente aprovechado, si bien que nos falta mucho tiempo para terminar la pretemporada. Esta es la primera fase, nos falta dos pero en el partido de La Paz se mostró que hemos alcanzado un nivel bastante interesante y eso nos causa satisfacción”, sostuvo el preparador físico que alista un libro específico sobre la pretemporada.

A diferencia de pasados años donde el trabajo debía empezarse de cero, actualmente se calcula el nivel físico de los jugadores para evitar desgarros. Una mayoría de los santos tuvieron un nivel de resistencia del 40 por ciento que posibilitó trabajar más rápido la pretemporada.

Carrera con paracaídas.

El trabajo de pretemporada le durara a los Santos para los siguientes dos meses, pero el cuerpo técnico pretende aprovechar el parate por la fiesta de carnavales en febrero para realizar otra carga más de cara al partido contra Nacional de Ecuador, por Copa Sudamericana, el jueves 22 de febrero.

Los santos vuelan, casi como un avión en una parte física que es el principal factor para encarar cualquier torneo profesional. Ahora el trabajo pleno se encuentra bajo cargo del técnico Villegas que implementará el mejor sistema para tener un San José ganador.

El preparador físico, Jaime Jiménez calibra el reloj de José Luis Tancredi, que sirve para medir ritmo cardíaco.



Página vista 236 veces














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia