Oruro, Bolivia. 14 de noviembre de 2018
  • close

Morales fija plazo de un año para debatir artículos cuestionados

El presidente Evo Morales y los dirigentes de la CONALCAM, en el Palacio de Gobierno.

EL FULGOR.com
date_range 21 de enero de 2018

A un mes de la promulgación del nuevo Código del Sistema Penal, que movilizó a más de 10 sectores de la población boliviana para rechazar y pedir su abrogación total, el presidente Evo Morales determinó socializar y debatir el contenido de la norma penal, por el periodo de año, con la posibilidad de modificar la redacción de los artículos cuestionados, para lo cual invitó a los movimiento sociales, instituciones y a todos los sectores de la población a presentar sus propuestas de modificación de los artículos cuestionados.

“A partir de este momento nos damos plazo un año para socializar, para debatir los artículos cuestionados por los movimientos sociales o por grupos de profesionales o algunas preocupaciones de cualquier sector social (...) y si de verdad algún artículo afecta a algún sector social, estamos dispuestos a modificar o perfeccionar la redacción correspondiente”, anunció Morales rodeado de los representantes de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) al término de la reunión de evaluación social.

Después de que los profesionales médicos, levantaron el paro general indefinido que cumplieron durante 49 días, hasta lograr la derogación el artículo 205 referido a la negligencia médica, el Gobierno enfrentó en las primeras dos semanas de enero de 2018, una serie de medidas de presión, como el paro persistente de un sector de salud, huelgas de hambre de políticos opositores, paros cívicos en los departamentos de Potosí, Cochabamba, Chuquisaca, Santa Cruz y la ciudad de El Alto, bloqueos de carreteras y anuncios de paros escalonados de la Central Obrera Boliviana (COB) en demanda de la abrogación total del Código del Sistema Penal.

Los conflictos también se mezclan con el rechazo, de algunos sectores, a la sentencia constitucional que habilita al presidente Evo Morales a otra elección.

José Alberto Gonzáles, presidente de la Cámara de Senadores y Gabriela Montaño, presidenta de la Cámara de Diputados.


También salieron a las calles y declaran en los medios de comunicación, algunos grupos de oposición al Gobierno que buscan articular plataformas, comités y agrupaciones ciudadanas para magnificar las expresiones de empoderamiento al resultado del 21F.

Morales respondió a todos los sectores movilizados con la apertura de su Gobierno a la revisión y de ser necesario modificar los artículos que afecten a los intereses sectoriales de la población.

El jefe de Estado sostuvo que la Asamblea Legislativa pudo haber cometido errores en el proceso de socialización, pero que no actúo con la intención programada de dañar a algún sector social como lo quieren hacer ver algunos medios de comunicación y redes sociales, promoviendo acciones sediciosas contra el Gobierno del Movimiento Al Socialismo  (MAS).

Después de socializar y debatir el nuevo Código en el lapso de un año, Morales y la Conalcam no descartaron convocar a un gran encuentro nacional para dar respaldo social a esa norma.

Los profesionales de la salud cumplieron un paro de 47 días.


CONSPIRACIÓN POLÍTICA

Pese a la predisposición que mostró el Gobierno, respaldado por las organizaciones sociales que conforman la CONALCAM, las protestas sociales continuaban su curso, motivados por rumores que circulan a través de los medios de comunicación y las redes sociales sobre una aparente convulsión social que se había generado en Bolivia a consecuencia del Código Penal y el 21F, situación que fue rechazada por presidente Morales asegurando que se trata de una conspiración política que intenta desacreditar y debilitar su Gobierno.

“En Bolivia no hay una convulsión, lo que hay es una conspiración de grupos de la derecha contra nuestra revolución democrática cultural y de los movimientos sociales”, subrayó el Primer Mandatario.

Las aseveración del Jefe de Estado, fueron respaldadas por el ministro de la Presidencia, René Martínez, quien destacó que no existen razones para continuar con las medidas de presión, toda vez que se ha dispuesto la socialización del Código Penal con la posibilidad de introducir las mejoras necesarias a la norma penal,  y que insistir en este  tema sería una acción de conspiración y de afanes golpistas.

Seis departamentos acataron paros cívicos rechazando el nuevo Código del Sistema Penal.


METODOLOGÍA DE SOCIALIZACIÓN

Los presidentes de la Cámara de Diputados y Senadores, Gabriela Montaño y José Alberto Gonzales, respectivamente, ratificaron que los artículos cuestionados pueden ser modificados “si fuera necesario” y anunciaron que presentarán una “metodología” que les permita reunirse y recibir a todos los sectores que tengan dudas o cuestionamientos respecto al nuevo Código Penal.



Página vista 184 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia