Oruro, 19 de enero de 2018
  • close

CAPUZ CULTURAL

La fiesta de los Reyes Magos

Melchor, Baltazar y Gaspar, los tres Reyes Magos

account_box


El FULGOR.com
location_city Oruro, Bolivia
date_range 07 de enero de 2018

En nuestra añeja ciudad, se van perdiendo tradiciones y costumbres, y una de ellas, es la antigua Fiesta de los Reyes Magos, muy venerada en época colonial y republicana, sin dejar de mencionar que fue muy tradicional en los hogares donde se levantaban los “Nacimientos” en los hogares de nuestros abuelos.

Inicialmente, las abuelas que armaban el Nacimiento, debían dejarlo desde la Natividad hasta los “Reyes”, contando exactamente doce días desde el 25 de diciembre al 6 de enero. Según la creencia, como uno se porte sería en el mes que caía dentro de esos doce días.

El día de los Reyes, era la fiesta de los niños y las niñas, pues se dejaba los zapatitos en la ventana porque la creencia era que los Reyes Magos buscando la Estrella de Belén pasaban por los hogares donde había niños y niñas y como símbolo de los regalos que llevaban al Mesías, dejaban regalos en los zapatitos.

Las abuelitas, reunían a toda la familia para degustar un chocolate con buñuelos y obligaban a toda la familia a bailar los tradicionales villancicos, ejecutados improvisadamente con armónicas, tamborcillos, chullu chullus y el infaltable pajarillo, este último, un instrumento hecho de lata y que funcionaba con agua. Sosteniendo el pañuelo con las dos manos, en medio de la alegre música de villancicos, se bailaba para el Niño Jesús.

Nacimiento en el Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Oruro


En nuestro contexto, la Fiesta de los Reyes, vino a ser una de las más importantes en la Villa. La representación de estos personajes no era casual, el primer Rey Mago Melchor, era de raza blanca y normalmente se lo representaba como alguien viejo; el segundo rey Mago, es Gaspar, que en aquellos tiempos era mestizo o de raza cobriza y joven, y el último era Baltazar que representaba al Rey Negro.

Estas representaciones tenían por objeto reunir a las tres razas que en ese tiempo se conocían, pues el segundo Rey Mago como nos muestra alguna y escasa iconografía de ese periodo, en algunos casos  la representación se ajusta al Inca o al Indígena pues al conocer los habitantes del Nuevo Mundo se integró a los continentes en ese tiempo conocidos (África, Europa y América).

En resumen, la representación era del Español, el negro y el indígena. Además, en la iconografía se representan a los animales de la misma manera, Melchor venía en caballo, Gaspar en un Camello y Baltazar en un elefante. Estos elementos fueron variando y al final solo se los representaba de pie. Lo que llama la atención es que el segundo Rey Mago, traía incienso como regalo para el Niño Jesús, y esto es muy simbólico por el uso que cotidianamente se da en las “Ofrendas” a los Achachilas y a la Pachamama.

Monseñor Cristóbal Bialasik bendice al Niño Jesús


De esta manera, la fiesta culminaba con un agradable chocolate y con los regalos que los Tres Reyes Magos traían: Oro, Incienso y Mirra que simbólicamente se dejaba a los pies del Nacimiento y se iniciaba la fiesta de la adoración al “Niñito”. Algún abuelo, contaba la historia reflejada en la historia Sagrada para comprender el significado de esta fiesta.

Estas costumbres, se van perdiendo poco a poco, no nos queda más que cantar un viejo villancico popular muy añejo de los Reyes en los pocos Nacimientos que aún quedan en nuestra ciudad:

Los  tres reyes de Oriente

Piden chicha y aguardiente

Alegría alegría

En el día de María


Página vista 20 veces














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia