Oruro, 27 de mayo de 2018
  • close

EDITORIAL

Se avizora un año difícil

Se avizora un año difícil

EL FULGOR.com
date_range 07 de enero de 2018

Es una costumbre nuestra en cada inicio de un nuevo año expresar deseos de prosperidad, de bienestar, de salud para nuestros amigos y parientes y para nuestro país.

Este fin de año, no fue diferente ya que todos los bolivianos expresamos nuestros deseos de paz y bien para todos, sin embargo,  este 2018, llegó bajo el signo del conflicto liderado por los médicos que se oponían a la vigencia de un artículo del nuevo Código del Sistema Penal Boliviano.

Los médicos bolivianos llevan adelante,  una inédita medida de huelga general y de hambre, con cierre de los centros hospitalarios a excepción de los servicios de emergencia para presionar al gobierno y derogar el artículo 205 de la norma citada ya que, afirman, criminaliza su trabajo.

A este movimiento se unieron otros sectores como el transporte pesado y los gremiales que exigen la eliminación total del código promulgado por el vicepresidente Álvaro García, de forma muy apresurada, según varios analistas políticos, en ausencia del presidente Evo Morales que se encontraba de viaje en Europa.

Otros colegios de profesionales denuncian que la nueva norma que debe entrar en plena ejecución recién el 2019, contiene artículos que penalizan la protesta ciudadana a quienes lideren manifestaciones en contra del gobierno.

Denuncian un cálculo político ya que entonces, el país vivirá la campaña electoral con miras a las elecciones generales en las que el partido en función de gobierno, asegura tendrá como candidato a Evo Morales.

Otros sectores como la Federación de Juntas Vecinales de Cochabamba, denuncian que la norma es copia de la que existen países que aplican el denominado socialismo del siglo XXI y reclaman su derogación total, para ello mantienen una huelga de hambre.

Los denominados movimientos sociales que apoyan al gobierno del presidente Morales también hicieron escuchar su voz de defensa de la norma y los cocaleros del Chapare, advirtieron incluso con la toma de los centros médicos.

Mientras que los cocaleros de los Yungas paceños se unieron a la protesta de los médicos y anuncian medidas de presión porque la norma no fue consensuada.

Se avizora un año difícil


El gobierno a través del ministro de Gobierno Carlos Romero, denunció que detrás de la huelga general y de hambre de los médicos se oculta un movimiento político que tiene el objetivo de desestabilizar la administración del presidente Morales.

En una conferencia de prensa efectuada el miércoles pasado dijo que los dirigentes de los médicos luego de firmar un pre acuerdo que daría fin al conflicto y posibilitaría el retorno de los galenos al trabajo, consultaron su contenido con líderes políticos de la oposición.

Sin embargo, varias asambleas efectuadas por los colegios médicos departamentales rechazaron el pre acuerdo debido a que dice que el  artículo 205 queda suspendido, cuando la exigencia es su abrogación, es decir, no su modificación parcial sino su anulación definitiva.

Pasado el mediodía del jueves 4 de enero, el presidente Morales luego de una reunión con el Conalcam, anunció la derogación del artículo 205, del 137 y la revisión de dos más que penalizan la protesta ciudadana.

Los médicos reaccionaron de inmediato y esta vez exigen la abrogación de todo el Código del Sistema Penal Boliviano.

Un año que comienza con varios conflictos que surgieron luego de la denuncia de los médicos que empujaron a un análisis más profundo del nuevo código penal que según la presidenta de la Cámara de Diputados, lleva cuatro años de elaboración y análisis.

Una nueva norma que regulará la vida de todos los bolivianos debería ser consensuada con todos los sectores y no ser impuesta por una circunstancial mayoría parlamentaria, es el destino de todos los bolivianos el que está en juego y no sólo de una parte de nuestra población.

En su contenido hay otros artículos que recién son analizados por otras instituciones como las asociaciones de periodistas, que afectarán  su desempeño profesional por eso es que se avizora un año difícil con nuevos conflictos.



Página vista 135 veces














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia