Oruro, 24 de junio de 2018
  • close

Suman esfuerzos del sector financiero para frenar cambio climático mundial

Inauguración de la cumbre One Planet.

EL FULGOR.com
date_range 17 de diciembre de 2017

Gobiernos, bancos, empresas e inversionistas anunciaron en Paris, durante la Cumbre “‘One Planet” organizada por el presidente  de Francia, Emanuel Macron, sus compromisos de gestionar grandes sumas de capital y dar la espalda a la explotación de energías fósiles para hacer posible un futuro bajo en emisiones de carbono que beneficie a todas las personas del mundo.

Medio centenar de jefes de Estado y de gobierno asistieron a la Cumbre Climática, entre ellos el presidente Evo Morales, la británica Theresa May, el español Mariano Rajoy, el mexicano Peña Nieto y varios presidentes africanos.

Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, dijo que se han movilizado miles de millones de dólares, por parte del sistema de las Naciones Unidas, gobiernos e inversionistas, para llevar a cabo una transformación a nivel mundial en sectores como la energía o la agricultura, y que se suman a los flujos de financiamiento que ya se pusieron en marcha en la conferencia de París en 2015.

Entre los compromisos anunciados, el Banco Mundial afirmó que dejará de financiar la exploración y extracción de petróleo y gas después de 2019 y que se acerca al objetivo de “que el 28% de sus préstamos para 2020 se destinen a la acción climática”.

“Estamos determinados a trabajar con todos ustedes para implementar las políticas adecuadas, lograr que las fuerzas del mercado se muevan en la dirección correcta, poner dinero sobre la mesa y acelerar nuestra acción”, afirmó el presidente de la institución, JimYong Kim.

Además la Comisión Europea financiará con 9.000 millones de euros la lucha contra el cambio climático en ciudades sostenibles, energías limpias y agricultura sostenible. La Fundación Bill y Melinda Gates destinará como mínimo 300 millones de dólares para la adaptación de la agricultura al cambio climático.

A modo de conclusión de la cumbre, el presidente francés leyó una decena de medidas, no todas cuantificables en términos económicos. Por ejemplo, la creación de una red de bancos centrales y autoridades financieras, entre ellas los Bancos de Francia, México, China, Inglaterra y Alemania que tendrán en cuenta la amenaza climática en su tarea de supervisión del sector.

También fue destacada una coalición de fondos soberanos, dirigidos por Noruega y Francia, que dirigirán sus inversiones hacia programas de acción climática.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que hará falta un promedio de 3,5 billones de dólares anuales de inversiones en el sector energético durante 30 años, es decir, el doble de la cifra actual, advirtió el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

El Presidente Evo Morales


Las 100 compañías más contaminantes

Un grupo de 225 fondos de inversión—denominada Climate Action 100+— que gestionarán recursos económicos por un valor que supera los 22,4 billones de euros, lanzó una iniciativa para presionar a las 100 compañías internacionales que más emisiones de gases de efecto invernadero expulsan.

Entre las compañías identificadas se encuentran las más grandes empresas petroleras, que visitaron  Santa Cruz en el Foro de Países Exportadores de Gas, como Gazprom, Shell, Total, Repsol, Gas Natural, Exxon Mobil, BP, Imperial Oil, entre otros.

También son emisoras de gases de efecto invernadero empresas eléctricas como Panasonic, ENEL o General Electric Company; firmas fabricantes de automóviles como Fiat, General Motors, Ford, Nissan o Volkswagen e incluso fabricantes de aeronaves tales como Airbus y la Boeing.

Las compañías multinacionales que fabrican alimentos tampoco están exentas de su responsabilidad de aumentar el calentamiento global del planeta, por sus emisiones directas e indirectas que están asociadas a los productos que elaboran, entre ellas se incluyen Nestlé o Pepsi Co.

A este centenar de multinacionales, los fondos de inversión que presentaron la iniciativa les piden que tomen medidas para reducir los gases de efecto invernadero que generan y que esos planes sean coherentes con el objetivo del Acuerdo de París de limitar a final de este siglo el aumento de la temperatura media mundial a dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

Desinversión en el carbón

A la iniciativa de los fondos de inversión se unieron anuncios concretos de retirar su inversión (desinversión) de compañías que se dediquen mayoritariamente al negocio del carbón,  entre ellas destacan la aseguradora AXA que retirará 2.500 millones y el banco ING que hasta el 2025 reducirá a cero sus inversiones y que más bien virarán su intención de aumentar sus inversiones en energías renovables, que no emiten gases de efecto invernadero.

Pese  a la ausencia gubernamental de Estados Unidos, que por decisión del presidente Donald Trump, abandonó  en junio el Acuerdo de París, que pretende limitar el calentamiento global por debajo de +2ºC, el fondo de pensiones de los trabajadores públicos de California —el mayor de este tipo de EE UU— anunció que ya ha retirado sus inversiones de las centrales de carbón.

Inundaciones en el Beni.


Programas sostenibles

La ONU Medio Ambiente y BNP Paribas (uno de los principales bancos de Europa y Francia) firmaron un acuerdo para establecer programas de financiamiento sostenibles en los países en vías de desarrollo, que generen un impacto ambiental y social medible, donde se prevé financiamiento de capital de 10 mil millones de dólares para 2025.

Los proyectos a ser financiados estarán centrados a mejorar la productividad, la electrificación rural renovable, restauración y protección del paisaje forestal, proyectos de resiliencia climática y ayudarán a los países y comunidades a alcanzar los objetivos de seguridad alimentaria, acceso a programas hídricos y energéticos.

Los grandes ausentes

A este importante evento, no acudieron la canciller alemana, Angela Merkel ni el presidente ruso, Vladímir Putin ni el líder chino, Xi Jinping, pero la ausencia que dominó la reunión fue la del presidente estadounidense, Donald Trump.

Sin embargo, el Gobierno de la primera potencia económica mundial y segundo emisor de gases contaminantes, tras China, estuvo representado por un alto funcionario de la Embajada en París. La sociedad estadounidense, y su sistema político en toda su complejidad, sí estuvo en París —empresarios, filántropos, gobernadores y otros políticos— y lo hizo con un mensaje raramente hostil hacia su presidente. “Ha adoptado una decisión que no se basa en los hechos, ni en la ciencia, ni en el sentido común. Es una decisión autodestructiva”, dijo el exsecretario de Estado John Kerry, que participó como miembro de la Administración de Barack Obama en la negociación del acuerdo de París. “El pueblo americano mantiene el compromiso”, aseguró.

Sequía en Chuquisaca.


Más...
Morales defendió los derechos de la Madre Tierra y propuso crear un Tribunal Ambiental
Carbón: de principal fuente de energía al contaminante más peligroso




Página vista 123 veces














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia