Oruro, Bolivia. 21 de octubre de 2018
  • close

La pasión de Grover Veliz por su Pueblo y su Arte

El maestro ha dedicado más de tres décadas de su vida a la cultura orureña

Equipo del programa Pueblo y Arte

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 17 de diciembre de 2017

Grover Veliz Gonzales es un maestro apasionado en lo que hace, es perseverante y un orureño que ama a su tierra. Tiene una pasión por su Pueblo y su Arte, le ha dedicado más de tres décadas de su vida a sembrar cultura en los estudiantes. Los frutos se verán en el futuro de un pueblo culto y Grover lo sabe, por ello sigue perseverando en tan noble propósito.

El profesor o maestro de escuela es el creador del programa televisivo y radial denominado “Pueblo y Arte” que se difunde desde hace 34 años por varios medios televisivos y radiales, además de haber logrado impreso de una separata para difundir la vida de personas dedicadas al arte, historia y cultura.

Desde ese espacio comunicacional promueve sinergias culturales para que niños y jóvenes conozcan la historia y costumbres del departamento y del país, además de tocar temas la arquitectura colonial legada desde hace muchos y valorar la lengua nativa como es el quechua y aymara a través de concursos de poesía.

La historia del maestro se inicia hace 34 años cuando Grover Veliz concluyó sus estudios en la normal para dedicarse al campo de la educación, pero por su amor al arte inició el programa televisivo Pueblo y Arte, plan que llevó adelante y del cual a pesar de no tener apoyo por la falta de publicidad al tema cultural le dejó satisfacciones.

¿Pero cómo nace este deseo de impulsar la actividad cultural?, según cuenta nace la iniciativa desde que estudiaba en la normal de maestros de La Paz “Simón Bolívar” cuando a sugerencia de sus maestros surgió la idea de editar una revista titulada “Tinta Loca” de la cual se publicaron varios números.

Al concluir sus estudios retornó a Oruro y conoció al profesor Gualberto Palomeque en el colegio Anglo Americano, quién junto al señor Alfredo Rivera realizaban un programa televisivo y fue de esta manera que empezó a trabajar en la escenografía diseñando las letras de plastoformo para ser colocadas en una tela y la instalación de la iluminación debido a que en esa época no había paneles ni sets donde producir los programas.

Este primer trabajo de apoyo le apasionó tanto que pensó en dar a conocer la obra y vida de artistas orureños que en esa época Oruro era el semillero de los más grandes como Erasmo Zarzuela, Walter Vargas y otros que dieron su vida por el arte, en un programa de 15 a 20 minutos aproximadamente.

En esa oportunidad empezó a trabajar con ese proyecto con Rodolfo Zuna, Lupe Peláez, Gualberto Palomeque y Wilfredo López, con los que inició este programa en canal 5 ubicado en la calle Soria Galvarro y Bolívar donde algunos periodistas realizaban programas como Jorge Barrientos, Pedro Dip Nasur, quienes le brindaron su apoyo.

En esa oportunidad Rodolfo Zuna era el encargado de editar el programa por la noche, puesto que en esa época la tecnología no era la más adecuada, motivo por el que Gualberto Palomeque realizaba la voz en off muchas veces en la madrugada y concluían la edición incluso a las seis de la mañana.

En esta primera temporada Grover Veliz pasó junto a las personas con las que trabajaba muchos tropiezos que fueron solucionados al pasar el tiempo desde 1982 cuando se emitía la convocatoria para concursos de dibujo, pintura, escultura para niños, convocatoria que se amplió para las zonas periféricas y municipios del departamento.

Grover Veliz, le dedica su esfuerzo a la cultura


De esta manera surgió la idea de buscar apoyo de maestros que conocían las bases para emitir convocatorias de los concursos que eran dirigidos por varios conductores entre ellos Freddy Bernal Escalante, Alicia Navía Mier, Wilfredo López que lamentablemente falleció hace 19 años, Marcelo Elío, Rudy Uriel Mamani que era técnico y que apoyaba en la producción y Elia Cabrera y otros periodistas.

Posteriormente se trasladó al Canal Universitario donde se efectuaban los concursos en un ambiente pequeño de la radio, en una segunda etapa se ampliaron los concursos de poesía, concursos intercolegiales basados en historia general, historia del arte, de conocimientos generales en distintas áreas y asignaturas con la participación de alumnos de varias unidades educativas.

De esta manera Pueblo y Arte fue creciendo de temporada en temporada donde se logró la participación de los jóvenes que llegaron a conocer pormenores de la arquitectura colonial para rescatar la esencia de edificaciones no solo de la ciudad, también del área rural donde se tomaron fotografías que permitieron realizar un trabajo de investigación que fue publicado en los periódicos nacionales Presencia y Opinión.

Este trabajo de investigación fue la base de un libro publicado sobre las iglesias coloniales editado por la familia Quisbert que no se llegó a difundir, pero cuyos originales son resguardados hasta la actualidad porque el trabajo se realizó junto al artista plástico Mario Medina Alarcón.

Es de esta manera se logró también que el grupo Llajtaymanta escriba e interprete una canción dedicada a este programa, se pudo sacar la personería jurídica del programa y se obtuvo el registro del programa Pueblo y Arte para continuar trabajando profesionalmente.

LIBROS

Durante estos años se realizó trabajos de investigación que permitieron la publicación de libros. Uno basado en la historia de las unidades educativas en el que se refiere a los históricos de los establecimientos educativos, el segundo libro editado fue el dedicado al grano de oro titulado Leyenda y Tradición de la Quinua que fue entregado al Presidente Evo Morales, además de contar con aproximadamente 24 libros empastados de todos los recortes de las actividades realizadas en los 34 años de vida del programa.

“Todo esto es muy satisfactorio para mi porque se tuvo un resultado gracias al apoyo y trabajo realizado por las personas que trabajaron en el programa Pueblo y Arte”, asegura Veliz.

La semilla que hoy se siempre en la niñez tendrá sus frutos mañana


TROPIEZOS

Pero esta labor no fue fácil como parece, durante estos años surgieron varias dificultades por la falta de apoyo económico para el programa dedicado a la labor artística y cultural puesto que se tuvo que invertir incluso en el sueldo que percibía como maestro.

En una entrevista, el conocido periodista Mariano Baptista al conocer que Veliz pagaba el alquiler al canal televisivo de la universidad, este le manifestó que debía ser al contrario puesto que la Universidad debía apoyar e incentivar este tipo de programas.

Durante ese ínterin tuvo el apoyo del propietario del matutino La Patria, Enrique Miralles con quien firmo un convenio hace años para difundir las actividades de Pueblo y Arte, el cual se mantiene hasta la actualidad.

Al margen, recuerda que la falta de recursos también provocó que exista problemas al interior de su hogar puesto que estaba tan absorto por el programa que dejaba en muchas ocasiones a su familia a pesar que desde muy niño su hijo trabajaba en el programa apoyando en el manejo de las cámaras y posteriormente al pasar los años en la edición del mismo.

Recuerda que en la época en la que periodistas empíricos crearon la asociación departamental, le invitaron a afiliarse por el trabajo que realizaba en el canal, pero al haber estudiado para ser maestro prefirió no incorporarse a este sector por ética, es quizá de esta manera que su hijo Cristian estudió la carrera de Comunicación Social, motivo por el que es su mano derecha porque creció realizando el trabajo técnico y de edición de los programas.

Recuerda que durante estos 34 años aproximadamente trabajaron unas 70 personas para quienes creó fuentes de trabajo, algo que se plasmó en un libro donde se cuenta la historia de Pueblo y Arte en la que trabajaron periodistas, presentadores, técnicos y actualmente son aproximadamente 15 personas que apoyan esta labor percibiendo una remuneración económica.

“Pueblo y Arte ha servido para muchas personas como una escuela donde aprendieron a desempeñarse en muchas labores, sean como conductores, editores, investigadores, camarógrafos y otros”, manifestó.

ENFERMEDAD

A pesar de tanto trabajo, hubo un periodo que tuvo que dejar el programa en manos de su hijo debido a que se encontraba aquejado por una enfermedad que le alejó de los medios durante un buen tiempo y por el que tuvo que deshacerse de muchos equipos con los que ya había logrado armar un set por lo que actualmente continúa realizando el programa en ambientes del canal universitario.

La gravedad de la enfermedad hizo que hasta el momento continúe con tratamientos para seguir trabajando todo por amor al arte y la necesidad de continuar formando generaciones que tengan conocimiento de la historia y arte de nuestro país.

Este problema de salud provocó que surja algún distanciamiento con su familia puesto que debió empezar otro tipo de vida para seguir adelante, algo que no superó hasta el momento y que espera hacerlo para no quedarse solo puesto que su única alegría y satisfacción actualmente son los logros que obtiene a través del programa Pueblo y Arte.

Pueblo y Arte celebra 34 años de creación


ANÉCDOTA

En tantos años de trabajo recuerda que durante estos años nunca le falló ningún presentador, pero como no todo es perfecto hubo un día en el año 1986 en el que ya debía iniciar el programa y no llegaba el presentador motivo por el que en su nerviosismo corrió a la carrera de Comunicación Social que estaba cerca del canal en busca de un estudiante para presentar el programa invitándoles como una especie de practica, pero como no tenían experiencia no pudo lograr la ayuda de nadie.

Ante este percance se prestó un traje y tuvo que presentar el programa con unos nervios que eran evidentes puesto que temblaba porque nunca había realizado este trabajo, en ese instante vio al presentador y lo recibió con un fuerte aplauso, lo que le sirvió para que nunca más se confíe y hasta la actualidad lleva para cada programa una muda de ropa para salvar la presentación si llegase a faltar algún presentador.

Es de esta manera como Grover Veliz logró muchos éxitos por los que fue distinguido a nivel nacional y departamental, algo que le inspiró también para premiar a periodistas y otras personas por el apoyo incondicional a la cultura y que se plasma en una medalla que es entregada a nombre de Pueblo y Arte anualmente.



Página vista 268 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia