Oruro, 26 de abril de 2018
  • close

La verdad: primera víctima cautiva de las dictaduras militares

Marcelo Quiroga Santa Cruz

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city La Paz, Bolivia
date_range 01 de octubre de 2017

La verdad, es la primera víctima de las dictaduras militares, por ello una de las columnas vertebrales de los procesos democráticos en América Latina, fue el esclarecimiento de los crímenes de lesa humanidad, y Bolivia a pesar de la ausencia de documentación clasificada de las Fuerzas Armadas, iniciará la búsqueda y recuperación de restos de los desaparecidos y la identificación de responsables de los crímenes, en base a testimonios y documentación que puedan aportar otras entidades del Estado así como las víctimas y sus familiares.

El pasado 21 de agosto, fecha en la se recordó uno de los más cruentos golpes de estado de la década de los años “70 y que fue parte activa del Plan Cóndor, en el que cientos de bolivianos fueron masacrados, asesinados y sus cuerpos desaparecidos, fue creada la “Comisión de la Verdad”, para esclarecer los asesinatos, desapariciones forzadas, torturas, detenciones arbitrarias y violencia sexual cometidas en las dictaduras militares de los años 1964 a 1982.

El objetivo es que los involucrados en las atrocidades cometidas contra los bolivianos, directa o indirectamente, sean identificados para garantizar que no queden en la impunidad ni se repitan estos crímenes de lesa humanidad y que todas las acciones sirvan para encontrar los restos de los desaparecidos para dignificar a las víctimas, explica uno de los integrantes de la Comisión, el abogado Eusebio Gironda, actualmente dedicado a la docencia en la Universidad Mayor de San Andrés.

Pese a haber transcurrido 35 años de la recuperación de la democracia, 486 desaparecidos y 1.392 asesinatos de políticos y dirigentes sindicales continúan sin esclarecerse ni identificar a los responsables (datos publicados por el presidente Evo Morales en su cuenta twitter) debido a que la verdad de los hechos continua cautiva en las Fuerzas Armadas, a pesar de una orden del juez Roger Velarde, el año 2009, a solicitud de Fiscal Milton Mendoza que rastreaba los restos de Marcelo Quiroga Santa Cruz, no se pudo acceder a la documentación que coadyuve en la investigación del paradero de los restos del líder socialista

El líder socialista fue asesinado durante el golpe de estado que encabezó Luis García Meza y su cuerpo desaparecido hasta hoy.

Esta Comisión, conformada en el marco de la Ley 879 (promulgada el 23 de diciembre de 2016) tiene la responsabilidad de contarle al país qué fue lo que pasó en las dictaduras militares como un aporte a la construcción de una memoria histórica; qué pasó con las víctimas de las dictaduras y quiénes fueron los responsables para su procesamiento en el tribunal o autoridad competente, así lo establece el artículo 2 de la referida norma.

Junto a Gironda fueron posesionados en la Comisión de la Verdad, el ex ejecutivo de la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia, Edgar (Huracán) Ramírez, la ex ministra de Salud, Nila Heredia, la activista en derechos humanos Isabel Vizcarra y el exdirigente campesino Teodoro Barrientos.

La Comisión tendrá su sede en la ciudad de La Paz y desarrollará su proceso de investigación y esclarecimiento de los sucesos durante dos años y sus miembros “gozarán de inviolabilidad personal “, es decir, que “no podrán ser juzgados penalmente en el ejercicio de sus funciones, por las acciones asumidas en la investigación o por los resultados de la misma, siempre que sus actuaciones se enmarquen en la Ley”, cita la mencionada normativa.

Eusebio Gironda, miembro de la Comisión de la Verdad.

DESTRUCCIÓN DE ARCHIVOS MILITARES

Después de la conformación y posesión de los miembros de la Comisión de la Verdad, el comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Orlando Ariñez, adelantó que la entidad castrense colaborará en la medida de sus posibilidades ya que se cuenta con “alguna información” pero desestimó que "en esos archivos" esté "toda la historia" abriendo la posibilidad de que la documentación “haya sido destruida en su momento”, porque que a su juicio "nadie deja evidencias".

Similar posición asumió el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, al recordar que durante la dictadura de Luis García Meza, “se hicieron desaparecer” todos los archivos del Departamento II de las Fuerzas Armadas y de Inteligencia, aunque adelantó, que en el marco de las disposiciones establecidas en la Ley 879 las FF.AA. “procederán a desclasificar sus archivos”, ya que la Comisión cuenta con “poderes plenos” para solicitar incluso documentación de otras instancias del Estado.

"Nosotros vamos a instruir la desclasificación de los archivos que podamos tener, pero igual, están abiertas las gavetas y documentos de la institución militar", declaró Ferreyra a tiempo de informar, que también se desclasificarán los documentos existentes en el Ministerio de Defensa.

Pese a este principal inconveniente con la que tendrá que sopesar la Comisión de la Verdad, el jefe militar informó sobre la creación de un equipo de apoyo técnico integrada por efectivos militares del Ejército, Fuerza Aérea y Armada Boliviana. El anuncio fue realizado al término de una reunión protocolar que sostuvieron con los miembros de la Comisión de la Verdad, oportunidad en la que pidió disculpas al pueblo boliviano por los crímenes de las FFAA, "Queremos pedir disculpas a todas aquellas familias que de alguna manera han sufrido a consecuencia de las dictaduras, esto a nombre de nuestras Fuerzas Armadas”, manifestó el general de Ejército.

NEGLIGENCIA MILITAR

Por su parte, Juan Del Granado, principal promotor del juicio de responsabilidades que encarceló al exdictador general Luis García Mesa y a su exministro del Interior Luis Arce Gómez, calificó como un acto de “irresponsabilidad institucional” de las FFAA haber destruido la documentación y “negligencia” del comandante Ariñez por desconocer si existe o no la documentación clasificada de las FFAA.

“Si esto fuera así, nos tienen que decir quiénes son los responsables de semejantes actos delictivos de destrucción de la documentación histórica”, precisó en declaraciones a Página Siete al agregar que “estamos frente a la cabeza de las FFAA que de manera inocente nos dice que había desaparecido. ¿Qué clase de jefes castrenses tenemos?, ¿cómo es que han desaparecido, están o no están? Y si no estuviesen los archivos, que nos digan quiénes son los responsables”, cuestionó.

Según Del Granado en todos estos años hubo una permanente actitud de encubrimiento de los distintos mandos militares a beneficio de sus pares dictadores. “No creo en la versión de Ariñez, los archivos están ahí”, aseguró.

QUÉ SE INVESTIGARÁ

Según el abogado Eusebio Gironda serán tres los periodos dictatoriales a ser analizados con prioridad: los regímenes de Hugo Banzer Suárez (1971-1978), Alberto Natusch Busch (1979) y Luis García Meza (1980-1982), etapas en las que se registraron violentas persecuciones a políticos y dirigentes sociales. Solo en la dictadura de Banzer se registró más de 150 desaparecidos, durante la época del denominado Plan Cóndor.

Por su parte, la presidenta de la Comisión, Nila Heredia, explicó a Prensa Latina, que entre los temas a analizar también están la masacre de mineros en la denominada “noche de San Juan”, las torturas y desaparición de campesinos; el brutal exterminio de la guerrilla en Ñancahuazú de Ernesto Che Guevara “sin respeto a las convenciones internacionales de derechos humanos ni la Convención de Viena”.

Para este objetivo la Comisión de la Verdad, tendrá acceso al Archivo Central Histórico y Biblioteca de la Cancillería del Estado, así como a información de las delegaciones diplomáticas de Argentina, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay y Brasil durante el período de las dictaduras, declaró a los medios la responsable de la Biblioteca, Raquel Lara.

También se buscará en los archivos del Órgano Judicial, Fiscalía, Policía, exprefecturas y algunas alcaldías del país y se recurrirá a la documentación de la Asociación de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional y Social (Asofamd), la cual heredó material recopilado de la Comisión Nacional de Investigación de Ciudadanos Desaparecidos Forzados, creada por el entonces presidente Hernán Siles Zuazo, el 28 de octubre de 1982, anunció Nila Heredia.

En ese marco, la presidenta de Asofamd, Ruth Llanos, sugirió priorizar cuatro tareas: la creación de una “subcomisión especial” para indagar las desapariciones forzadas en el marco del Plan Cóndor; avanzar en los casos emblemáticos como de Marcelo Quiroga Santa Cruz, Luis Espinal, Carlos Trujillo y otros.

Edgar Ramírez, miembro de la Comisión de la Verdad.

EXPERIENCIAS DESALENTADORAS

En 1982 el entonces presidente Hernán Siles, a 18 días de haber asumido el cargo, aprobó, mediante el decreto 19241, la conformación de la Comisión Nacional de Investigación de Ciudadanos Desaparecidos Forzados.

La activista en Derechos Humanos, Loyola Guzmán, recordó las comisiones especiales que se crearon para investigar hechos puntuales como la comisión que documentó el juicio de responsabilidades contra el exdictador Luis García Meza (que logró una pena de 30 años sin derecho a indulto); el asesinato de los dirigentes del MIR en la calle Harrington; la comisión de 1995 del primer gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada que encontró los restos de Ernesto Che Guevara.

La comisión de julio de 1997, para indagar la desaparición de Quiroga Santa Cruz y Flores Bedregal, que no pudo dar con sus restos; y, finalmente, la de 2003 (segundo gobierno de Sánchez de Lozada), con el nombre de Consejo Interinstitucional para el Esclarecimiento de Desapariciones Forzadas, que no prosperó.


Página vista 193 veces


local_offerDictadura local_offer Desapariciones














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia