Oruro, 20 de enero de 2018
  • close

La Educación Alternativa sale del aula y se va al campo

El proyecto piloto educativo-productivo se desarrolla con éxito en Tarija

Don Osvaldo (camisa blanca) contando como se aprenden en el campo junto a sus compañeros productores de leche.

account_box


date_range 03 de diciembre de 2017

A sus 56 años, don Osvaldo, productor de leche volvió a estudiar, aunque no en una aula, sino en el campo junto a otros productores, en un espacio que les presta una vecina suya, con quien aprende a producir leche de calidad, pero también productos con valor agregado como queso, yogurt y otros derivados, gracias a que los maestros del Centro de Educación Alternativa “Santa Isabel” en San Lorenzo Tarija les enseñan en Rancho Norte, de su comunidad.

Para dar este importante paso en su vida, don Osvaldo, inicialmente, accedió a la certificación de competencias de sus saberes, conocimientos y experiencias como productor de leche de ganado bovino, un certificado que le abrió las puertas al Sistema Educativo Plurinacional (SEP), para avanzar y optar por su título como Técnico Básico.

Las experiencias de don Osvaldo y del CEA “Santa Isabel” son parte de un proyecto piloto educativo-productivo, que comenzó en Tarija, primero con la certificación de competencias y luego con la Formación Complementaria, que apunta vincular la educación con la producción propia de cada región, con miras a mejorar la calidad de la producción, por tanto la calidad de vida de los productores y por ende el desarrollo regional.

“Nosotros nos sentimos bien con esta forma de educación, estamos aprendiendo cosas nuevas, queremos aprender rápido porque no hay mercado para la leche nomás, entonces queremos aprender a hacer otros productos para venderlos y de esa manera variar la producción y que nuestra leche no se eche a perder”, dice.

Como el CEA “Santa Isabel”, otros ocho Centros de Educación Alternativa, del departamento de Tarija, comenzaron su transformación a fin de consolidar la Educación Productiva en Regiones, en el marco del Modelo Educativo Socio-comunitario Productivo, que lleva a cabo el Ministerio de Educación, a través del Viceministerio de Educación Alternativa y Especial.

Viticultores certificados comparten su experiencia educativa en los viñedos de Calamuchita-Tarija.


“La Educación Alternativa tiene que responder a la población, y la población principalmente requiere mejorar su calidad de vida a través de la generación de ingresos y eso está vinculado con la producción, mucho más tiene que ver con la identidad y el territorio, y en eso estamos trabajando”, afirma, al respecto, el Viceministro de Educación Alternativa y Especial, Noel Aguirre Ledezma.

El CEA Concepción (Uriondo), CEA Santa Isabel (San Lorenzo), CEA Clarett (Bermejo), CEA 20 de Agosto (Caraparí), Weenhayek (Villamontes ), CEA Estela Coca (Padcaya), CEA San Antonio (Tarija), Cetha Iscayachi (El Puente) y Cetha El Cóndor ( Cercado) son parte de este gran paso, que permite un mayor acercamiento de la Educación Alternativa con sus raíces, la comunidad y el pueblo.

En un primer acercamiento, los productores que se agrupan en asociaciones y los CEAs realizan un diagnóstico, donde se identifican las necesidades y potencialidades productivas de la región, que en unos casos será la producción vitícola, en otros la papa, en otros productos agrícolas o pecuarios, de manera que los Centros vayan ajustando las especialidades técnicas a las necesidades de sus pobladores y las potencialidades productivas de la Región, ya que la educación alternativa está destinada a personas mayores de 15 años, que no pudieron concluir sus estudios.

Por tanto, el CEA se articula a las políticas productivas que implementan las Alcaldías, Sub-gobernaciones y programas del gobierno nacional, para responder de forma adecuada a los productores desde los procesos educativos, como parte del nuevo Modelo Educativo Socio-comunitario Productivo, un esfuerzo del que también participan algunas instituciones privadas y ONGs, que trabajan en la región.

Productores siembran para en La Huerta, Tarija, demostrando sus saberes ancestrales.


Esta visión de Educación Productiva ha permitido al Sistema Plurinacional de Certificación de Competencias (SPCC) convertirse en un eje articulador de esfuerzos conjuntos de instituciones públicas que trabajan en las regiones, donde se encuentran los CEAs logrando aunar esfuerzos y brindar servicios integrales para trabajadores y sobre todo productores, como es el caso del trabajo del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), Proleche y otros actores que participan activamente de esta iniciativa, en el caso particular de los productores de leche de San Lorenzo.

Para la directora del CEA “Santa Isabel”, Aurora Altamirano la implementación de este proceso de transformación de los CEAs con mirada productiva ha permitido conocer de cerca las potencialidades de la región y de esta manera reorientar la malla curricular para responder a los pobladores y a la región.

“Nos orienta para contribuir al desarrollo productivo de las regiones, mediante ofertar formativas diversificadas y pertinentes que se adecuan a las necesidades de los productores desde sus saberes y conocimientos”, explica.

54 productoras y productores de leche de ganado bovino pertenecientes a las comunidades de Rancho Norte, Erquiz Oropeza, Corana y Canasmoro participan de este programa, al cual también pertenece don Osvaldo, que no duda en asistir religiosamente a sus clases.


Página vista 40 veces














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia