Oruro, 20 de enero de 2018
  • close

Se vacunó a 95 mil canes, pero hay muchos vagabundos y son un peligro

Vacunar a los canes es responsabilidad de sus dueños

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 26 de noviembre de 2017

En la última campaña de vacunación antirrábica efectuada los días 18 y 19 de este mes, se logró vacunar a 95 mil canes en Oruro, un logro a decir del responsable de la Unidad de Zoonosis del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Ernesto Vásquez, sin embargo, se estima que, en las calles, existen muchos más perros sin dueño, que son un peligro para la población.

En algún momento las autoridades señalaron que, si bien no se cuenta con un número específico respecto a la cantidad de canes en las calles, se estima que existen por lo menos 140 mil, considerando que en algunas viviendas se observaron incluso hasta 15 perros.

En Oruro se ha declarado en emergencia sanitaria por los 116 casos de rabia canina que se registraron, número que sobrepasó en más del 100 por ciento a los 56 casos que se presentaron la gestión anterior.

Muchas familias crían a sus mascotas y les brindan toda atención


El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, reconoció que este problema se salió de control, y más allá de otros factores, es por la gran población canina que existe en las calles, pues a los animalitos que no tienen dueño se suman los que están en la calle, porque los dejan salir sin el cuidado de sus dueños.

“La vacuna es por excelencia la mejor medida sanitaria para prevenir”, manifestó el viceministro, por lo que se asumió la campaña de inmunización tanto en Oruro, como en Santa Cruz, en este último se tuvo que lamentar la muerte ya de 4 personas por el virus de la rabia.

Es por ello que también la autoridad nacional hizo un llamado a la población para un cambio de conducta más responsable, sobre todo en la tenencia de las mascotas.

“El cambio de conducta es una de nuestras líneas estratégicas, es el único país en rojo que tenemos en este hemisferio por los casos de la rabia canina, y se nos ha descontrolado y más allá de otros factores es por la población canina callejera, o semidomiciliaria, y esto parte por la responsabilidad que debemos asumir con las mascotas, hay que trabajar otros elementos, tenemos la ley contra el maltrato animal que nos puso limitaciones para poder controlar la proliferación de este mal, sobre todo en Cochabamba, Oruro y Santa Cruz”, refirió Terrazas.

Aseguró que no se puede eliminar la transmisión de esta enfermedad si la población no colabora, si no es responsable con su salud y la de sus hijos.

Varias personas fueron mordidas por perros callejeros


“Proveemos los insumos, vacunas, normativas, estrategias, los trabajadores de salud en los municipios, están dando una respuesta oportuna ante las personas agredidas por canes, pero en lo que estamos fallando es en la tenencia de los animales y eso tenemos que controlar, llamamos a la conciencia de todos para que la asuman”, sostuvo.

La vacuna que se aplicó en esta última campaña, es celular, mucho más efectiva, y que debe ser aplicada solo dos veces antes de que el animalito cumpla un año, a diferencia de la anterior que debía aplicarse cuatro veces, antes del año de la mascota, y luego debe ser cada año, además que será fabricada en Bolivia, lo que abarata costos.

Fueron 6 millones de bolivianos que se invirtieron en 3 millones de dosis.

El responsable de Zoonosis del Sedes, sostuvo que la respuesta de la población fue óptima, pues se llegó a vacunar al 85 por ciento de la población canina, que se previó, pero que se continuará con el rastrillaje, en las diferentes zonas.

Asimismo, se informó que en las zonas de mayor riesgo por los casos de rabia que se presentaron, como la urbanización La Aurora, el sector del Centro de Salud Yugoslavo y el Barrio Kantuta, se logró un 95 por ciento.

Son 116 casos de rabia que se presentaron hasta el momento, pero se esperan los resultados de 6 muestras más que se mandaron a la ciudad de La Paz, con los que hacen un total de 280 muestras tomadas en lo que va del año.

Aclaró a la población que la vacuna no cura el mal, sino, lo que hace es prevenir, es decir, si un perrito estaba incubando la enfermedad, y se le ha administrado la vacuna, con seguridad esto acelerará la presencia de los síntomas, y en el transcurso de esta semana, se tendrán más casos.

Actualmente se han sobrepasado los 3.200 casos de agresiones de perros a personas, de los que un 45 por ciento se presentó en niños menores de 10 años, lo que debe llamar la atención para asumir conciencia y evitar que los animales continúen atacando a los niños.

En las noches jaurías de canes vagan por los mercados y son un peligro para los ciudadanos


RABIA

La rabia es una enfermedad vírica que afecta tanto a animales como a los seres humanos. Se transmite cuando la saliva infectada por el virus penetra en el organismo a través de una herida o corte en la piel

SÍNTOMAS

La rabia aparece de forma progresiva en distintas etapas, que presentan síntomas característicos en cada una de las mismas:

Período de incubación

Justo después de la mordedura animal, la persona afectada no tiene ningún tipo de síntoma de la rabia. Lo habitual es que dure entre uno y tres meses, aunque a veces la rabia puede aparecer en menos de una semana o hasta siete años más tarde. Es en este período cuando la profilaxis con la vacuna es esencial.

Pródromos

Duran de dos a diez días. Suelen aparecer síntomas inespecíficos, pero ya alertan a la persona que los sufre. Los más frecuentes son:

  • Fiebre con escalofríos.
  • Sensación de hormigueo, picor o sensibilidad exagerada en el lugar de la herida.
  • Cansancio sin realizar ejercicio físico.
  • Dolor articular y muscular.
Rabia

Aparece la enfermedad con toda su fuerza. Dura entre dos y siete días. Los síntomas de la rabia son variados y son consecuencia de la inflamación cerebral, la encefalitis.

Rabia violenta o furiosa (70%)

  • Hiperactividad, incapacidad para quedarse quieto o para dormir.
  • Ansiedad, excitación, depresión…
  • Ideas delirantes de persecución.
  • Ataques de violencia contra las personas del entorno.
  • Espasmos musculares; son característicos los espasmos laríngeos que provocan “hidrofobia” o “miedo al agua”, ya que no pueden tragar ni siquiera la saliva. En ocasiones también impiden respirar y se llama “aerofobia”.
  • Convulsiones.
Rabia paralítica (30%)

  • Pérdida de la sensibilidad en el lugar de la mordedura, que se expande por todo el cuerpo.
  • Parálisis muscular; primero en el lugar de la mordedura, y que asciende progresivamente.
  • Pérdida de fuerza muscular progresiva.
Coma y muerte

Cualquiera de los dos casos de rabia termina con el coma y la muerte del paciente que la sufre. El coma puede durar de uno a diez días, y se puede acompañar de convulsiones o crisis respiratorias según el tipo de rabia. Al final, la parada cardiorrespiratoria es la causa más frecuente de muerte, si bien en otros casos se debe a infecciones secundarias o infartos.

PREVENCIÓN

Para evitar el contagio de la rabia y prevenir su propagación se recomiendan una serie de medidas:

  • Vacunar a todos los mamíferos que se tengan como mascota siguiendo las recomendaciones del veterinario.
  • No entrar en contacto con animales callejeros o salvajes de los que se desconozca cuál es su estado de salud.
  • Se puede recomendar la vacuna directamente a las personas que viajen a zonas de alto riesgo durante largo tiempo o trabajen en contacto con animales con riesgo.
  • Si compra animales en otros países infórmese de si pueden cruzar fronteras y si están correctamente vacunados.
  • Cuando entre en contacto con mamíferos sospechosos de rabia consulte al médico, incluso cuando no haya herida.



Página vista 31 veces


local_offersalud












ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia