• close
    ORURO, 17 DE ENERO DE 2021

El Carnaval de Oruro se suspendió, ¿Quiénes se perjudican?


Johan Romero
EL FULGOR.com

10 de enero de 2021

timer 4 min. 56 seg.





Morenada Cocanis

Como se anunció desde hace un mes, el 5 de enero, la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO), en asamblea de presidentes y delegados, determinó la suspensión del Carnaval de Oruro 2021, decisión que se oficializó un día después por consenso entre las instituciones que organizan esta celebración. Pero existen varios sectores sociales que se perjudican con esta decisión.

El incremento de casos positivos por Covid-19 durante diciembre de 2020 y la primera semana de enero de 2021, fue el principal parámetro para que las autoridades decidan suspender la celebración folklórica y religiosa, puesto que la “grandiosidad” del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, genera bastante aglomeración de personas, no un día, sino, dos semanas enteras de mucha actividad.

Según la Ley 602, de Organización del Carnaval de Oruro, las instituciones rectoras de la celebración, son el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), la ACFO y el Comité Departamental de Etnografía y Folklore, quienes en reunión interinstitucional, apoyados por la Diócesis de Oruro, tomaron esta decisión por el bien de la salud pública, aspecto que es apoyado por toda la sociedad, pero existen daños colaterales.

Tobas en el Carnaval 2020

El Carnaval de Oruro, por la “magnificencia” que la caracteriza, genera un movimiento económico, no únicamente de días, sino de meses enteros que en este caso, perjudica a sectores como bordadores, careteros, boteros, artistas plásticos, artesanos, fotógrafos, músicos y otros.

BORDADORES

Tradicionalmente apostados en la calle La Paz, este sector se dedica a la confesión de los trajes de los devotos danzantes, quienes no dejan de lado todos los detalles, contando una historia a través de sus puntadas.

Los conjuntos como las morenadas y diabladas son bastante numerosos, por lo que el contrato de la confección de sus trajes se debe realizar con varios meses de adelanto, cada año cambiando en algunos detalles, colores, figuras antropomorfas bordadas en las vestimentas y otros.

Pero también los boteros y careteros tienen trabajo arduo, porque los danzantes son bastante exigentes, porque el pensamiento es que se debe llegar a los pies de la Virgen del Socavón con el mejor traje.

Existía un pedido de este sector ante el denominado “rebrote” de la Covid-19, que se pueda posponer a otra fecha la celebración del Carnaval de Oruro, pero esta posición fue descartada particularmente por la ACFO, quien aseguró que la suspensión es hasta el 2022, siempre y cuando ya se haya podido contener la pandemia a nivel nacional.

MÚSICOS

Quienes ponen el ritmo a la Obra Maestra, son miles de músicos que tienen precisamente en la entrada del Sábado de Peregrinación y Domingo de Carnaval, los principales ingresos económicos del año, pero con la suspensión de esta celebración no encuentran aún la manera de subsanar este daño a su economía.

Algunas bandas se caracterizan por tocar con dos o hasta tres conjuntos, por lo que sus músicos consiguen buenos ingresos, además que durante el último Convite, ensayos recorridos, es importante lo que consiguen para sustentar a sus familias. 

La participación femenina en la Diablada.

Otro aspecto, es que por ya varios años la Federación Departamental de Bandas de Músicos Profesionales de Oruro (Fedbampo), organiza el Festival de Bandas, con el apoyo de empresas privadas, pero esta actividad también podría suspenderse esta gestión.

Ahora la dirigencia de los músicos de banda, espera generar con el apoyo de las autoridades municipales y departamentales algunos programas donde se pueda apoyar a este sector, con transmisiones de conciertos, retretas y otros, de esta manera apoyar económicamente a las familias.

FOTÓGRAFOS

Otro de los sectores que se manifestaron ante la suspensión del Carnaval de Oruro 2021, son los fotógrafos, quienes aseguran que esta decisión perjudica de manera directa a los ingresos de cada persona que se dedica a este oficio.

Según informó su representante nacional, Fabio Severich, durante los días que se desarrollan las actividades de la Obra Maestra, un fotógrafo puedo lograr un ingreso entre 1.000 a 2.000 bolivianos por día, esto trabajando todo el día, aspecto que muchas personas aprovechan para tener un apoyo importante para todo el año.

Con la suspensión se presentará a las autoridades, diferentes proyectos que pretende destacar el aporte que realiza este sector, al inmortalizar en imágenes la belleza del Carnaval de Oruro, trabajo que desarrollan por varios años.

Máscara elaborada en Julio de 2018 como una de las últimas obras de Flores, modelo muy querido cuyo diseño es original del abuelo Pánfilo Flores  de los años 50, pintado a pincel

 

Cabe destacar que la decisión asumida por las autoridades de suspender todas las actividades folklóricas del Carnaval de Oruro, no es discutida por ninguno de estos sectores, más al contrario entiende y apoyan el concepto de precautelar la salud pública, pero también piden que se deba sensibilizar a la sociedad sobre cómo afecta esta decisión.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia