• close
    ORURO, 24 DE ENERO DE 2021

Cientos de personas llegaron a los pies de la Virgen del Socavón


REDACCIÓN
EL FULGOR.com

08 de noviembre de 2020

timer 1 min. 57 seg.





Devotos a los pies de la Virgen del Socavón 

El Santuario de Nuestra Señora del Socavón tuvo que restringir durante la celebración de la misa por el Primer Convite, el ingreso de cientos de devotos que llegaron hasta este lugar, pero después de terminada la celebración, todos ingresaron para poder llegar de manera física a los pies de la “Kachamosa”, demostrando que lo más importante del Carnaval de Oruro es la fe y la devoción.

Algunos grupos con poleras representativas de los conjuntos que participan del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, pidieron inclusive la bendición de los padres de los Siervos de María, para sentir que cumplieron con la Virgen del Socavón.

Pero la mayoría llegó al Santuario con su familia, con ofrendas florales y otros regalos que dejaron a los pies de Nuestra Señora del Socavón, pidiendo bendición para ellos y sus seres queridos.

 “Como fieles devotos siempre estamos a los pies de nuestra mamita Virgen del Socavón, para pedirle mucho a nuestras familias y que bendiga a toda nuestra ciudad de Oruro. Yo participo tocando en una banda, los Pendek’s Band y he venido a pedir por la salud de mi hijito que recién nació”, refirió un devoto y músico del Carnaval, Gary Olivera.

Muchos hicieron su paso de rodillas delante de Nuestra Señora del Socavón 

No importó los largos minutos que tuvieron que esperar para que finalice la misa, pero lo mejor es arrodillarse ante la Patrona de los Danzarines y Mineros, quien siempre les cubre con su manto protector.

“Siempre con fe y devoción ante la Virgencita del Socavón, que es nuestra patrona de todos y, siempre pedirle que de mucha bendición a todos nosotros, a todos los bailarines y todos los que forman parte del Carnaval de Oruro, que no olvidemos es una Obra Maestra”, refirió la devota, Fabiola Revilla.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia