• close
    ORURO, 01 DE DICIEMBRE DE 2020

Encuentro Binacional Guerra del Pacífico


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com

07 de noviembre de 2020

timer 5 min. 13 seg.





Imagen promocional

Genera ciertos sentimientos vinculados a la añoranza marítima y una actitud derrotista impartida desde los primeros años escolares al abordar el tema de la Guerra del Pacífico. Entendemos que es una contienda que aún no se termina de estudiar y en cuyo transcurso se van descubriendo nuevos documentos cuya referencia nos ayuda a tener una mejor interpretación de los hechos. Sin embargo, cuando queremos conocer las versiones de los otros protagonistas de la guerra como en este caso es Chile y Perú, se tiene referencias contradictorias a las versiones oficiales. 

Hace algunos meses, conmemorando los ciento ochenta años de la batalla del Campo de la Alianza para Bolivia desarrollamos un ciclo dedicado a la Guerra del Pacífico; de tal manera, fuimos contactados por Juan Carlos Cuya Velarde a nombre de la Asociación de Estudios Históricos de Tacna después de haber apreciado aquellas conferencias realizadas con distintos expositores en cada una de las temáticas vinculadas a esta contienda.

Muy amablemente, nos sugirió un encuentro binacional para poder conocer la versión peruana y por supuesto que se pueda conocer nuestra posición como Bolivia, tomando en cuenta muchos prejuicios que se han ido construyendo a partir de este hecho histórico y que en algunos casos no pasan de equívocos como el haber dejado solo al Perú en una guerra producto del tratado Secreto de 1873.

El evento se realizó de manera virtual conmemorando los ciento cuarenta y un años de la batalla de Pisagua. Estuvieron como anfitriones en primera instancia Juan Carlos Cuya, Héctor Jiménez Aldasosa y Garay Osorio Soro por parte del Perú; de parte de nuestro país, Gustavo Guerrero Rojas, Jorge Abastoflor Frey y quien escribe estas líneas.

El encuentro se inició con una breve explicación de los antecedentes a cargo de Jorge Abastoflor para comprender que nuestro país estuvo en conflicto tanto con Chile y Perú desde los pocos meses de haber alcanzado la independencia. Los primeros tratados fueron suscritos entre nuestro país con Chile y Brasil, lo que dejó pendiente la situación con el Perú. Un tema importante que se debió esclarecer, que el ejército boliviano al mando de su presidente como Capitán General, acudió al llamado del gobierno peruano a la ciudad de Tacna, ocupando territorio peruano en distintos puntos estratégicos.

Después de una amplia explicación, se inició con el desarrollo de la batalla de Pisagua, conociendo también los partes del ejército peruano, que en nuestro contexto no fueron muy difundidos. Se aclaró, que las fuerzas bolivianas compuestas por el batallón “Victoria” e “Independencia” que entre ambas llegaban apenas al millar y además de la fuerza de mas de cien hombres a cargo de las piezas de artillería tuvieron a cargo evitar el desembarco de las fuerzas chilenas en la playa de Pisagua, que de acuerdo a los reportes del ejército aliado fueron tres oleadas, sin embargo, algunos amigos de Chile aclararon que solo fueron dos oleadas.

Luego de describir esta importante batalla, se tuvo que abordar un tema bastante delicado para el país como fue la llamada “retirada” de Camarones. Jorge Abastoflor muy bien explicó la situación del ejército, cuyo objetivo era encontrarse con el general Buendía en el sur. Sin embargo, varias evidencias indican que no fue propiamente Daza quien ordenó la contramarcha sino el mismo Estado Mayor General que acompañaba en ese momento al presidente. Por otro lado, se pudo entender que era difícil acudir al encuentro en el punto geográfico de “Tana” con el General Buendía y su ejército, porque al medio se encontraba ya posesionado el ejército chileno, haciendo difícil este encuentro. Lamentablemente, los propios historiadores bolivianos se encargaron de defenestrar a Daza, que luego de haber dejado el país y vivir en el exilio, decidió volver al país y asumir la defensa con documentos que demostraban su inocencia. Sin embargo, con su muerte, también quedaron los documentos extraviados para siempre. 

Otro aspecto que debió aclararse y que estuvo a cargo de Gustavo Guerrero, fue sobre la Quinta División, que pese al llamado insistente del presidente Daza a que acuda al departamento peruano de Tarapacá para reforzar al ejército de Buendía; sin embargo, por estrategia, no se podía dejar al país completamente desguarnecido sin ejército, tomando en cuenta que todo el ejército desde la primera hasta la cuarta división se encontraba en Tacna o en territorio peruano. Este aspecto, se respalda en la propia estrategia militar de no dejar a un Estado sin una fuerza militar.

El encuentro tuvo una duración de dos horas, y generó una interacción con quienes se conectaban a través de la página del Facebook de la Asociación de Estudios Históricos de Tacna. Se dejó pendiente la batalla de Tarapacá y la batalla de San Francisco que será abordada el siguiente lunes a las nueve de la noche en hora local.

De esta manera, entendemos que estos encuentros contribuyen a conocer ampliamente la historia sobre esta contienda. Esperemos que pronto se haga realidad otro espacio, aunque virtual, pero esta vez con amigos de Chile de quienes podremos conocer la otra versión de la historia y comenzar a construir una línea histórica respaldada con fuentes primarias, aunque para ello tendremos que dejar de lado prejuicios “chovinistas” y generar lazos de amistad más allá de las nacionalidades.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia