• close
    ORURO, 01 DE DICIEMBRE DE 2020

Salir de la crisis económica, enfrentar la pandemia   y unir al país, los desafíos para el Gobierno de Arce  

Analistas coinciden en que la atención a estos tres puntos y consensuando con los sectores le dará al MAS gobernabilidad durante los cinco años de gestión.    


REDACCIÓN
EL FULGOR.com

07 de noviembre de 2020

timer 9 min. 24 seg.





El binomio triunfador de las elecciones.

A pocas horas de la investidura de Luis Arce y David Choquehuanca, como Presidente y Vicepresidente de Bolivia, respectivamente, tres analistas coinciden en que los nuevos mandatarios tienen por desafíos superar la crisis económica, enfrentar un probable rebrote de la pandemia de coronavirus y buscar la unidad del país para tener gobernabilidad durante los cinco años de gestión.  

Tras una victoria del Movimiento Al Socialismo (MAS), con el 55,1% de votos en las urnas, el 18 de octubre, los analistas indicaron que los consensos que el nuevo Gobierno debe lograr, son superar la crisis económica en la que se encuentra el país, invertir, de manera inmediata, en el sector salud para enfrentar a un probable rebrote de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19) y buscar un acercamiento con los grupos que piden una auditoría a los comicios para evitar una convulsión social, como ocurrió hace un año.  

El economista y director de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, explicó que para salir de la recesión económica que atraviesa el país se deben realizar ajustes “profundos” al modelo económico del MAS y no solo basarse en la explotación de materias primas, sino diversificar la economía.  

Arce asumirá la Presidencia con el antecedente de haber logrado el incremento del Producto Interno Bruto (PIB) de $us 9.500 millones a $us 40.000 millones en poco más de una década con lo que logró bajar la pobreza del 60% al 37%, además se registró un crecimiento del 4,8% anual y más de tres millones de bolivianos pasaron de la pobreza a la clase media.  

Sin embargo, el analista Franklin Pareja, en entrevista con la red ATB, afirmó que Arce, considerado el artífice del supuesto milagro económico, tiene el desafío de demostrar qué tan bueno es administrando un país en plena recesión económica.  

El analista Franklin Pareja

“Ahora estamos con el artífice del supuesto milagro económico y nos tiene que demostrar qué tan bueno es en crisis, porque una cosa es ser bueno en bonanza y otra cosa es ser bueno en crisis”, aseveró y agregó que él economista recibe un país crispado y polarizado por lo que tiene el desafío de resolver el problema, no solo con la participación de los sectores populares.   

En los 11 meses del gobierno transitorio de Jeanine Añez se acentuó la caída de la economía de Bolivia, por lo que se estima que en este 2020 habrá, por lo menos, un millón más de pobres. Además, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calculó que la pobreza extrema pasará del 12,9% al 16,8% y que el desempleo aumentó del 6,6% al 10,5% en los primeros nueve meses de este año.  

La analista Lourdes Montero sostuvo que el enojo y movilizaciones de los sectores derrotados en la elección ahonda más la crisis económica; “el instrumento del paro cívico anunciado por grupos en Santa Cruz y Cochabamba son riesgo que implica hundirnos más en la crisis económica en la que ahora estamos”.  

 INVERSIÓN EN SALUD

La presencia del coronavirus en el territorio nacional con el reporte oficial (10 de marzo) de los dos primeros casos provenientes de Italia, también contribuyó a que la crisis económica se ahonde en el país y podría agravarse ante un rebrote anunciado para principios de 2021. La Fundación Jubileo, recomienda qué para evitar prolongadas cuarentenas, como las que se tuvo este año, el nuevo Gobierno debe invertir más en el sector salud.  

La crisis sanitaria que dejó, hasta el 5 de noviembre, 142.201 contagiados y 8.672 fallecidos, según el reporte nacional del Ministerio de Salud, sacó a la luz la situación precaria en la que se halla el sistema de salud del país.  

Tras estas cifras frías hay una población atemorizada ante la posibilidad de un rebrote de la pandemia y la probabilidad de nuevas cuarentenas que mermarán los ingresos de las familias, en un país donde más del 70% de la población activa trabaja en la informalidad.  

La analista Montero sostuvo que el desafío, a corto plazo, para el nuevo gobierno consiste en subir el presupuesto destinado a salud a fin de evitar un colapso de los hospitales, por falta de camas, equipos y personal sanitario.  

“Tuvimos una experiencia negativa en los pasados meses por falta de un plan estratégico nacional para frenar el avance del virus, el desafío inmediato es dotar de equipos para terapia intensiva, medicamentos, insumos y material de bioseguridad para cortar la propagación del coronavirus y evitar las cuarentenas que inciden en la economía de los países”, manifestó.  

La fundación Jubileo afirma que el país vivió una inestabilidad económica, por políticas desacertadas del anterior gobierno del MAS y los problemas que se reportaron en este año.  

Juan Carlos Nuñez, director de la fundación Jubileo.

“Todavía no se precisa por cuánto tiempo se extenderá la pandemia, pero afecta y afectará a la economía nacional, en principio, a nivel macroeconómico, por el menor precio y volumen de las exportaciones y por la reducción del consumo”, señaló Nuñez.  

En ese sentido dijo que las medidas necesarias para evitar la propagación, como la cuarentena, impactan especialmente en sectores como servicios, comercio, construcción y otros. También son afectadas las empresas y otras unidades productivas, así como los hogares, principalmente los más vulnerables y del sector informal.  

   

Bloqueos en Santa Cruz (Archivo)

UNIDAD

Tras el informe oficial del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (23 de octubre) consolidando el triunfo del MAS en primera vuelta con 3.393.978 votos válidos (55,10%), frente a Comunidad Ciudadana que llegó a 1.775.943 (28.83%) y los de Creemos que obtuvo 862.184 votos (14,00%), surgieron grupos en rechazo a los resultados e incluso pidieron a los militares asumir el poder.  

El rechazo más fuerte se dio en Santa Cruz, donde Luis Fernando Camacho, líder de Creemos ganó con el 45% de los votos frente al 36,17% que logró el MAS, tomando en cuenta que el departamento cruceño aporta más del 30% del PIB y es una de las regiones en donde la izquierda ha tenido siempre una mayor oposición.  

En ese contexto, el analista Pareja aseveró que la polarización que actualmente se vive en el país tendrá que ser superada por una gestión de consenso, inclusión y reconciliación. “Pese a que el MAS logró las mayorías absolutas en las cámaras de Senadores y Diputados, debe encarar un proceso de conformidad para encarar la gobernabilidad que se constituye en clave para encarar el proceso de reactivación económica del país", dijo.  

 En criterio del analista, otro desafío para el MAS será establecer un nuevo estilo de gobierno desde la Asamblea Legislativa, que los asambleístas realmente se dediquen a su trabajo y no solo a cubrir las falencias.  

 Por lo pronto, en entrevistas anteriores el presidente electo, habló de un proceso de conciliación y rechazó venganzas en contra de quienes derrocaron al ex presidente Evo Morales, en octubre del año pasado.  

DATOS

Luis Arce Catacora  

Nació en la ciudad de La Paz el 28 de septiembre de 1963  

Es economista, contador general, catedrático en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y otras del ámbito privado.  

Su vida laboral empezó en 1987, tras ingresar al Banco Central de Bolivia (BCB), en donde llegó a realizar gran parte de su carrera profesional. Su experiencia laborar está en marcada más al ámbito de funcionario público  

Fue ministro de Economía en el gobierno de Evo Morales desde 2006 hasta 2017, año que renunció para tratar un tumor cancerígeno de riñón y tras recuperarse regresó a su cargo hasta la salida de Morales.  

Entre sus hobbies está el de jugar básquet y tocar la guitarra  

 

David Choquehuanca Céspedes  

Nació el 7 de mayo de 1961 en la comunidad de Cota Cota Baja, del municipio paceño de Huarina. Vivió parte de su infancia en esta comunidad indígena, ubicada a orillas del Lago Titicaca, donde aprendió el idioma aymara, como lengua materna y el castellano lo hizo cuando pasó por la educación formal.  

En 1981 ingresó a la carrera de Filosofía de la Normal Simón Bolívar, pero solo estuvo hasta primer año, se dedicó más a la dirigencia estudiantil y participó en congresos sindicales de diferente índole.  

Comenzó su actividad social y política, participando activamente en las reivindicaciones sociales de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), con bloqueos, huelgas y otras movilizaciones. También trabajó en la campaña 500 años de resistencia, que le permitió conocer la realidad de los pueblos indígenas de otras regiones y naciones. En 1988, fue coordinador nacional del Programa NINA, donde conoció a muchos dirigentes de los últimos 10 años y le sirvió para ser nombrado asesor de organizaciones y diputados indígenas.  

En 1990 el CIDES-UMSA le permitió acceder a un post grado sobre Historia y Antropología y el 2001–2002, cursó un Diplomado Superior sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas en la Universidad Cordillera.  

Desde 2006 hasta 2017 estuvo al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.  

 

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia