• close
    ORURO, 25 DE ENERO DE 2021

Fundación de Oruro y la desaparecida iglesia


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com

31 de octubre de 2020

timer 8 min. 8 seg.





Embovedado propio de las construcciones de principios de la colonia

Hace algunos años, en nuestra Revista “Historias de Oruro”, habíamos publicado un artículo sobre una desaparecida Iglesia, que en los primeros años de la Fundación de la Villa se la conoció como la Iglesia de la Vicaría. Para ello, tuvimos que realizar algunas indagaciones en las fuentes primarias para sustentar esta posición.

Conocemos por las referencias históricas, que el Acto Formal de Fundación de la Muy Noble y Leal Villa de San Felipe de Austria, se realizó una misa, de la cual se especuló mucho tiempo que podría ser la Iglesia de San Miguel de la Ranchería, pero posteriores investigaciones y además un panel de historiadores, se determinó que esto fue un equívoco que se mantuvo en la imaginería de la ciudad. Incluso, Javier Cárdenas Medina, tiene una revelación pronto a publicarse sobre esta Iglesia de San Miguel (o de Copacabana),

Rememorando, llegó el día esperado desde la llegada del enviado por la Audiencia de Charcas: Manuel de Castro Castilla y Padilla de las Casas, inicialmente a lo que fue el Asiento de Minas de San Miguel de Uru Uru. Todo el vecindario se congregó en el espacio destinado a tal formalidad aquel lejano miércoles 1 de noviembre. La única Iglesia que allí había, apareció con arcos adornados. Aquella celebración eucarística, vendría a ser la más importante, los vecinos ataviados con sus mejores galas, los caciques indígenas, cual elegantes con pluma blanca en el sombrero.

Embovedado propio de las construcciones de principios de la colonia

El Corregidor de la Provincia de Paria Capitán Francisco Roco y Villagutierrez acompañado de los principales vecinos: los hermanos Medrano, Álvarez de Nava y Revolledo recogieron de su residencia al enviado de la Audiencia de su residencia, y lo acompañaron a la solemne misa, el vicario Martin Abbad Usúnsulo los estaba esperando. 

Parte de aquella celebración, fue tomar el juramento a Castro y Padilla para la fundación de la villa pronunciando lo siguiente: “Señor Licenciado don Manuel de Castro, Oidor en la Real Audiencia de La Plata, poblador en nombre del Rey, nuestro Señor por Sancta María su bendita Madre, e por las palabras de los santos Cuatro Evangelios e por esta señal de Cruz, que hará la población de la Villa que al presente se funda en este asiento como más convenga al servicio de Dios nuestro Señor i de su Majestad, bien i conservación de los vecinos i moradores i naturales, conforme a su obligación i hará i guardará todo lo que por razón de dicho cargo de poblador debe hacer i cumplir? Si así hiciere Dios le Ayude”, Castro y Padilla respondió: “sí juro y amén”.

Luego de la comunión y concluida la misa, se presentó un hermoso estandarte de damasco carmesí con armas y colores reales, el que recibió el Fundador y con este emblema la comitiva conformada por los vecinos salió de la Iglesia hacia la Plaza hacia una especie de tarima preparada para tal efecto. La fundación se realizó conforme a la solemnidad levantando el estandarte tres veces en los cuatro puntos y señalando una horca y clavando un cuchillo señalando que la Villa estaba eximida de la jurisdicción de la ciudad de La Plata. Se firmaron los documentos que se conserva en el Municipio de nuestra ciudad; de esta manera, se dio el nacimiento de la Muy Noble y Leal Villa de San Felipe de Austria la Real de Oruro.

Galeria con arcos de medio punto nos invita a considerar una construccion colonial y religiosa

Como bien dijimos, la Iglesia de San Miguel en el barrio de la Ranchería no existía en ese tiempo, las demás iglesias se construyeron después, una vez que Castro y Padilla como parte de sus acciones de fundación distribuyó solares para los principales edificios públicos, órdenes religiosas y por supuesto para los vecinos. La nueva villa delimitó sus espacios en un damero de estilo español a partir del diseño de Álvaro de Moya y Pedro de Maleto. Sin embargo, escasas fuentes no nos permiten conocer otros detalles. Con todo ello, nos preguntamos ¿Cuál fue esa Iglesia donde se oficio la misa y se tomó juramento al fundador? En este sentido, estructuramos una hipótesis, la misma que corresponde a las primeras disposiciones y los documentos del primer Cabildo de Oruro en la distribución de solares. El diseño de Alvaro de Moya y Pedro de Maleto, distribuyó la plaza del Rey a partir de la Iglesia que por sentido común no se la demolió, se la conservó como la primigenia edificación, las demás construcciones que no se ajustaban a este diseño, fueron demolidas como se establece en los documentos de la época.

Entonces, ¿qué paso con la Iglesia? El visitador enviado por el Virrey de Lima un año después de la fundación, nos aclara que existía una Iglesia Parroquial con su respectivo personal. Si bien existían las ordenes religiosas de Mercedarios, Agustinos, juandedianos, franciscanos, jesuitas y Dominicos, se encontraban en proceso de construcción de sus templos. Otras pequeñas capillas también se levantaron como de San Miguel, Copacabana y Santa Bárbara, en algunos casos respondiendo a devociones familiares. Otra referencia que nos ilustra sobre su existencia es la Crónica de la Provincia de San Antonio de los Charcas, que revela que ese tiempo la Villa contaba con una Iglesia Mayor o Parroquial con dos curas y un vicario foráneo que dependía del Arzobispado de Charcas. Posiblemente esta iglesia fue levantada muchos años antes de la fundación, a momento de establecerse el Asiento de Minas por lo que no se pensó que la población iría en crecimiento. En el periodo colonial, se conoce que este templo no podía cobijar a los vecinos de la Villa en los principales oficios religiosos.

En el año 1620, producto de la actividad minera se levantan otras construcciones, al mismo tiempo se levantó una torre donde se instaló un reloj y una campana de 25 quintales. El edificio del Cabildo se había construido a lado de la mencionada Iglesia. 

La expulsión de la Compañía de Jesús en 1767 dejó su hermosa Iglesia a disposición, se dispuso que esta serviría como Iglesia “Matriz”, dejando ya de oficiarse misas en la iglesia de la Vicaría. En el siglo XIX, se conoce, que poco o casi nada de actividades religiosas se realizaban en esta edificación, tomando en cuenta que muchas iglesias en Oruro quedaron también en abandono. Solo destacaba su Torre grande cuya campana tenía un tañido que podía escucharse, según los testimonios hasta Sora Sora y Paria. 

En el año de 1903, se dispuso la demolición de la torre para continuar con la galería de arcos del edificio prefectural en la gestión del Prefecto José Carrasco. Sin embargo, podemos apreciar en lo que queda de parte de la construcción y cuyas dependencias funciona la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen la Policía Boliviana; entre aquellos detalles, destacamos el embovedado en la planta baja que sugiere una edificación independiente del edificio prefectural, actual Gobernación. Muchos de estos vestigios fueron alterados por modernos ambientes, especialmente en la segunda planta del edificio. Es posible que en la remodelación que hizo el presidente José Ballivián en 1848, haya tenido algunas alteraciones al antiguo Cabildo, sin embargo, se aprecia una puerta como también una ventaja con enrejado metálico propio de construcciones coloniales y paredes gruesas. La galería del patio, con arcos de medio punto, nos sugiere una construcción religiosa, la misma que fue alterada en la parte sud. Existen otros elementos, que bien puede promoverse una restauración e inclusive se puede proyectar un museo de la Fundación de la Villa, considerando que Oruro es de las pocas ciudades que tiene un Acta formal.

En el siglo pasado, a momento de trasladarse las dependencias de la policía, se hicieron alteraciones y no queda casi nada de la antigua edificación. Sin embargo, como reconocimiento histórico, el espacio representa aquel momento solemne de fundación de la Villa a cargo de los principales vecinos y el fundador Manuel de Castro Castillo y Padilla de las Casas en nuestra Muy Noble y Leal Villa de San Felipe de Austria la Real de Oruro.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia