• close
    ORURO, 25 DE ENERO DE 2021

Challapata vuelve a ser el centro del contrabando de autos “chutos”


Oscar Chávez
EL FULGOR.com

31 de octubre de 2020

timer 4 min. 47 seg.





Los garajes que funcionaban hasta antes de la operación militar en 2013 (Opinión Bolivia)

La internación y comercialización de vehículos indocumentados, conocidos como “chutos”, en la población de Challapata del departamento de Oruro vuelve a tomar apogeo, originando a su vez, la llegada de presuntos antisociales implicados en casos de asaltos, robos, entre otros, para luego abandonar la población con rumbo desconocido.

Es importante recordar que, en gestiones anteriores al 2013, la comercialización de vehículos “chutos” en Challapata, era considerada una “actividad normal” para gran parte de los pobladores, quienes a su vez instalaron múltiples talleres mecánicos para la conversión o adecuación de vehículos ilegales que llegaban desde el exterior, principalmente de Chile.

En octubre del 2013, una acción militar encaminada desde el Estado boliviano, ejecutó una operación con la que se eliminó dicha actividad al ser un delito que atenta a la economía del país. En aquella oportunidad se registraron enfrentamientos entre uniformados y las personas que se resistían a cumplir la ley, dejando como saldo dos personas que perdieron la vida.

En los últimos meses se evidenció la afluencia del tránsito e internación de vehículos indocumentados a Challapata (Página Siete)

Si bien transcurrieron siete años desde la intervención de las Fuerzas Armadas, la Policía reportó que nuevamente este ilícito está intentado “ser reactivado” por los mismos pobladores, quienes los días domingos se estarían concentrando en una feria para ofertar y vender motorizados carentes de documentación legítima.

“Varios grupos de estos denominados chuteros estarían queriendo re articularse en Challapata, para poder nuevamente volver a lo que era antes, e instalar la feria de autos chutos. Se ha conversado con las autoridades de ese municipio para manifestar nuestra preocupación”, afirmó el comandante departamental de la Policía, coronel José Miguel Cárdenas.

Lo alarmante de dicha reunión, fue la percepción de algunas personas que expresaron su pleno acuerdo de instalar la feria dominical, bajo el argumento de que esta actividad genera movimiento económico en beneficio de la colectividad en Challapata.

SUS CONSECUENCIAS

El jefe provincial de Challapata, capitán Edgar Trujillo, refirió que esta actividad fue tomando “ritmo” en los últimos meses y que gran parte de la población apoya el ilícito, sin considerar que esto a su vez es causante para la llegada de presuntos antisociales, extranjeros y de nacionalidad boliviana, que permanecerían un determinado período en la población para concretar hechos delictivos como robos, atracos, asaltos, entre otros, y luego abandonar Challapata recorriendo otras poblaciones como destino, comercializando los objetos de valor robados.

“Llegan antisociales a la población, se dedican (a cometer delitos), golpean en el transcurso de unas cuantas semanas y después desaparecen (…) está destapándose esta oleada de robos de motocicletas, quizás a la par del inicio de la feria dominical de los autos indocumentados, sabemos que mucha gente llega y entre ellos antisociales”, manifestó el jefe policial.

Las cámaras de seguridad de la entidad bancaria grabaron el momento del atraco 

Se dijo que, los motorizados son adquiridos aparentemente por integrantes de grupos delictivos, para trasladarse a diferentes comunidades intermedias, cometer ilícitos e inmediatamente huir hacia otra localidad.

Al no existir personal policial en algunas trancas o puestos de control de ingreso a sectores del occidente, es complejo identificar tanto el vehículo, como a quienes van a bordo del mismo.

HECHOS RECIENTES

A inicios de septiembre de esta gestión la Policía alertó sobre múltiples hechos de robo de motocicletas, cuyos implicados aprovecharían la escasa iluminación de algunos lugares para hurtar los vehículos y trasladarlos de inmediato a otros sectores. De acuerdo a las primeras investigaciones, el primer destino de comercialización sería el municipio de Huari.

“Hay algunos videos (de cámaras de seguridad) que tenemos y se puede ver que las motocicletas son remolcadas por otra motocicleta”, indicó el capitán Trujillo.

El segundo hecho delictivo hace referencia al 7 de octubre de esta gestión, cuando cuatro sujetos encapuchados irrumpieron en una entidad financiera portando armas de fuego, logrando sustraer cerca de 12 mil bolivianos, para luego darse a la fuga a bordo de un vehículo.

Ese mismo día, se informó que cuatro presuntos delincuentes atracaron el puesto de peaje de Vías Bolivia en la localidad de Cruce Ventilla, de donde robaron al menos 11 mil bolivianos.

La Policía sospecha de que se trataba de las mismas personas que ejecutaron el robo a mano armada en la entidad bancaria de la población de Challapata.

Ante esta situación, se proyecta encaminar nuevas reuniones con las autoridades de la población y el Gobierno nacional, en el propósito de definir acciones inmediatas que sean ejecutadas en esta población del occidente del departamento de Oruro, y frenar la delincuencia además de actividades que están prohibidas por las leyes nacionales.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia