• close
    ORURO, 30 DE OCTUBRE DE 2020

El baile de los diablos y el Santuario de Aullagas


Wálter André Morales
Especial para EL FULGOR.com UYUNI

17 de octubre de 2020

timer 3 min. 32 seg.





Panorámica de las ruinas de Aullagas

La historia de los pueblos coloniales en el departamento de Potosí, lleva consigo reseñas que van desde lo nostálgico a lo irreal, místicas ciudades coloniales fueron abandonadas después de la conquista dejando en ellas tradiciones ancestrales.

De estas legendarias historias rescatamos una que tiene que ver con una localidad minera que se encuentra en la provincia Chayanta del departamento de Potosí a tres horas de la capital potosina llamada Aullagas, esta población colonial fue considerada como uno de los asentamientos humanos más antiguos de los españoles y en su momento llegó a tener una población de más de 20.000 habitantes.

En Aullagas preponderaba la actividad minera con la explotación del mineral de  plata muchas de estas minas fueron explotadas hasta sacar el último gramo del metal blanco, dejando como mudos testigos minas abandonadas, templos destruidos, construcciones que vencieron al tiempo al habérselas edificadas con piedra granito.

Los españoles originarios de Tarragona (España) bailaban una danza llamada "Ball deu diables" (Baile de los diablos) que según algunos historiadores de la época esta danza fue la que dio origen a la Danza de la Diablada y consideran a Aullagas la cuna de la diablada boliviana.

Lo que queda del edifico del Banco de Rescate de mineral San Carlos

Esta localidad potosina posee máscaras de diablo talladas en piedra colocadas en las bocaminas en los años 1.600.

Se pueden también encontrar en sus cementerios tumbas antiguas que datan del siglo XVIII.

Otra atracción de esta localidad Potosina es el Banco de rescate de mineral "San Carlos" creado en 1770, este Banco fue el más de antiguo de la historia de la Colonia en Potosí 

 

Ruinas de la Iglesia de San Miguel

En1576, las boyas de la zona fueron declaradas patrimonio del Rey de España, fue tal la importancia de Aullagas que las autoridades coloniales decidieron que la localidad contará con su propia moneda de transacción y se la denominó "Pisu", que se acuñaba con la plata que se extraía de las minas.

La bonanza de Aullagas se extendió hasta finales del siglo XVIII y comenzó su declive durante la época republicana.

En Colquechaca se instalaron empresas como la de Simón J. Patiño, Aniceto Arce, Gregorio Pacheco e Hilarión Daza.

La estocada final para Aullagas se dio en 1970 con el incendio de la iglesia de San Miguel, hasta entonces todavía se podía encontrar personas habitando en casas construidas en piedra, actualmente en Aullagas solo hay vestigios de lo que fue durante la Colonia, ahora considerada "Un Santuario".

Se dice que en la plaza de Aullagas durante las fiestas de carnavales bailaban enfrentados grupos de Diablos de los ayllus de Macha y Pocoata en un ritual muy importante. 

Una de las bocaminas de Aullagas

Esta Diablada se bailaba con instrumentos nativos, en 1.904 apareció en el carnaval de Oruro pero ya en el año 1.600 ya se practicaba este baile en Aullagas según el investigador colquechaqueño Rene Quintana.

La mayoría de los ibéricos que llegaban a Aullagas provenían de Tarragona (España) donde se practicaba la tradicional danza de los diablos.

Para corroborar esta afirmación Quintana afirma que existe una máscara de yeso con la figura del diablo, asegura que esta evidencia fue tratada con carbono 14 por investigadores de la universidad potosina Tomas Frías cuyo resultado señala que la muestra data del año 1600.

Los mineros e indígenas de la época en sus vestimentas para la danza de los diablos imitaban atuendos que utilizaban los  soldados españoles, de ahí los "faldones" que se utilizan hasta nuestros días.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia