• close
    ORURO, 30 DE OCTUBRE DE 2020

Crónica

Dos años de la canonización de la Madre Nazaria Ignacia March


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com

17 de octubre de 2020

timer 4 min. 10 seg.





Monumento a la Santa orureña en el interior de la casa de las Misioneras Cruzadas

Hace dos años escribimos en este mismo espacio, algunas sencillas líneas para relievar la imagen de nuestra Madre Nazaria Ignacia March Mesa, precisamente cuando en la ciudad del Vaticano en la Plaza de San Pedro el 14 de octubre de 2018, se realizaba la Eucaristía celebrada por el Papa Francisco I que canonizó a nuestra Madre, desde ese momento Nazaria llega a ser la Santa para nuestra comunidad, para Oruro, el país y el mundo en cuyos espacios su imagen evangelizadora y su carisma pudo alcanzar.

Los preparativos para ser parte de aquella celebración fueron muy sencillos, pero la casa en Oruro donde toda la obra de la Madre que se inició desde el 16 de junio de 1925, se organizaron comisiones que estuvieron a cargo de diferentes tareas apoyando a la Comunidad dirigidas por la Hermana Jacqueline Romero y las otras hermanas que afanosamente nos orientaban en cada una de ellas.

Esperando la ceremonia de canonización de la Madre Nazaria Ignacia March, a las cinco de la mañana del 14 de octubre de 2018, desde el Vaticano.

El sábado, día antes de la Canonización todas las comisiones trabajaron afanosamente, atendiendo peregrinos que quisieron ser parte de la Celebración que se debía transmitir desde Roma a las cinco de la mañana. Muchos devotos estuvieron en la casa que no cerró sus puertas. Se instaló en el patio una fogata y se servía un delicioso api con buñuelo, como siempre nunca faltó para toda la cantidad de gente que acogía la Casa. Otro grupo, nos dedicamos a guiar a los peregrinos y visitantes que querían conocer el Museo o Centro de Espiritualidad, nos referíamos muchas veces a ese carisma que nos inspira a seguir su obra. En esta ciudad de ser desconocida en toda su obra, comienzan a conocerla.

La noche transcurrió, nadie dormía, había que atender a la gente. Sin embargo, llegó la hora de la celebración; al autor de la nota le encomendaron tocar las campanas de la Iglesia cuando el Papa anunciara la Canonización. En el coro se instaló el equipo con toda la tecnología para transmitir la misa en una inmensa pantalla instalada en la Iglesia. Por el cansancio y el reducido espacio que quedaba, nos sentamos en un banco con una hermana de la comunidad viendo la celebración. De pronto, nos sorprendimos al verla a la hermana Cilenia Rojas leyendo una liturgia en la misma plaza de San Pedro ¡Que orgullo!; nos sentíamos representados en nuestra congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia ante millones de personas que veían la celebración por internet. 

Las campañas anunciaron la canonización de Nazaria Ignacia

De pronto, el cansancio venció las fuerzas, estuvimos sin cerrar los ojos por muchas horas, de pronto, terminamos cabeceando con la hermana y puedo decir que fue la primera vez que dormí con una hermana por unos minutos.

Hasta que llegó el momento emocionante de la gran noticia, nos paramos y comenzamos a tocar las campanas para que todo el pueblo de Oruro se entere, ¡Ya teníamos una Santa! Y era Nazaria Ignacia. Fue la primera vez que escuche el tañido de aquellas campanas y se sintió maravilloso, fue el anuncio desde el Belén para el mundo, el lugar donde todo comenzó. Nuestro regocijo fue tremendo, no debo negar que nos emocionamos y derramamos algunas lágrimas, nuestro ser interior sentía aquella inconmensurable sensación que la habíamos preparado meses antes. Nuestras fuerzas volvieron, nos abrazamos entre todos y celebramos.

Quien escribe estas líneas, sintió cada uno de estos momentos, más aun cuando fuimos honrados a acompañar a nuestra Hermana Provincial Hermana Copa de aquel año, a visitar diferentes ciudades compartiendo la historia de nuestra Madre. Conociendo la ciudad de Tarija, fuimos testigos de la niña que quedó desahuciada cuando apenas tenía meses de nacida y que, por la fe y oración del padre, de manera inexplicable la niña actualmente se encuentra rebosante de vida. Muchos testimonios podemos citar para explicar los milagros de la Madre, su historia de vida es fascinante y cada vez que la compartimos sentimos aquel carisma.

Gracias Santa Madre Nazaria por conocer tu carisma y ser parte de esta historia, aprendí a seguirte y a amar a Dios como tú lo hiciste.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia