• close
    ORURO, 22 DE OCTUBRE DE 2020

Entre enero y octubre de 2020 Oruro registra 12 feminicidios


Oscar Chávez
EL FULGOR.com

11 de octubre de 2020

timer 8 min. 15 seg.




Una vivienda de la zona Norte, donde se encontró el cadáver de una muje

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), entre enero y octubre de la presente gestión, registra 12 casos de feminicidio frente a nueve de 2019,  por este delito.

La realidad muestra a mujeres de diferentes edades, víctimas que perdieron la vida en manos de sus esposos, parejas y exparejas, o personas con quienes guardaban cierta relación afectiva.

La cifra actual alarma a las autoridades, primero por las circunstancias en que fueron asesinadas y, segundo, que luego del hecho, los acusados en su gran mayoría se dieron a la fuga, intentando deslindar responsabilidad; sin embargo, la Policía concretó su captura.

A continuación, un recuento sucinto de lo ocurrido entre enero y octubre, bajo esta figura legal.

EL 2020

El primer caso de feminicidio sucedió a pocos días de celebrar el año nuevo. El 4 de enero, una pareja de esposos había asistido a un acontecimiento social en horas de la tarde, prolongándose hasta horas de la madrugada del día siguiente. Jhovana M. Q. F. y Johnny S.Y., ambos de 33 años, retornaron a su vivienda en la zona Oeste de la ciudad de Oruro, con ubicación por el sector conocido como “Chancadora”, fue entonces que una discusión terminó en tragedia, luego de que el varón agrediera físicamente a su pareja “clavándole” un cuchillo por la espalda, para luego este huir del lugar.

Aquella jornada, mientras se trasladaba a la víctima hasta el nosocomio más próximo, perdió la vida por la gravedad de sus heridas. Días después, el presunto autor fue enviado a la cárcel de San Pedro bajo detención preventiva.

LA DESAPARICIÓN DE ADRIANA

El 15 de enero se denunció la desaparición de una mujer identificada como Adriana Toco Policarpio de 27 años. Ella, además de su esposo, habían arribado el 10 de enero a la ciudad de Oruro, desde el Distrito Minero de Huanuni, para participar de una actividad social donde consumieron bebidas alcohólicas.

El 11 de enero ya no se supo más de ella; la Policía aprehendió a principal sospechoso, pareja de la misma, quien hasta hoy afirma desconocer lo que ocurrió entre la noche del 10 y la madrugada del 11 de enero. Lo cierto es que en la actualidad, la familia de Adriana continúa su búsqueda pese a no descartar que haya sido victimada, y su cuerpo trasladado a algún lugar alejado de la ciudad de Oruro. El caso se registró como el segundo feminicidio.

ABRIL

La mañana del 29 de abril, una noticia alarmó a la población orureña, tras encontrar en plena vía publica, el cadáver de una mujer con una edad promedio de 25 a 35 años, a ella la abandonaron en la esquina de la intersección de las calles Murguía e Iquique, zona Este de la capital. 

Horas más tarde el resultado de la autopsia de ley practicada a sus restos, estableció que la asfixiaron hasta segarle la vida. La investigación “apuntó” a tres sospechosos, dos varones y una mujer, que presentaban antecedentes delictivos, uno de ellos era pareja de la víctima. Hasta entonces fue la tercera mujer que perdió la vida en circunstancias funestas.

“UN SABADO DE MAYO”

El sábado 23 de mayo, pese a que la ciudad se encontraba bajo encapsulamiento por la pandemia del coronavirus, dos hechos de sangre acrecentaron el número de feminicidios. El primero, cuando un vecino que, junto a su mascota, había salido a realizar actividad física por los arenales de la zona Sureste de la ciudad de Oruro, encontró una jauría de canes que estaban devorando un cuerpo humano. Luego de que las autoridades arribaran hasta el lugar y procedieran al desentierro, se evidenció que se trataba de una mujer que aparentemente había sido estrangulada. 

Un mes después, se logró identificarla además de capturar al presunto agresor en el departamento de Cochabamba, el acusado, quien guardaba una relación sentimental con la víctima, fue enviado a la cárcel mientras las investigaciones siguen su curso.

Horas más tarde del mismo día, la Policía acudió al barrio Miraflores de la zona Norte, donde al interior de un domicilio se encontró el cadáver de una mujer que, presuntamente había sido agredida por su concubino quien terminó por asfixiarla. Aquella noche se instruyó su aprehensión para ponerlo a disposición de las autoridades.

JUNIO Y JULIO

El 17 de junio, el cadáver de una mujer fue hallado en la zona Este de la urbe orureña, en las calles Adolfo Mier y Quintana. Las averiguaciones permitieron identificar a la víctima del sexto feminicidio como Nancy F. G. de 53 años, a quien la violaron y golpearon hasta matarla. 

De este caso, dos son los presuntos autores que fueron sometidos a un proceso judicial que todavía sigue en curso. Uno de ellos fue encarcelado.

En otro caso suscitado el 26 de julio, la Policía llegó hasta una vivienda en la urbanización Dios es Amor, encontrando el cadáver de una mujer de 55 años aproximadamente, que presentaba una herida provocada por un arma punzocortante; ante esta situación, cuatro personas en estado de ebriedad fueron trasladadas hasta dependencias policiales, al ser los principales sospechosos del hecho. Días después, las autoridades instruyeron la reclusión de uno de ellos.

AGOSTO

En el mes de la patria se registró el octavo y noveno caso. El 7 de agosto, en las calles Brasil y avenida del Ejército, una mujer murió por un traumatismo cráneo encefálico cerrado, herida que habría sido provocada por su pareja. Ambos habían llevado una relación sentimental pasada y aparentemente aquella jornada se habían reunido para consumir bebidas alcohólicas. El presunto autor de 43 años fue aprehendido y procesado por el delito de feminicidio.

Dos días después, es decir el 9 de agosto, la Policía encontró el cadáver de una persona abandonada en la carretera Oruro-La Paz, con el transcurrir de los días las autoridades aprehendieron al hijo de la víctima, ya que existían indicios que él la había asesinado y posteriormente trasladado sus restos al lugar donde fue hallada.

DOBLE FEMINICIDIO

El 18 de agosto ocurrió un hecho que conmovió a la colectividad, por la forma en que una madre y su hija, ambas de la tercera edad, fueron violadas y luego asesinadas al interior de una vivienda en pleno centro de la ciudad de Oruro.

Iniciadas las investigaciones la Policía aprehendió al primer sospechoso que fue enviado a la cárcel de San Pedro, posteriormente se llegó a dar con el paradero de un segundo implicado, que sería un funcionario policial en actual servicio.

El fiscal que investiga el caso, Alexander Casanova, sostuvo que las probables causas hacen referencia a las pertenencias y dinero que ambas mujeres guardaban al interior del domicilio, vale decir, que la intención de los sindicados era apropiarse del efectivo y objetos de valor que bordeaban los 40.000 bolivianos.

OCTUBRE

El décimo segundo caso de feminicidio ocurrió el 1 de octubre en una vivienda de la zona Sur de Oruro, cuando una discusión de esposos, ambos en estado de ebriedad, derivó en un conflicto donde el varón agredió brutalmente a su víctima provocándole una grave herida en la cabeza.

Cuando la Policía llegó al lugar, el acusado manifestó que su esposa había sufrido un golpe producto de una caída accidental. Esta declaración fue desvirtuada por una de las hijas de corta edad, quien había visto el instante en que su madre fue brutalmente agredida por su padre hasta provocarle la muerte.

Luego de ordenar la aprehensión y posterior imputación del esposo, por el presunto delito de feminicidio, fue encarcelado por instrucción de la autoridad jurisdiccional.

La víctima fue estrangulada por su agresor 

PREVENCIÓN

Las estadísticas actuales generan preocupación de las autoridades policiales y defensoras de derechos, por lo que hace imprescindible fortalecer el trabajo de prevención en base a la aplicación de políticas sociales que contribuyan a erradicar este problema social.

En una forma de evitar mayores hechos, se “relanzó” la línea telefónica gratuita del 80014 – 0348, para que la población acuda a la Policía en el caso de ser víctima de alguna situación de riesgo o delito, o en el caso de ser testigo de un hecho de violencia.

Hasta finales de septiembre, 86 son los casos de feminicidios que se registraron en Bolivia.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia