• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

¿Nueva normalidad o una sociedad relajada?


Johan Romero
EL FULGOR.com

04 de octubre de 2020

timer 5 min. 13 seg.




Muchas personas caminan con el barbijo en la mano 

Desde que el Gobierno Nacional anunció en Bolivia el inicio de una “nueva normalidad”, después de la llegada de la pandemia del Covid-19, de a poco se fueron permitiendo diferentes actividades dentro la sociedad, como la ampliación de horarios para la circulación de vehículos y personas, ahora todos tienen derecho a salir de sus casas el momento que quieran, pero esto desencadenó en una actitud muy “relajada” de las personas.

Bolivia estuvo en etapa de cuarentena o confinamiento cinco meses y tres semanas, pero desde inicios de septiembre, el Gobierno Central decidió iniciar una etapa de post confinamiento. 

En todo el país, los trabajadores retomaron las ocho horas de su jornada laboral, también se reabrieron vuelos internacionales, los comercios atienden con mayor flexibilización en los horarios, inclusive los fines de semana, pero se mantenían las actividades masivas sin efecto, además que los horarios de circulación eran hasta un máximo de las 20:00 horas.

Inicia octubre y las nuevas disposiciones del Gobierno establecen que las actividades se pueden desarrollar desde las 05:00 horas hasta la medianoche, además que se permiten las actividades religiosas, culturales, deportivas, gimnasios, recreación, ocio y entretenimiento, pero obedeciendo los protocolos de bioseguridad.

Ante estas determinaciones, las calles de las ciudades, nuevamente se vieron “inundadas” de personas, principalmente de los comerciantes que estuvieron con una actividad irregular. Este extremo trajo una actitud bastante “relajada” de gran parte de los ciudadanos, quienes ya no cumplen los protocolos de bioseguridad, no utilizan adecuadamente los barbijos, generan muchas aglomeraciones en los mercados y al interior del transporte público.

“Lamentablemente ustedes salen a la calle y muchos casos ya ni utilizan el barbijo, en las filas que están haciendo en los bancos ni siquiera hay medio metro de distanciamiento, entonces es inminente que en cualquier momento tendremos noticias malas, que tendremos un rebrote, esto significa que si bien en este momento tenemos números menores de acuerdo a laboratorio, pero puede llegar un momento que de golpe aumentaran el número de casos, vamos a volver a lo que teníamos anteriormente y nuevamente estaremos en correteos. A la población se le pidió que mantengan las medidas de prevención, pero creo que se están relajando”, refirió el responsable del Centro Departamental de Enlace del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Oruro, Ademir Montaño.

La aglomeración de personas se ve como algo normal 

Recordó que la historia nos enseñó que el despreocuparse muy tempranamente por una enfermedad, puede tener un desenlace catastrófico, como sucedió a principios del siglo pasado con la pandemia de la Gripe Española, que cuando parecía controlada las personas no siguieron con los cuidados correspondientes y el rebrote atacó con mayor fuerza.

AGLOMERACIÓN

En algunas ciudades del país, como es el caso de Oruro se empezó a dar permisos para diferentes actividades que otrora significaba una inminente aglomeración de personas, como la apertura de gimnasios, cines, iglesias, entre otros, pero si con la nueva dinámica y respetando los protocolos de bioseguridad se deberían evitar el incremento de contagios por Covid-19, pero mucho dependerá de la educación de las personas. 

Inclusive, esta semana la Policía intervino fiestas clandestinas que ya generó una innecesaria reunión de personas que se convierten en transmisores potenciales de la enfermedad.

“Todo evento donde haya conglomerado de gente, constituye en un centro de alto riesgo, entonces el tema aquí es que mucha gente está aprendiendo a hacerse el tratamiento en sus domicilios, sin embargo este virus tiene mucha capacidad de infección y rápidamente se contagia”, refirió Montaño.

AUTOMEDICACIÓN 

Una actitud que asumen varios sectores de la sociedad, principalmente los de bajos recursos económicos, es la automedicación, hábito que fue en incremento con la presencia de la pandemia del Covid-19, impulsados por la recomendación de amigos o mala información en los medios de comunicación, pero las personas que recurren a la automedicación están expuestas a graves peligros, en ocasiones funestos para su salud y vida.

“Muchos están medicándose sin tener la necesidad, ya con algunos antibióticos, por si acaso toman, porque no tienen una dirección médica, no están regidos con ello y esto es otro tema que puede causarnos riesgo, porque en muchos casos generarán resistencia, en un futuro ya no hará mucho efecto. Todo tratamiento que se realice, debe ser supervisado por un médico”, remarcó Montaño.

Calle de Oruro durante la cuarentena rígida 

Pero la mejor forma de prevenir el Covid-19 por ahora es usar el barbijo, lavarse las manos y cara con agua y jabón y mantener el distanciamiento social.

VACUNA 

Varios países confían en que en pocos meses ya se cuente con una vacuna confiable contra el Covid-19, pero esto no significa que la enfermedad se erradicará, según el experto en salud deberán pasar muchos años para tener controlado el virus, pero será difícil volver a la normalidad que teníamos.

“Una nueva normalidad vamos a tener, porque si bien vamos a tener la posibilidad de bajar el número de casos, debemos aprender a convivir con este virus, no se va a ir de pronto, hay que hacer un trabajo largo para conseguir la erradicación del virus, como se está logrando con el sarampión, con la viruela o poliomielitis”, refirió Montaño.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia