• close
    ORURO, 29 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Márcia Batista Ramos

Violencia contra la mujer en un orden social establecido que está equivocado


REDACCIÓN
EL FULGOR.com

15 de septiembre de 2020

timer 10 min. 37 seg.




Márcia Batista Ramos

Los medios de comunicación dan cuenta cada día de historias de violencia contra la mujer que, de tanto repetirlas, parece que se han convertido en algo natural, en algo que la sociedad acepta callada, ¿o tal vez domesticada?

La mujer murió luego de recibir una tremenda paliza por parte del esposo o compañero, la niña de tan sólo 10 o 12 años fue violada por su padrastro, por su tío o sus primos, “noticias” que se repiten todos los días y que los medios amplifican sin compasión.

 La violencia contra la mujer y la infancia en Bolivia es un mal que la sociedad arrastra y que a pocos parece interesarles y pese a la existencia de leyes que condenan con penas duras a los agresores, los hechos se repiten y multiplican.

Es un tema de lacerante actualidad que Márcia Batista Ramos, aborda en su última obra dedicada al tema: la violencia contra las mujeres.

Una gran contribución que se presenta en formato digital y cuyo contenido será distribuido en forma gratuita.

Márcia, brasileña de nacimiento, vio la luz en el Estado de Rio Grande do Sul en mayo de 1964, pero radica en Oruro, hace más de un cuarto de siglo, donde formó una familia con Jaime de Hinojoza. Ama a Bolivia como a su patria de nacimiento.

De trato sencillo, siempre jovial y amable, comparte su vida hogareña con su labor de gestora cultural, escritora y crítica literaria por medio de artículos que publica en periódicos nacionales y del exterior.

En una entrevista con El Fulgor.com, afirma que, “el orden social establecido” está equivocado” cuando permite la violencia contra la mujer.

El Fulgor.com (EF).-  ¿Qué la motiva a escribir un libro sobre la violencia contra las mujeres?

MÁRCIA BATISTA RAMOS (MB).-  La realidad lacerante que nos envuelve, donde todos los días vemos, mediante los medios de comunicación, situaciones atroces que envuelven la integridad física y psicológica de las mujeres y niños, por el simple hecho de que son mujeres e infantes.  Ya que vivimos en un planeta donde la supremacía del varón sobre la mujer, se la ve en todos los ámbitos, haciendo con que muchas mujeres se vean privadas de ejercer a plenitud sus derechos humanos; La violencia está tan arraigada en nuestra sociedad que se llega a extremos, ya que muchas mujeres y hombres consideren que cierto grado de violencia, por ser tan común, como escuchar gritos e improperios por parte del marido u otro hombre de la familia, no es violencia. Eso demuestra que nuestra sociedad vive en el marco de la desigualdad. Y una sociedad alejada de la equidad de género es una sociedad enferma y atrasada. Entonces, la impotencia ante los males de nuestra sociedad enferma, me lleva a escribir sobre esta temática tan ingrata como angustiante, ya que sabemos que todos los días y todas las horas del día existen mujeres que están con su vida en riesgo en manos de un hombre abusador, violento, enfermo, asesino…

(EF).- Con seguridad tiene estadísticas sobre esta violencia, ¿tiene algunos ejemplos de agresión contra mujeres?

(MB).- No quise colocar datos estadísticos en este ensayo, porque es un trabajo de carácter cualitativo y no cuantitativo. Siendo así, no me enfoco en los números que son totalmente deshumanizantes, desde mi punto de vista. Me enfoco en las causas de la problemática que lacera nuestra sociedad al cegar la vida y futuro de mujeres que podrían haber contribuido a la construcción de un mundo mejor, sin embargo, mentes de hombres inescrupulosos con manos asesinas acabaron con sus existencias. Y entonces viene la pregunta: ¿Con qué derecho? Y la respuesta está ahí, a la vista y paciencia de todos: Con el derecho que ellos se adjudicaron por ser varones. ¡Nada más! Y esto es vil. No podemos pensar que las personas puedan vivir en roles de desigualdad, donde unos tienen derecho a la vida y las otras NO. Además, hasta en los protocolos de guerra la tortura es ilegal. Sin embargo, hay mujeres que viven bajo tortura física y o psicológica y la sociedad en su conjunto, mira estos extremos con naturalidad ya que el torturador es el marido o compañero. O sea, el orden social establecido está equivocado y es necesario decirlo y hacer eco, hasta que las actitudes cambien. Así, presento un libro que no tiene estadísticas porque sé que se trata de un mal endémico crece todos los días. Entonces el libro será actual, mientras la tragedia persista.

(EF).- ¿Nos puede detallar el contenido de su obra?

(MB).- Prefiero regalar gratuitamente a cada lector el libro en formato digital:http://inmediaciones.org/violencia-contra-la-mujer/.

El libro es un regalo de mi parte a toda nuestra sociedad, la descarga es gratis y es posible gracias al apoyo de la REVISTA INMEDIACIONES, a través de su director: Jorge Larrea Mendieta y de su editora general: Mirna Echave Mallea.

(EF).- ¿A qué público está dirigido el contenido y que espera como reacción?

(MB).- El libro está dirigido a todo el público:  adultos, jóvenes y adolescentes, porque la sociedad en su conjunto necesita tomar conciencia del flagelo que representa semejante despropósito en la vida de las mujeres, en el interior de los hogares, haciendo con que la vida sea una tragedia.

Si los hombres no toman conciencia de que la violencia es un mal, si las mujeres no toman conciencia de que no deben soportar la violencia en ningún caso, los niños crecerán con la idea torcida de que la violencia es tolerable y repetirán los estereotipos aprendidos. Nuestra sociedad no evolucionará.

(EF).- ¿Enfrentó alguna o algunas dificultades en el proceso de redacción de su obra?

(MB).- Sinceramente, escribir ese libro fue difícil porque al acercarme a una realidad tan desastrosa y no poder pararla en un santiamén, me causo depresión.

(EF).- ¿Cree que en Bolivia impera una sociedad machista?

(MB).- Si. Como en todo Latinoamérica y en todos los países atrasados del mundo. Donde todos creen en la supremacía del hombre sobre la mujer. Y es tan lamentable este tipo de modelo social que no permite el desarrollo integral de la sociedad, porque una sociedad donde dentro de la casa existen personas de primera clase y mujeres de segunda clase, es una sociedad desequilibrada, mal cimentada, prestes a derrumbarse a cualquier momento.

(EF).-¿A qué factores atribuye la violencia contra las mujeres?

(MB).-Los factores socioculturales vigentes en los países donde el primitivismo está arraigado, la falta de cultura en general es la causa primordial para el no ejercicio pleno de los derechos humanos de todas las personas, en el caso, de las mujeres. Y cuando hablo de factores socioculturales, es menester recordar que las familias transmiten de generación en generación el modelo de relacionamiento equivocado, donde el varón tiene supremacía sobre la mujer. La inequidad de género empieza dentro la casa, en la familia para después reproducirse en los otros ámbitos sociales.

(EF).- Seguro que su libro contiene historias de violencia contra mujeres, ¿puede destacar alguna?

(MB).- La triste historia de ser mujer y nacer con el estigma de menor valía que un hombre, es el tema abordado en su conjunto. El libro en sí no es amarillista, no pretendo llamar la atención sobre lo negativo. Eso hacen los medios de comunicación, cada día y no ayudan en nada. El libro, como todo un libro, sirve para educar, para dar subsidios para que las personas piensen que pueden relacionarse en base al respeto y al amor. Porque lo único que pretendo es aportar, aunque de manera ínfima, a la eliminación de la violencia contra la mujer, que es una violencia que rebaza a los infantes. No quiero mostrar los detalles del dolor que causa la violencia, porque no me gusta el morbo y eso es lo que hace la prensa, explota el morbo con un sensacionalismo casi irracional, al mostrar las heridas y no así, a la bestia que las cometió. Yo no podría exponer en forma particular ninguna historia infeliz. Porque no veo sentido en victimizar dos veces a una mujer, como hace la prensa amarillista, cuando en realidad hay que exponer al monstruo que cometió el crimen.

(EF).- ¿Quién es Marcia?

BIOGRAFÍA

Márcia Batista Ramos, nació en Brasil, en el Estado de Rio Grande do Sul en mayo de 1964. Es licenciada en Filosofía por la Universidade Federal de Santa María (UFSM)- RS, Brasil. Radica a más de cuarto siglo en Bolivia, en la ciudad de Oruro. Es gestora cultural, escritora y crítica literaria. Columnista de la Revista Inmediaciones, La Paz, Bolivia y Columnista del Periódico Binacional Exilio, Puebla, México, además colaboradora de la Revista Dominical, Periódico La Patria, Oruro; es colaboradora de varias revistas culturales en diferentes países.

Publicó: Mi Ángel y Yo (Cuento, 2009); La Muñeca Dolly (Novela, 2010); Consideraciones sobre la vida y los cuernos (Ensayo, 2010); Patty Barrón De Flores: La Mujer Chuquisaqueña Progresista Del Siglo XX (Esbozo Biográfico, 2011); Tengo Prisa Por Vivir (Novela Juvenil, 2011); Escala de Grises – Primer Movimiento (Crónicas, 2015); Márcia Batista Ramos: El alma adolorida de Cesar Verduguez Gómez, pg.233 en Lo escrito Escrito Está (50 años de Trayectoria Literaria de César Verduguez Gómez, 2016); Escritoras Cruceñas (poesía, narrativa y drama) Caballero, Reck & Batista (2019); Escritoras Contemporáneas Bolivianas (poesía, narrativa y drama) Caballero, Decker & Batista (2019); Anexo en Diablo- Diablada De Oruro Al Mundo – Antonio Revollo Fernández (2019); Márcia Batista Ramos: Homero Carvalho Oliva: Poeta de las aguas, Iluminado por el fuego de Las Palabras pg.47 en Homero Carvalho La odisea de las palabras, de Iván Jesús Aruzamen. (2019); Cuento: Un Viaje en carnaval, en “BOLIVIA La versión de escritores extranjeros” Homero Carvalho Oliva. Torre de Papel, Bolivia (2020); Cuento: Un Hombre Común, en “Honduras como Epicentro - Antología Mundial de Escritores en Cuarentena”, Chaco de La Pitoreta. Ed. AteA (2020); Antología “Compendio Literario pro Casa Melchor Pinto”, Colectivo Poético; Santa Cruz de La Sierra (2020); “Caspa de Ángel - antología de cuentos, crónicas y testimonios del narcotráfico” Batista Ramos & Carvalho Oliva. Bolivia (2020); “BREVIRUS Antología de minificciones”, Lilian Elphick Latorre. Revista Brevilla, Santiago de Chile (2020); Poema: “Cómplice”, Antología: LA ESPERA INFINITA II. Chaco de la Pitoreta. Ed. AteA, Honduras (2020). Publicaciones en revistas y Blogs: Revista Regatul Cuvantului, Rumania; Faro Cultural Santa Cruz, Santa Cruz, Bolivia; Revista Oxímoron, Sucre, Bolivia; Revista Plaza Catorce, Cochabamba; Revista Culturel, El Salvador; Letras Itinerantes, Colombia; Musuq Nuna, Bolivia; Centro Cultural Francisco Solano, Argentina; Revista Tabaquería, México; Revista poética "Azahar" de España; Revista Paréntesis, México; Piedra y Nido, Argentina; La Literatura del Arte, Paris, Francia; Revista Relieves, Argentina; Revista Brevilla, Chile; Movimiento Poético Riba –Turia, España; Leamos cuentos y crónicas BLOSSPOT. COM, Argentina; Plumas Hispanoamericanas, Santiago de Chile, Chile; Bajootroscielos, Barcelona, España; El Espectador, Bogotá, Colombia.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia