• close
    ORURO, 29 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Por efectos de la pandemia

El kilo de carne de llama baja de Bs. 22 a 15 y no hay compradores

La baja en la economía lleva a la “descapitalización” de los productores de camélidos


REDACCIÓN
EL FULGOR.com

05 de septiembre de 2020

timer 1 min. 59 seg.




Carne de llama (Foto Internet)

El impacto económico a causa del coronavirus, lleva a los productores de camélidos a ingresar en una “descapitalización” por el impedimento de comercializar carne y derivados a costos promedio. El kilo de carne de llama bajó de 22 bolivianos a 15 y la demanda disminuyó considerablemente.

Los efectos de la pandemia del coronavirus se va reflejando en diferentes aspectos; es evidente la baja de la economía de las familias tanto en el área rural y urbana, como en la repercusión directa en la producción local ya que se estima que los productores no podrán comercializar sus productos “a buen precio” al menos durante los siguientes meses.

CARNE DE CAMÉLIDO

El mayor ejemplo se centra en la oferta y demanda de carne de camélido, que antes de la pandemia comprendía un costo de 22 bolivianos el kilo, hoy, si bien su costo se redujo a 15 bolivianos, la demanda no es la esperada ya que la economía del comprador también se vio afectada.

“Aunque quisiéramos vender nuestros productos a mayor precio, ya no hay capacidad de compra. La economía está restringida, el sector demandante de estos productos ya no tiene posibilidad de comprar a precios adecuados”, afirmó Severo Choque, especialista en temas de producción de camélidos.

Más allá de la falta de poder adquisitivo en gran porcentaje de la colectividad, otra limitante para la producción camélida se centra en dinámica de la oferta y demanda, es decir, que el consumo de la población se inclina en adquirir la carne de res y pollo antes que la de camélido.

Todavía es incierto el norte que adoptarán los productores ante la crisis económica producto de la pandemia, para ello se espera que las autoridades sean mediadores quienes canalicen recursos económicos, además de aplicar estrategias que incentiven al consumo de productos considerados naturales y saludables.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia