• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

6 de Agosto en tiempos de Covid… y lejos de casa


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com

09 de agosto de 2020

timer 6 min. 43 seg.




Colectivo Sociocultural AntofaPatrimonial

Es un año complicado, más aun en la celebración por los 195 años de vida independiente de Bolivia. Algunos homenajes y salutaciones simples, sustituyeron a los desfiles y actos a los cuales cada año nos tenían acostumbrados estudiantes e instituciones en las calles de las ciudades principales del país. Actualmente, la pandemia por el Covid-19 y los conflictos producto de la convocatoria a elecciones, coloca al país en una situación muy complicada.

Al inicio de la pandemia, cuando apenas conocíamos los primeros casos, comenzaron también a aparecer noticias de compatriotas varados en países vecinos. La cobertura de redes sociales nos mostró muchos de ellos caminando en el vecino país de Chile por el municipio de Huara, y a los cuales los acogieron en un campamento en la frontera de Pisiga en nuestro país. Desde aquella vez, la frontera se cerró definitivamente y la circulación interna también fue suspendida, aunque en los últimos dos meses, el transporte interdepartamental retomó sus servicios como también el aéreo.

Las noticias actuales se concentran en los reportes de la enfermedad que cada día aumentan en el país, la escasez de oxígeno, los bloqueos, y un largo etcétera no nos permite ver más allá de nuestras fronteras, salvo que sea una noticia de impacto mayor como la explosión en Beirut. Los medios nacionales dejaron de informar desde los meses de abril y mayo lo que sucedió con otros compatriotas que no alcanzaron a cruzar las fronteras.

Pruebas de Covid-19 que realizan a nuestros compatriotas en Antofagasta

Sin embargo, en la ciudad de Antofagasta, en la República de Chile, se desarrolló una noticia que vale la pena compartirla. Conocimos de ella, a partir de la amistad a través de las redes sociales y de la participación en eventos virtuales de la Guerra del Pacífico con Anita Olivares, quien es natural de Calama pero actualmente vive en Antofagasta. Nuestra amistad, se vincula a partir del seguimiento de las actividades desarrolladas por una agrupación cultural denominada “Los Viejos Estandartes”, que tienen el objetivo de realzar las glorias chilenas en el Norte.

En otro espacio, podremos compartir lo que hace esta importante agrupación, que vale la pena su relieve.

Movidos por un alto sentimiento de solidaridad, y también por un vinculo hacia el país, particularmente por la presencia boliviana en la historia de Antofagasta, que va más allá del 14 de febrero de 1879, que señala la ocupación del ejército de Chile al puerto boliviano y la defensa de Calama de 23 de marzo del mismo año. Decidieron asumir un rol particular, que se da por una agrupación que ha desarrollado iniciativas importantes en defensa del reconocimiento de lugares patrimoniales y el fortalecimiento de la identidad local, en este caso nos referimos a “Antofapatrimonial”.

Esta agrupación debe su existencia a Isaac Arce Ramírez que se dedicó a la investigación de los antecedentes históricos de aquella ciudad. Sin embargo, una de sus áreas es también la Migración, la misma que ofrece apoyo a quienes dejaron su país de origen para buscar otros espacios que les permitan mejor oportunidad.

Con esa participación comunitaria que agrupa “Antofapatrimonial”, y como bien lo dijimos con ese alto compromiso y valores solidarios que fortalece el sentimiento del ser humano, decidieron apoyar un campamento de ciudadanos bolivianos que se encontraron varados en aquella ciudad y solicitaban en las puertas del consulado nuestro, su repatriación. Dejando de lado aquellos procesos históricos, decidieron aunar esfuerzos para apoyar de manera desinteresada a nuestros compatriotas.

La presidenta de la agrupación Daniela Barrios, junto a otros miembros de la misma como nuestra amiga Anita Olivares, supieron de un grupo de bolivianos, del último que se quedó en Antofagasta. Vieron como dormían en las puertas del consulado en medio de las inclemencias del tiempo y la falta de alimentación generó preocupación y angustia particularmente aquellos que tenían a sus niños y niñas.

De fondo la residencia donde fueron alojados nuestros compatriotas

Esta agrupación, gestionó con el apoyo de otras organizaciones y vecinos de Antofagasta, alimentación para todos ellos, levantando ollas comunes. Logró, además, que se consiguiera albergue en una Junta de Destino, que en analogía a nuestro país podemos considerar como Centros Comunitarios. Mientras duraba la cuarentena, se hicieron pruebas para identificar casos de riesgo, y lamentablemente encontraron que muchos de nuestros compatriotas que se encontraban en este espacio, dieron positivo de Covid-19, para lo cual la Agrupación gestionó una residencia para guardar la cuarentena y se esperaba que el Consultado gestione su traslado.

A último momento nos enteramos que efectivamente 11 salieron con resultado positivo de un total de 29 y espera el resultado de la gestión a la siguiente semana para su traslado al país. Entre los casos muy complicados nos enteramos que existe una mujer embarazada que dio positivo y otra persona con enfermedad de base, es decir, con cáncer.

Muchos pensamos que mejor es que se queden allá, sin embargo, debemos tener actitud empática, y entender que ellos decidieron dejar el país para buscar mejores oportunidades que el país lamentablemente no les ha ofrecido. Ahora, en la situación más complicada que les toca vivir, y muchos de ellos complicados con la enfermedad, lo único que desean es retornar al país, volver a su hogar, por más humilde que sea, pero estar al lado de familia. Ese es el sentimiento de todos nuestros compatriotas que se encuentran en esta situación. Qué difícil es sentirse boliviano y no poder volver a tu Patria.

La Agrupación “Antofapatrimonial” ha canalizado colectas, campañas y ha logrado a través de sus propias gestiones profesionales médicos para la atención, fuera de alimentación diaria que se ha garantizado para todos ellos. Realmente, un acto humano que vale la pena resaltar. Uno de los amigos Camilo Kong que además es concejal del municipio de Antofagasta, ha apoyado también para lograr el objetivo de una adecuada atención a nuestros compatriotas.

Pasó el 6 de agosto, nuestra fecha cívica, sin festejos y desfiles. Y allá en Antofagasta, nuestros compatriotas, solo añoran volver al país para reunirse con su familia, de repente para terminar sus últimos días; sin embargo, aquellos seres humanos maravillosos que conforman “Antofapatrimonial”, ofrecieron el sentimiento humano que destacamos en este tiempo de pandemia que es la solidaridad. Tal vez, la bandera boliviana no flameó entre nuestros compatriotas y solo quedó en el recuerdo, pero nuestros amigos de Antofagasta, los hicieron sentir como si estuviesen en su hogar.

Pese a las diferencias de nuestros países por el tema marítimo, el ser humano tiene dignidad, y para ello no existe nacionalidad ni edad, porque al final, todos somos parte de este mundo y nuestra relación con el Norte de Chile supera los discursos políticos. Esta es una de las formas como “Antofapatrimonial” encontró la manera de hacer patria.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia