• close
    ORURO, 19 DE OCTUBRE DE 2020

Las últimas horas del Gobierno de Gualberto Villarroel


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com

19 de julio de 2020

timer 12 min. 4 seg.




Mayor Eduardo Nogales, con quien habló Víctor Paz mintiendo que apoyaría con los mineros al gobierno de Villarroel 

Hace un año publicamos un relato sobre la caída del Tcnl. Gualberto Villarroel, del cual insertamos el enlace correspondiente:

https://elfulgor.com/nota/5d35bf4fd5297/21-de-julio-y-la-inmolacion-de-un-presidente

Sin embargo, quisimos reproducir las últimas horas de ese fatídico día que llevó a la muerte del Presidente y dos de sus colaboradores. Para ello, utilizaremos las fuentes que tenemos de aquellos días, entre ellos, recortes de periódico y otros libros que llegaron a nuestras manos y que lamentablemente son muy escasos y lo peor es que no están en bibliotecas.

Días antes al 21 de julio de 1946, en una especie de Pacto Tripartito de obreros, estudiantes y profesores, amenazaron con una huelga si no ajustaban los salarios y expulsaba al MNR encabezado por Víctor Paz Estenssoro del Gobierno, a quien se le responsabilizaba por los fusilamientos de Chuspipata y Challacollo.

 Se habían suspendido los festejos del 16 de julio por las situaciones de convulsión que vivía el país.

El miércoles 17 de julio, la Universidad Mayor de San Andrés apareció apedreada. Horas antes unos ebrios atacaron con piedras su fachada, lo que indignó a la población por el destrozo de las ventanas. Lamentablemente, este hecho fue protagonizado por el ministro de Estado Julio Zuazo Cuenca, al cual Villarroel al enterarse, solicitó su renuncia. Mientras, los universitarios se organizaron en grupos en diferentes zonas de la ciudad de La Paz, convocando a todos los sectores de la población.

Entierro del estudiante Camberos

En una de estas concentraciones cuando hacían uso de la palabra algunos oradores, los carabineros dispararon contra ellos, quedando sin vida el cuerpo del estudiante Bergel Camberos de la Escuela Industrial “Pedro Domingo Murillo”.

El jueves 18 de julio, el presidente Gualberto Villarroel, ordenó la marcha del Regimiento “Loa” 4 de Infantería sobre La Paz y el Regimiento Bolívar 2 de Artillería. A las once de la mañana de ese día, el comando del MNR convocó a todos los diputados en el salón Rojo del Palacio Legislativo para evaluar la situación, especialmente del pedido del pueblo que el MNR saliera del Gobierno.

Juan Lechín, irrumpió comunicando que noche anterior había muerto un estudiante. Víctor Paz, como Ministro de Hacienda, expresó que no estaba en comunicación con el Palacio de Gobierno, sin embargo, todos los presentes, notaron que desapareció de la reunión casi instantáneamente, por lo que supusieron que iba a redactar su renuncia junto con los otros colegas Monroy Block y Zuazo Cuenca.

Ese día se desarrollaron los primeros enfrentamientos en el edificio de Tránsito, ocasionando 10 bajas entre muertos y heridos. Los escasos “varitas” no tenían armamento y el Director General de Tránsito, Mayor Max Toledo, solicitó arsenal de guerra. Se sabe que cerca de la medianoche se había llegado a un acuerdo del Mayor Toledo con los universitarios, maestros y obreros para solucionar la situación crítica; sin embargo, estos tres grupos reiniciaron su huelga, con la misma petición de mejora salarial y la salida del MNR del gabinete.

El cuerpo del jefe de Tránsito, Máx Toledo con quien habló por teléfono Víctor Paz en la Alcaldía

El presidente Villarroel luego de reunirse con el Rector de la UMSA, Héctor Ormachea, ordenó que liberen a los universitarios arrestados en los enfrentamientos.

El viernes 19, por la mañana se puede percibir desde la Ceja de El Alto, aglomeraciones de gente y tiros de ametralladora con intervalos de calma. A las 13:30 en una sola columna, el Regimiento “Loa” y el Regimiento “Lanza” 5 de Caballería descienden a la ciudad de La Paz hasta su alojamiento en el Instituto Geográfico Militar, que en ese tiempo se encontraba en la calle Loayza. Se recibieron órdenes para ocupar algunas esquinas.

Se escuchó tiroteo en el sector del Mercado Rodríguez, y se ordenó que una fracción del “Loa” marche hacia la plaza Murillo en el sector de la calle Comercio. Al llegar, se podía advertir que la manifestación organizada se disolvía por lo que no fue necesaria la intervención de la fracción militar. Ese día por la tarde, se hizo presente en el Palacio de Gobierno el entonces Ministro de Hacienda, Víctor Paz Estenssoro, luego de un enfrentamiento en el que fueron heridos dos ministros. Al ingresar al Palacio en uno de los salones, Paz Estenssoro se cruzó con la esposa del Presidente, la señora Elena López de Villarroel, quien no le respondió el saludo. En la entrevista, Villarroel solicitó el alejamiento del partido MNR del Gobierno, cuando ya desde el día miércoles debían haber presentado su renuncia frente a la petición de los diferentes grupos sociales y que se agravó con el ataque a la Universidad por uno de los ministros pertenecientes a su partido y más aún cuando la situación de salarios ya estaba solucionada.

Sin embargo, Paz Estenssoro, de manera cordial expresó que esta decisión fue motivada por Ormachea quien supuso influyó en la decisión de Villarroel y que ahora se entregaba a la furia del pueblo a los representantes del MNR. El Presidente le dijo que no era así y que garantizaría la situación de seguridad de todos los representantes del partido, como así lo hizo facilitando posteriormente su asilo en las embajadas.

Sábado 20 de julio, grupos de personas comenzaron a reunirse en el sector de la Plaza Lucio Pérez Velasco, se mandó una fracción del Capitán Oscar Luna, en el intento de disparar al aire para disipar a la gente, el suboficial Orellano, disparó nerviosamente su ametralladora resultando tres heridos leves de su fracción. Ese día por la mañana, se reunieron en la casa de Paz Estenssoro, Julio Zuazo, German Monroy Block, Juan Luis Gutiérrez Granier. Se escuchó por la radio la comunicación del nuevo gabinete y el compromiso del ministro de Defensa Ángel Rodríguez de no disparar contra el pueblo.

Lista de movimientistas que el pueblo pedía su colgamiento

 A las 15 horas, se presentaron dos aviadores, el Mayor Alarcón y el Capitán Moreira, manifestando que el nuevo Gabinete no satisfacía al pueblo por estar entre ellos simpatizantes con el Movimiento Nacionalista Revolucionario, solicitando cambiar al Coronel Barrero (quien fue implicado en el hecho de Caquesa), Tcnl. Ayllón, Costas y el héroe de Boquerón Mayor Clemente Inofuentes.

Sin embargo, los regimientos acuartelados, desconocían de la situación del cambio de gabinete, siendo de conocimiento solo de los altos mandos de las respectivas unidades.

A las 19 horas, se presenta recién la nota de renuncia de los ministros del MNR en el Palacio de Gobierno.

A horas 20 se reunieron en el Estado Mayor, los comandantes de los Regimientos Lanza, Sucre y el comandante del Instituto Geográfico Militar, quedando como acuerdo solicitar la dimisión del Presidente del país para evitar una masacre que se preveía. Al terminar la reunión, el General Ángel Rodríguez como ministro de Defensa, solicitó a estos comandantes hacerse presente en el Palacio de Gobierno para pedir personalmente la dimisión del presidente Villarroel.

Casi al finalizar la noche, Paz Estenssoro, se traslada a la casa del Tcnl. Edmundo Nogales, quien fue Ministro de Gobierno, a pedir garantías, porque suponía que el pueblo se iba a ensañar con los miembros del MNR. Víctor Paz Estenssoro, tuvo que ofrecer lo que no tenía, comprometió el apoyo de los mineros para sostener el régimen, al cual Juan Lechín Oquendo le había negado a Paz horas antes si apoyaban el régimen militar. Paz Estenssoro ofreció un gabinete mixto de civiles y militares y una convocatoria a elecciones. Ante esta petición Nogales, se comprometió a hablar con Villarroel con esta propuesta. Se dirigieron en automóvil al Palacio, pero dejó a Paz, Monroy Block y Gutiérrez Granier en la Alcaldía, quienes se quedaron en el despacho esperando cualquier aviso.

En el Palacio cerca de las 23 horas, se hicieron presentes los comandantes y el General Rodríguez, quienes haciendo uso de la palabra, solicitan que renuncie al cargo de Presidente. Sin embargo, algunos militares que también estaban presentes, rechazaron esta petición, como el caso del Capitán R. Monje que amenazó con dejar sus presillas de Capitán sobre la mesa si dimite en el cargo el presidente Villarroel, actos de lealtad que solo ocurrieron en aquella reunión.

Por último, el presidente Villarroel, expresó que el cargo no representaba nada, expresando que el sucesor sería el Doctor Montellano que fungía de vicepresidente; todos los presentes rechazaron esta posición, porque el mencionado doctor pertenecía al MNR, y el pueblo en ese momento no quería ningún atisbo de este partido en el gobierno.

Otros militares, solicitaron que el Presidente se mantenga en el cargo, siendo fieles a los postilados de la revolución del 20 de diciembre de 1943 en el que Villarroel ocupó la presidencia del país, derrocando al Presidente Peñaranda.

Mientras se realizaba la reunión el edecán del presidente, capitán Waldo Ballivián irrumpió la sala y sindicó al capitán Milton López de traidor tomándolo del brazo. Villarroel pidió calma. El Tcnl. Nogales, expresó que quienes querían la dimisión, deberían pasar por sobre su cadáver. Al finalizar la reunión, concluyó que era difícil mantener la situación del presidente sin el apoyo de todo el Ejército, tomando en cuenta que muchos de los efectivos que estaban acuartelados tenían familiares que habían muerto en los enfrentamientos anteriores.

El domingo 21 de julio a las dos o tres de la mañana, el subsecretario de la presidencia Luis Uría de la Oliva, hizo un llamado a la Alcaldía, pidiendo que el Mayor Max Toledo necesitaba hablar urgentemente con Paz Estenssoro o el alcalde Gutiérrez Granier. Paz tomó el teléfono y le comunicaron que no se había definido nada aun, los militares estaban divididos y que en la mañana se iban a comunicar. Paz Estenssoro, entendió que los militares los estaban traicionando. Sacó del bolsillo de su terno una libreta con teléfonos para cortar los teléfonos del Palacio con el Estado Mayor General, el Ministerio de Defensa, la Región militar, el Regimiento “Calama”, el Arsenal de Guerra y la Policía.

Paz dictaba estos números a Monroy Block que anotaba en un papel para que junto con Israel Camacho se fueran a la central telefónica que se encontraba en el mismo edificio de la Alcaldía de La Paz. El diputado por el MNR Alfonso Finot, le dijo a Paz Estenssoro que esto podría en peligro a Villarroel y a Nogales, para lo cual Paz Estenssoro respondió “No importa, que se jodan. Vámonos”.

Bajaron las escaleras y se encontraron con Gutiérrez Granier, a quien le dijeron que se debían ir. Saliendo del edificio Monroy Block y Camacho le informaron a Paz que cumplieron con su misión de cortar los teléfonos del Palacio. El alcalde quiso cerrar con cadena la puerta principal de la Alcaldía, pero Paz Estenssoro le dijo, “deja de hacer macanas”, y lo dejaron abierto. Inmediatamente fueron a buscar asilo. Horas después, se pudo advertir un pizarrón invitando a pasar al pueblo y hacerse del armamento que allí existía, así lo hicieron y eso sirvió para tomar el Palacio horas después.

A las 5 de la mañana, cuando volvía el comandante del Regimiento Loa, se encontró con que la tropa se encontraba en apronte, pensando que fue hecho prisionero en el palacio por lo que resolvieron atacar el Palacio a las siete de la mañana. A las ocho de la mañana se ordenó para que saliera el Regimiento Loa a la plaza Venezuela, pero fue rechazado por su comandante. A las 9 y media se inició el enfrentamiento contra el edificio de Tránsito y el pueblo en las puertas preguntaba cuál sería la posición del “Loa”. A las 12 del medio día el regimiento pasaba al pueblo marchando hacia la plaza Murillo para atacar el Palacio de Gobierno.

Los acontecimientos posteriores, ya los conocemos; era necesario compartir estos antecedentes, porque de manera hipócrita años después el MNR utilizó la figura de Villarroel como “mártir” de la revolución. Sin embargo, los testimonios y registros nos muestran otra historia.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia