• close
    ORURO, 26 DE OCTUBRE DE 2020

Un gran desafío… hacia una educación virtual


Lic. Sandra Zambrana Delgado


16 de junio de 2020

timer 4 min. 11 seg.




Clases virtuales se realizan en muchos países

El brote del Covid-19 trajo consigo una gran crisis para la educación, estudiantes de Escuelas, Universidades, Institutos Superiores y Artísticos, se ven afectados ante el cierre de sus centros educativos. Estamos en una época en que la educación virtual ya es una realidad contundente en nuestra sociedad, su presencia marca en la proliferación de computadoras, laptop, tabletas, Internet, telefonía celular, etc.  Objetos tecnológicos que nuestra realidad exige que estén presentes en nuestra vida cotidiana. La pandemia del coronavirus nos mantiene enclaustrados en casa, la Internet se ha convertido en la ventana para ver el mundo exterior y un gran desafío hacia una educación virtual.

Nos encontramos en plena suspensión de clases presenciales por la situación de cuarentena nacional condicionada y dinámica. El Decreto Supremo Nº 4260, dado el 6 de junio del presente año por la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, en su Art. 2, reconoce la complementariedad de las modalidades de atención en la educación boliviana, las cuales son: presencial, a distancia, virtual y semipresencial, y deberán ser complementarias entre sí.  Según este Decreto las Instituciones educativas deben presentar a las instancias correspondientes su propuesta curricular en las modalidades señaladas y en función a ello una reglamentación especifica por niveles: Regular, Alternativa y Especial y Superior de Formación Profesional.

Nuestras autoridades desde el Ministerio de Educación, departamentales y de distrito vienen trabajando y avanzando, sin embargo, antes de aprobar las reglamentaciones deberán hacer prevalecer que, " Se debe promover el acceso a la educación de calidad, en igualdad de oportunidades y en función a los medios tecnológicos disponibles" Art. 7 D.S. 4260; debe existir indispensablemente el acercamiento y coordinación necesaria con representantes de maestros y padres de familia.

Desarrollar planes de esfuerzo conjuntos: Gobierno, Empresas de telefonía (Servicios de Internet), plataformas virtuales con cursos de manera práctica para los estudiantes y los maestros creen sus propios cursos, estos deben ser gratuitos; se trata de que ningún estudiante quede atrás por falta de recursos.

Es una realidad que a la fecha instituciones educativas optaron por una educación virtual, algunas Universidades y Unidades Educativas particulares cuentan con Plataformas educativas, la mayoría apoyándose en recursos digitales como video conferencias on line, Zoom, Google Meet, Google Classroom, WhatsApp, pero no todas, ahí existe un desnivel hacia el sector que no cuenta con los medios tecnológicos,  entre ellos niños y jóvenes con riesgo de exclusión y rezago educativo; en especial los del área rural y Unidades Educativas periurbanas.

No todos los estudiantes tienen acceso al Internet

Avanzar hacia el aprendizaje virtual, ya sea en cualquiera de las modalidades implica que las autoridades gubernamentales y locales deben solucionar primeramente las necesidades de equipamiento tecnológico a la población estudiantil más vulnerable. Los maestros debemos trabajar arduamente: intensificar nuestras capacitaciones en el uso de herramientas para la educación virtual, adecuar nuestras estrategias metodológicas a un sistema digital, adaptarlas, enriquecerlas y modificarlas de acuerdo a la complejidad que involucra una educación virtual y a distancia.

No es un reto fácil de cambiar algunas mentalidades de resistencia ante una educación presencial a una virtual, y muchas de ellas con toda razón, un gran desafío para muchos padres de familia que partiendo del aspecto económico no todos tienen las condiciones de contar con equipos tecnológicos; y no están capacitados para asumir el seguimiento y convertirse en mediadores ante el cumplimiento de los objetivos requeridos por la institución educativa. En el nivel Inicial y primario el acompañamiento es necesario y ello involucra su tiempo. Los padres de familia y estudiantes deben ser capacitados.

Estamos conscientes de que "la educación presencial nunca será reemplazada por una virtual" pero al encontrarnos frente a un problema de gran magnitud no se puede arriesgar la salud de la   población estudiantil, nos encontramos en un proceso de transición donde el uso de las herramientas tecnológicas en la educación que fueron una elección, ahora pasan a ser una necesidad. Es necesario trabajar en ese sentido para que progresivamente el sistema educativo sea más resistente, abierto e innovador; que afronte dificultades futuras y lo más importante avanzar hacia una educación digital que será de gran apoyo a la educación presencial posteriormente.

 

 

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia