• close
    ORURO, 19 DE OCTUBRE DE 2020

Corrupción en tiempos de pandemia Stanislaw Czaplicki


Stanislaw Czaplicki
EL FULGOR.com

21 de mayo de 2020

timer 4 min. 54 seg.




 

La presidente Jeannine Añez entrega los cuestionados respiradores (Abi)

Página Siete informó el día 20 de mayo de 2020 que la presidenta Jeanine Añez removió a Marcelo Navajas del Ministerio de Salud y designó a Eydi Roca como nueva responsable de esta cartera de Estado para evitar  cualquier interferencia en el trabajo de justicia.

La Ministra de Información precisó, que por instrucción de la Jefa de Estado, también se apartará de sus cargos a todos los funcionarios que participaron en la compra con sobreprecio de los 170 ventiladores de industria española, servidores, que son investigados por corrupción y mal manejo de los recursos públicos.

Asimismo, la ministra reiteró, que,  el Gobierno se compromete a devolver “cada centavo que haya sido robado” en caso de que la justicia compruebe los delitos durante la adquisición de los equipos médicos.

Como escribe en Facebook un amigo mío (que le gusta hacer renegar a los fachos).  existe gente malintencionada que, pretende justificar estos robos por el hecho que en los gobiernos anteriores también se ha robado. Es verdad, se robó y mucho, pero no por esta razón se puede robar ahora. Comentarios abundan, pues es una práctica eterna en Bolivia. Y es un círculo vicioso, las justificaciones vienen y van. En cierto modo esta práctica nefasta constituye un freno poderoso al desarrollo, pues resta recursos al país.

Ahora bien, hablemos de la pandemia. Es un mal que no es muy común en nuestros tiempos. En la Edad Media, de una manera similar la peste ha diezmado las poblaciones y en vez de la cuarentena se quemaban los cuerpos de los difuntos. Que horrible. Por esto lucrar con la compra de los equipos médicos importados resulta no solo ser deshonesto sino cínico y criminal no solo hacia el Estado y sus recursos, pero también hacia los enfermos.

Primero es la gente.  Lo demás son consideraciones de orden político a saber a quién puede servir en este momento ocupar la opinión pública a través de los medios, sobre todo la televisión. La cuarentena estará pronto llegando a su fin en Bolivia, igual como en los países europeos. No es solo por razones de reactivar la economía, sino porque los esfuerzos de todos están logrando sus efectos. La corrupción debe erradicarse hoy y para después, en los tiempos de pandemia y para siempre.

                                                  

Página Siete informó el día 20 de mayo de 2020 que la presidenta Jeanine Añez removió a Marcelo Navajas del Ministerio de Salud y designó a Eydi Roca como nueva responsable de esta cartera de Estado para evitar  cualquier interferencia en el trabajo de justicia.

La Ministra de Información precisó, que por instrucción de la Jefa de Estado, también se apartará de sus cargos a todos los funcionarios que participaron en la compra con sobreprecio de los 170 ventiladores de industria española, servidores, que son investigados por corrupción y mal manejo de los recursos públicos.

Asimismo, la ministra reiteró, que,  el Gobierno se compromete a devolver “cada centavo que haya sido robado” en caso de que la justicia compruebe los delitos durante la adquisición de los equipos médicos.

Como escribe en Facebook un amigo mío (que le gusta hacer renegar a los fachos).  existe gente malintencionada que, pretende justificar estos robos por el hecho que en los gobiernos anteriores también se ha robado. Es verdad, se robó y mucho, pero no por esta razón se puede robar ahora. Comentarios abundan, pues es una práctica eterna en Bolivia. Y es un círculo vicioso, las justificaciones vienen y van. En cierto modo esta práctica nefasta constituye un freno poderoso al desarrollo, pues resta recursos al país.

Ahora bien, hablemos de la pandemia. Es un mal que no es muy común en nuestros tiempos. En la Edad Media, de una manera similar la peste ha diezmado las poblaciones y en vez de la cuarentena se quemaban los cuerpos de los difuntos. Que horrible. Por esto lucrar con la compra de los equipos médicos importados resulta no solo ser deshonesto sino cínico y criminal no solo hacia el Estado y sus recursos, pero también hacia los enfermos.

Primero es la gente.  Lo demás son consideraciones de orden político a saber a quién puede servir en este momento ocupar la opinión pública a través de los medios, sobre todo la televisión. La cuarentena estará pronto llegando a su fin en Bolivia, igual como en los países europeos. No es solo por razones de reactivar la economía, sino porque los esfuerzos de todos están logrando sus efectos. La corrupción debe erradicarse hoy y para después, en los tiempos de pandemia y para siempre.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia