• close
    ORURO, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2020

La Cultura, ante todo


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com

10 de mayo de 2020

timer 3 min. 28 seg.




Ver películas es un pasatiempo en la cuarentena

Continuamos con el encierro frente a la pandemia. Buscamos alternativas para poder pasar el tiempo en casa sin necesidad de salir, en algunos casos, apelando a plataformas digitales para ver películas en la comodidad (ya permanente) de nuestra casa. Algunos aprovechan del cine comercial, absorbiendo tiempo viendo sagas completas que implican hasta más de un día de espectador. Otros, de repente viendo sólo algunas que no son parte del menú cinematográfico.

Sin embargo, el grueso de la gente no tiene acceso a estas plataformas, porque no se tiene el servicio de Internet para este tipo de gustos, sino que sólo se usa para comunicación y para informarse de las noticias más importantes.

En este tiempo es bueno apelar a viejos recursos que no siempre dependen del Internet, y que corresponde desempolvar como consejo para este tiempo.

Cuantos de nosotros no tuvimos en nuestra infancia libros o textos con hermosas historias que nos transportaban apelando a la imaginación a tierras lejanas y acompañando en aventuras inesperadas a los protagonistas de viejas novelas.

Si bien el recurso tecnológico que tenemos en la palma de la mano es útil, es bueno saber que existen otros que no tienen costo, y en este tiempo es bueno compartir de ese viejo compañero conocido como libro. Actualmente es difícil adquirirlo, porque no existen librerías (hace tiempo que no acudimos a comprar un libro si no es por necesidad académica), pero algunos vecinos o amigos deben tener alguno con el que puedan compartir, particularmente con los niños y niñas para retomar aquella costumbre que se perdió como es la lectura.

Hace una semana, vimos como el Gobierno Municipal invitó a algunos artistas a promover su arte teatral utilizando los medios televisivos para su difusión, algunos quedaron bien, pero otros requieren siempre del aplauso del público. Este último recurso tendrá que esperar a que pase todo este encierro. Lo mismo pasa con el cantante e interprete, que este tiempo sirvió para componer y compartir canciones. Esta cuarentena, es buena oportunidad inclusive para terminar de aprender aquel instrumento que dejamos pendiente, en el caso del suscrito, retomaremos las cuerdas.

El que tiene creatividad e imaginación desarrolla su arte donde puede, el dibujo y la pintura son las mejores aliadas para canalizar el estrés que se vive en el encierro. Los niños y niñas, dan rienda suelta a toda la creatividad necesaria. El agarrar una  hoja de papel, y un lápiz cualquiera, sin necesidad de ser un experto, permitirá conocer todo lo que el artista tiene guardado en su interior.

Como dijo un gran amigo Gonzalo Cardozo, el arte cuando se expresa por las personas, nunca será el mismo porque depende de las emociones y el tiempo en el que se vive y en eso tiene toda la razón. El lápiz recorrerá el universo del papel que no volverá a repetirse en otra circunstancia. En este tiempo es bueno hacerlo, para luego revisar y ver cual era nuestra percepción de la realidad de nuestras íntimas obras de arte.

En conclusión, el estar en casa cuidando la salud, no debe estar exento a nuestra cultura. Conocemos que una prioridad es la alimentación en muchos hogares, pero la angustia puede ser manejada con el arte para canalizar nuestra percepción que se ve afectada por noticias fatalistas muchas de ellas falsas o exageradas que lo único que hacen es generar tensión y preocupación.

Tomemos un lápiz, dibujemos algo, tomemos el viejo instrumento o soplemos el polvo acumulado en aquel libro que dejamos años atrás. Es buen momento también para reconciliar nuestro espíritu con la cultura.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia