• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

Reynaldo Peters Arzabe: El Diablo de (L) Papel Que Nos Dejó


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com

29 de marzo de 2020

timer 4 min. 12 seg.




Entrega de una copia del expediente del Habeas Corpus en papel higiénico

En el mes de noviembre del año 2013, se presentaba en los salones del Club Oruro de nuestra ciudad, un trabajo que mereció un reconocimiento internacional; un acto que concentró a docentes universitarios, profesionales abogados y amigos personales del Doctor Reynaldo Peters Arzabe, que venía a presentar en su terruño la edición en dos volúmenes: “Homenaje Jurídico del Hábeas Corpus en Papel Higiénico”

Hace más de cuarenta años donde se perseguía la ideología política antagónica a quien asume el poder, le tocó al Reynaldo Peters Arzabe haber sido perseguido y llevado a las instancias del Ministerio del Interior de ese tiempo, en una celda conocida como “El Tropezón”. Al estar bajo un régimen militar, los procesos judiciales en periodo de democracia no eran muy usuales, y hasta vetados.

Expediente con el recurso de Habeas Corpus de papel higiénico

Sin embargo, por el conocimiento jurídico que tenía Reynaldo, decidió presentar un recurso constitucional de “Habeas Corpus”, pero a falta de una hoja de papel sellado como se estilaba, decidió presentarlo en lo que encontró a la mano: un trozo de papel higiénico. Este documento, válido jurídicamente, logró su objetivo, pero posteriormente también fue perseguido hasta que volvió el periodo democrático en 1983.

Recordemos que este recurso se presenta ante cualquier autoridad cuando se cree injustamente detenido, y en el caso del Doctor Peters, ese era el fundamento, no se conocía el motivo de su detención.

El famoso documento presentado en Papel Higiénico, sirvió de ejemplo para que este recurso, tal vez el único en periodos de dictadura, sea vigente y el respaldo, aun sea en papel higiénico, sea válido, generando importante jurisprudencia en el mundo sobre este aspecto.

El documento iba a cumplir 48 años este mes de mayo, y recientemente Reynaldo cumplió 74 años rodeado de sus seres queridos en La Paz. Esperábamos celebrar los cincuenta años de este documento con su presencia.

Sin embargo, más allá de este hecho trascendental, al Doctor Reynaldo Peters lo recordamos como un orureño importante y muy querendón de su tierra. Con su hermano Adolfo, fueron pasantes de la Fraternidad Artística y Cultural La Diablada el año 2002, cumpliendo con devoción su compromiso por la Virgen del Socavón. Mientras fue Ministro de Trabajo, gestionó y facilitó la adquisición del bien inmueble que ahora es sede de la Central Obrera Departamental de Oruro (COD).

La redacción del habeas corpus en papel higiénico

Gestionó la publicación en 1996 de una revista institucional en su edición número dos, llamada: “Fraternidad” con artículos referidos a la Diablada y con fotografías de alta calidad, un documento que se convirtió en recurso de consulta para los investigadores del hecho folklórico.

A quien escribe esta nota, por el vínculo de amistad que teníamos con la familia Peters Arzabe, nos invitaron a ser parte del “Monumento Jurídico, Habeas Corpus en papel Higiénico”, en el cual junto a más de cien autores especialistas en diferentes ámbitos se editaron dos tomos. Una obra maravillosa que es parte de las principales bibliotecas del país y que ensalzan aquel documento que ahora es parte de la Memoria del Mundo reconocido por la UNESCO el año 2015. Este importante trabajo editorial, permitió establecer el fundamento técnico jurídico de esta institución jurídica y de promover una semblanza a su autor.

Efectivamente, en aquella edición, en un trabajo compartido, titulamos una semblanza: “El diablo de (L) papel”, reconociendo la trayectoria personal de don Reynaldo calificándolo como el “Diablo del Habeas Corpus”, siendo también el Diablo de Papel por aquel trascendental documento, que, pese a su fragilidad, se convierte en uno de los documentos jurídicos más importantes del mundo.

Lamentamos que en este tiempo de limitaciones por la pandemia que vivimos no podamos estar cerca de la familia y expresar nuestro sentimiento, pero desde estas humildes líneas va nuestro homenaje a don Reynaldo, a quien conocemos como un gran orureño, amigo, fraterno, docente y ante todo fiel Devoto de la Virgen del Socavón.

Paz en su tumba.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia