• close
    ORURO, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Estudio de simulación del Ingeniero Ramiro Bernal Martínez, advierte sobre probables contagios masivos

La cuarentena total es clave para evitar más contagios

Bolivia se aferra a nuevas medidas para evitar más contagios, mientras el número de casos confirmados se incrementa. Poco a poco el país se paraliza con graves consecuencias para la economía. Oruro marca la diferencia al ser el primer departamento que tomó medidas preventivas pero también sobresale como el que más casos locales ha registrado. El “Modelo de Simulación del Proceso Epidemiológico del COVID 19 Caso de Estudio: Municipio de Oruro” proyecta mayores contagios si no se asumen medidas más radicales.


Jaqueline Vinoya Rocabado
EL FULGOR.com

22 de marzo de 2020

timer 9 min. 51 seg.




 

Un estudio de simulación en base a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizado por el ingeniero Ramiro Bernal Martínez, docente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), pronosticó que al menos 669 personas podrían morir en Oruro con la cuarentena “media” vigente desde el pasado 16 de marzo, por autoridades departamentales, ante el ingreso del Coronavirus el 10 de marzo, por lo cual considera que una “cuarentena total es clave” para evitar más contagios en el departamento.

El profesional explicó que la proyección contempla tres escenarios en un tiempo de seis meses: Sin cuarentena, con cuarentena media y con cuarentena total, a partir del 10 de marzo cuando se presentó la paciente cero, una adulta mayor de 65 años que llegó de Italia a Oruro.

Sin cuarentena, con la vida normal que desarrollan el 100% de la población, el número personas infectadas llegaría a 229.880 y los muertos  a 6.146.

Con cuarentena media y el 25% población movilizada, los infectados serían 54.128 y 669 personas muertas.

Finalmente, con cuarentena total, y solo el 10 % de la población movilizada (policías, personal de salud, autoridades, etc…), los infectados ascenderían a apenas 755 personas  y 35 muertos. 

“Los modelos de simulación se construyen para proyectar sobre qué es lo que podría pasar en el futuro y a partir de los resultados tomar buenas decisiones, por ejemplo cómo sería el comportamiento del Coronavirus y también analizar las estrategia que están asumiendo en el municipio para tratar de reducir el número de infectados”, dijo a EL FULGOR.com.

Mencionó que la OMS también especifica diferencias en la población de pacientes infectados: los Asintomáticos que no desarrollan ningún síntoma, se recuperan de la enfermada sin ningún tratamiento, pero que pueden contagiar la enfermedad, los que representan el 80% del total de infectados; los Sintomáticos que desarrollan síntomas que pueden requerir atención médica y hospitalización, el 15% del total de los pacientes infectados y finalmente, los pacientes Sintomáticos Graves, que desarrollan una enfermedad grave y requieren terapia intensiva, los que representan el 5% de la población del total de los infectados, muchos de los cuales pueden desencadenar en la muerte.

 

Hasta el pasado viernes, a 10 días del ingreso del Covid-19, el país registró16 casos, 8 en Oruro, 5 en Santa Cruz, 2 en Cochabamba y 1 en La Paz, una media de casi dos casos por día.

Frente a este panorama el Ministro de Salud, Aníbal Cruz advirtió que de no cumplirse las determinaciones asumidas por el gobierno central y los gobiernos departamentales y municipales la crisis sanitaria podría agravarse ya que el “contagio comunitario” está como quien diría “tocando la puerta de los bolivianos”, por lo población debe estar en alerta máxima  y cumplir las medidas.

“Los cuatro departamentos que tienen la infección están en diferentes fases, por ejemplo Oruro está en la tercera fase porque ya hay el contacto local, si es que tuviera ya el germen en la comunidad entramos a la cuarta fase que es la más riesgosa; Cochabamba está en contacto local por el transporte de un paciente de Oruro y un caso importado; Santa Cruz estaba solo en caso importado y por un nuevo paciente pasa al caso local y La Paz está en un caso importado”, sostuvo Cruz, al advertir que el contagio comunitario es la fase más peligrosa porque se perderían el control de los casos.

Cuarentena no logra detener avance virus

Calles y avenidas vacías, puestos de venta cerrados, orureños en casa y autoridades en máxima alerta son las imágenes que evidencian la disciplina del municipio de Oruro, que en medio de la incertidumbre y el temor por la llegada del Coronavirus al país, fue el primero en tomar medidas preventivas como la suspensión de labores educativas y la cuarentena municipal para detener el mortal avance del Covid-19 que sigue cobrando vidas en todo el mundo.

Oruro ingresó en cuarentena desde el lunes 16 de marzo por determinación de gobernador del departamento, Zenón Pizarro y el Alcalde Saúl Aguilar. Por tanto se restringieron los viajes, se prohibió la circulación vehicular desde las 15:00 hasta las 06:00 del día siguiente, trabajo desde las 08:00 hasta las 14:00 horas, teniendo como hora tope de circulación las 15:00 horas, de ahí que la ciudad capital va paralizando actividades poco a poco.

Las medidas se asumieron en virtud al rápido contagio que tuvieron como resultado siete casos confirmados por contagio de la paciente 0, una adulta mayor de 65 años que llegó de Italia.

Así lucen las calles de Oruro en la cuarentena

El jueves 19 de marzo, marcó un hito en el desarrollo de la pandemia, al evidenciarse el contagio de una profesional de salud boliviana que llegó de la Argentina y que por sus conocimientos se aisló inmediatamente en la ciudad de Cochabamba (su segundo caso).

Esa misma fecha, Oruro se destacó al ser el departamento con más casos de Coronavirus, 8 en total, uno importado y 7 locales. Después de la capital del folclore está Santa Cruz con 5 casos, Cochabamba 2 y La Paz 1, total 16 casos.

Haciendo números se evidencia que del 10 al 20 de marzo, en apenas 9 días se registraron 16 casos, una media de casi dos personas contagiadas por día, sin duda una cantidad preocupante para todos los bolivianos.

Según Cruz, en el país existen más de un centenar de casos sospechosos, actualmente en observación en los centros médicos habilitados para esta eventualidad, que día que pasa se vuelve más crítica.

Para Marco Vera, un geólogo potosino de paso por Oruro, falta mayor información, ya que los ciudadanos no cuentan con datos precisos, porque por un lado la Gobernación de Oruro toma unas medidas y el gobierno central otras, lo que refleja una descoordinación que confunde a la gente.

“Percibo que no hay buena información de parte de las autoridades, existen contradicciones entre las autoridades, pareciera que no se ponen de acuerdo, lo cual no aporta a combatir de mejor manera esta pandemia”, manifestó, en inmediaciones de la antigua terminal interdepartamental, donde buscaba un vehículo para transportarse a Potosí.

Bolivia cierra sus fronteras

Cuando Bolivia ya reportaba 12 pacientes confirmados con Coronavirus, la presidenta del país Jeanine Añez anunció una serie de medidas para prevenir el contagio del Coronavirus, presente en Bolivia desde el 10 de marzo, las mismas que comenzaron a implementarse desde el 18 del este mes.   

Las medidas contemplan desde el cierre de todas fronteras, desde el 19 de marzo, hasta la restricción del trasporte público y privado, además de la reducción de hora de trabajo en el ámbito público y privado, desde las 08:00 hasta las 13:00 horas.

Miércoles 18 de marzo:

1.- Se reduce la jornada laboral en el sector público y privado, desde las 8:00 hasta las 13:00.

2.- La atención en los mercados y centros de abastecimiento será hasta las 15:00.

3.- El transporte público urbano trabajará hasta las 16:00.

4.- La circulación vehicular queda restringida desde las 18:00 de la tarde hasta las 5:00 de la madrugada del día siguiente. Se hará una excepción para quienes por las características de su trabajo o problemas en su salud deban movilizarse en horarios distintos. 

Jueves 19 de marzo:

1.- Se cierran todas las fronteras de Bolivia.

2.- Solo ingresarán al país los bolivianos y residentes, quienes deberán someterse a los protocoles dispuestos por el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

3.- Se suspenden todos los vuelos internacionales.

4.- Se suspende el transporte terrestre interdepartamental e interprovincial de pasajeros. Solo se permitirá transporte de mercancías para asegurar el abastecimiento de la población.

Estas medidas se deben ejecutar hasta el 31 de marzo. El Ministerio de Salud  habilitó la línea de emergencia gratuita 800-101104, para consultas de la población.

 Sin datos aún, la economía será afectada

Estas disposiciones asumidas para evitar la propagación del virus, tendrán un impacto negativo en la economía nacional. Sectores como la industria cárnica, el sector hotelero, turismo, automotriz, construcción, las importadoras de insumos agrícolas, el trasporte de ultramar y el sector gastronómico ya han comenzado a sentir los efectos, y han optado por la disminución del personal, el cierre de ventas y otras medidas que disminuya sus pérdidas y hasta que se supere esta crisis sanitaria.

Si bien las restricciones afectan a la mayor parte de los sectores de la economía, Gary Rodríguez, economista y experto en comercio exterior, no se animó aún a realizar precisiones sobre el impacto a nivel regional de Oruro y de Bolivia, en virtud a que todavía no se cuentan con datos, los mismo que debería ser emitidos por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

“En primer lugar hay que ver la situación real de la "cuarentena" en Oruro (cuantificar qué sectores no están trabajando), igual en el resto del país (no es homogénea la situación, lo que complica). De otra parte, hay sectores que no paran, tal el caso de la exportación de gas, por ejemplo, o de industrias que trabajan tres turnos”, explicó a EL FULGOR.com.

Para Claudio Acarapi, orureño de 45 años de edad, es difícil mantener la cuarentena porque él y su familia dependen del trabajo, y no hay miedo por el Coronavirus, sino por las multas anunciadas por las autoridades en caso de no acatar las medidas, por lo que prefiere irse a casa antes del mediodía.  “Yo no tengo miedo a ese Coronavirus, pero no quiero pagar plata por no irme a mi casa, entonces mejor nos vamos nomas, porque igual todo está cerrado no tiene sentido quedarse en la calle, los compradores tampoco compran”, sostuvo.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia