• close
    ORURO, 29 DE OCTUBRE DE 2020

Gobierno trabaja para que la ANAPOL entregue oficiales de primera


Máximo Espinoza
EL FULGOR.com
LA PAZ
08 de marzo de 2020

timer 7 min. 54 seg.





La presidenta, Jeanine Áñez y parte de su gabinete en el aniversario de la ANAPOL

El Gobierno de la presidente, Jeanine Áñez, asumió el compromiso de trabajar para que la Academia Nacional de Policías (ANAPOL) entregue a la sociedad, talento humano de primera, altamente preparado y entrenado para combatir al crimen transnacional y promover el respeto de los derechos humanos con valores.

La primera mandataria, el pasado 26 de febrero realzó con su asistencia el 83 aniversario del primer instituto de formación profesional de la Policía Boliviana creado en 1937.

“El Gobierno constitucional que presido está trabajando con organismos internacionales y países amigos que tienen técnicas altamente desarrolladas en la formación policial, para recuperar programas de estudios y capacitación constante para beneficio de nuestros cadetes y oficiales de la Policía nacional", dijo en su alocución en el acto que se desarrolló en el patio de honor de la Anapol, al sur de la ciudad de La Paz.

La mandataria dijo que se quiere oficiales de primera y actualizados en técnicas modernas que actualmente se imparten en otros centros de estudio, por lo que señaló que es su compromiso consolidar esos planes de estudio y actualización.

Transparencia para los postulantes

Manifestó que como toda institución que crece, la ANAPOL ha sufrido crisis internas, pero el Gobierno intervino en esta gestión para que el proceso de ingreso al primer instituto de la Policía sea más "riguroso, científico y transparente".

Aseveró que está consciente que en gestiones pasadas no hubo un proceso transparente en un 100% y por esa razón el Gobierno determinó que el proceso de selección de los postulantes esté normado en los estándares internacionales y bajo la vigilancia académica de las universidades, de elevado prestigio como la Universidad Católica Boliviana (UCB) y el Centro de Entrenamiento Internacional Antinarcóticos Garras del Valor (CEIAGAVA).

La presidenta y el director de la ANAPOL, Cnl. Augusto Russo, pasa revista al Batallón de la Academia Nacional de Policias

Becas

Resaltó que, en la formación de las damas y caballeros cadetes, los alumnos más destacados son promovidos mediante becas de estudios a universidades policiales de otros países.

Prueba de ello, dijo que actualmente se tiene a cinco cadetes becados en la República de Argentina y la Anapol acoge en la actualidad, a dos caballeros cadetes de Panamá.

Expresó que la Anapol imparte estudios académicos en cuatro especialidades: Ingeniería en Tránsito y Viabilidad, Administración Policial, Investigación Criminal y Orden y Seguridad.

El plan de estudios tiene el propósito de lograr la formación de oficiales altamente capacitados en las tareas policiales, pero al mismo tiempo tiene el objetivo de crear profesionales de bien, que pongan sus estudios al servicio de las familias bolivianas y no servirse de la sociedad para fines personales.

La Policía Boliviana trabaja en la construcción de los pilares que sustentarán al servidor policial sobre los principios y valores constitucionales y sometidos al orden legal establecido, acotó.

“Permítanme hacer referencia a que, desde octubre del año pasado, la Policía está viviendo un nuevo encuentro con el pueblo boliviano, que ahora los respeta y les muestra su afecto y solidaridad, porque ustedes han jugado un rol importante en la recuperación de la democracia en Bolivia”, finalizó.

La presidenta, Jeanine Áñez, en su discurso por el aniversario de la ANAPOL

Alma Mater

El director de la ANAPOL, Cnl. Augusto Russo, manifestó que este octogésimo tercer aniversario, es motivo de profunda alegría para quienes son integrantes del alma mater. Considera que la sagrada y delicada misión de formar a futuros hombres y mujeres defensores de la sociedad, es de gratificante orgullo, porque eleva la condición de policías, servidores de la ley, como encargados y garantes innatos de la norma.

Para el coronel, ser maestros y docentes, es cumplir con el propósito, sin escatimar esfuerzo alguno y consolidar la profesionalización de los aspirantes a oficiales de Policía con valores, idóneos y probos.

“En mi condición de director de la facultad de ciencias policiales de la ANAPOL, permítame informar que las actividades académicas se desarrollan con normalidad, en el marco de la política educativa diseñada por la Dirección Nacional de Instrucción y Enseñanza, y aprobada por el Comando General de la Policía Boliviana.

Además de aguadar la incorporación de los nuevos aspirantes a cadetes, proceso que se viene desarrollando mediantes las instancias respectivas. A la fecha, las damas y caballeros cadetes de cuarto año vienen cumpliendo con las tareas previas a la elaboración de sus trabajos prácticos finales, trabajos dirigidos, examen de grado, tesis y otros que están aprobados por reglamento.

El director de la ANAPOL; Cnl. Augusto Russo, entrega un reconocimiento a la Presidenta.

ANTECEDENTES

La Academia Nacional de Policías, fue creada mediante Decreto Supremo del 26 de febrero de 1937, por el Cnl. David Toro Ruilova, en ese entonces presidente de la Junta Militar de Gobierno, quien promulga el nacimiento del primer instituto de formación profesional de policías de Bolivia con el nombre de Escuela Nacional de Policías e inició sus actividades en las instalaciones del Regimiento de Carabineros “Calama”, en la zona Norte de la ciudad de La Paz.

El primer curso rápido de habilitación en las ramas de Orden y Seguridad, egresan después de tres meses de estudio, el 8 de julio de 1937, mediante la Primera Orden General de Carabineros Nº 01/37, por orden del señor Presidente de la Junta Militar de Gobierno.

A partir de 1939 la Escuela, se instala en un local en la calle Loayza que haría tradición institucional, ya que se forjaron excelentes generaciones de policías que se constituyeron en el bastión de la seguridad en todos los lugares de Bolivia.

La Primera Promoción de Señores Cadetes a Oficial se lleva a cabo el 09 de enero de 1940, el presidente de la República de ese entonces, Gral. Carlos Quintanilla, entrega personalmente los títulos que acreditan su condición de agentes policiales profesionales con el grado de Subtenientes de Carabineros.

En la gestión de 1947, se cambia el nombre de la Escuela de Policías por Escuela de Carabineros, en este periodo se intensifica y sistematiza la preparación académica en especialidades de investigación, identificación y comunicación.

El 27 de junio de 1955, se promulga el Decreto Supremo que nuevamente cambia de nombre de la Escuela por “Academia Nacional de Policías y Carabineros”, asignándole funciones de preparación, habilitación, especialización y perfeccionamiento profesional.

En el año 1963, mediante Decreto Supremo No 06338 de conformidad con la Ley Orgánica de la Policía Nacional de 9 enero de 1962 se aprobó el Reglamento Orgánico de la Academia Nacional de Policías, Reglamento Interno Disciplinario y el Plan de Enseñanza, adoptándolas características que al presente ostenta. Habiendo iniciado actividades ya de manera oficial en 1964 en los predios que se encuentran ubicados en la zona de Bajo Següencoma de la ciudad de La Paz.

En las instalaciones de la ex Escuela de Policías de la calle Loayza hasta 1960, hoy funcionan la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) y la Unidad de Carabineros que brindan seguridad a las instalaciones del Órgano Legislativo Plurinacional de Bolivia.

Las instalaciones de la ANAPOL se trasladaron a la zona de Bajo Següencoma, sobre la Av. Hugo Hernest, en donde se encuentra a la fecha.

Hoy cuenta con un plantel educacional de más de 1.000 cadetes, los cuales realizan sus estudios durante 4 años, en un régimen internado para poder optar al grado de subteniente y al título de “Licenciado en Ciencias Policiales” en una de las tres menciones que ofrece este instituto; Orden y Seguridad, Criminalística e Ingeniería de Tránsito y otras especialidades.

Es el primer y único instituto de formación de oficiales de la Policía Boliviana, forma parte de la Universidad Policial (UNIPOL) “Mariscal Antonio José de Sucre”, como una unidad de pre-grado a nivel de licenciatura, donde se imparte conocimientos técnicos, científicos y humanísticos otorgando a sus egresados el grado de subtenientes de Policía y el Grado Académico de Licenciados.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia