• close
    ORURO, 30 DE OCTUBRE DE 2020

EDITORIAL

Carnaval de Oruro una Obra Maestra de la Humanidad


REDACCIÓN CENTRAL
EL FULGOR.com

23 de febrero de 2020

timer 3 min. 13 seg.





El Carnaval de Oruro, es diferente a los que se realizan en otras partes del mundo ya que es el único devocional, se baila en homenaje a la virgen del Socavón, la sagrada imagen que inspira a miles de hombres y mujeres que cada año renuevan su fe en ella.

Desde el 18 de mayo de 2001, ostenta el título de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El título de Obra Maestra le fue concedido por un jurado internacional de personalidades expertas en la materia convocado por la Unesco, presidido por el escritor Juan Goytisolo, además del presidente de la república de Mali, Alpha Oumar Konare, el Kabaka de Uganda, Ronald Muwenda Mutebi il, la princesa Basma Bint Tala de Jordania, Zulma Yugar, por Bolivia y el escritor mexicano Carlos Fuentes.

Cada año, miles de bailarines de 52 conjuntos folklóricos, se congregan para asistir a la entrada devocional que recorrerá casi cuatro kilómetros mostrando un maravilloso espectáculo muy difícil de describir en palabras en las 18 especialidades de danzas del fastuoso antruejo.

En Oruro, el carnaval se inicia con la entrada de peregrinación, se baila por devoción a la virgen Candelaria o del Socavón, la alegría prima en cada uno de los bailarines, su compromiso con la mamita del Socavón, debe ser cumplido.

Tras un exigente recorrido y muchas veces bajo la lluvia que suele estar presente casi siempre cada año, cansados, pero felices, llegan hasta el santuario, donde al ingresar se postran de rodillas para llegar hasta los pies de la sagrada imagen, a quien agradecen por sus bendiciones y renuevan su promesa de seguir bailando en su honor, el próximo año.

En esta fecha, se calcula que, por lo menos 400.000 personas llegan a Oruro para ser testigos en primera fila de la majestuosa entrada devocional cuando los miles de bailarines muestran hermosas coreografías en danzas emblemáticas como la Diablada, Morenada, los Tinkus, Caporales, Tobas y varias otras que representan la riqueza cultural de Bolivia.

  De ser en el pasado una entrada devocional con mucho desorden con espectadores que invadían la calle para tomarse fotografías especialmente con las bailarinas, con un exagerado juego con agua, la peregrinación ahora es mucho más ordenada, con graderías que se construyen especialmente para recibir a los miles de visitantes y con vallas que impiden la invasión del espacio de los danzantes.

Aunque el juego con agua se ha prohibido, aparecieron las espumas que igual ensucian a todos por igual cuyo uso debería también ser prohibido por lo menos durante la entrada devocional, con la única finalidad de no ensuciar el hermoso espectáculo.

Los miles de bailarines harán su paso por la calles y avenidas de la ciudad de Oruro durante todo el día y la noche del sábado y concluirá al despuntar el alba del domingo, cuando, desde las siete de la mañana, pero con un orden diferente, volverán al baile, pero esta vez del carnaval.

Un ritual que tiene profundas raíces en cada uno de los bailarines, hombres y mujeres y que hacen del carnaval de Oruro, un milagro de fe y devoción que se repite cada año, único en el mundo por lo que es considerado como una Obra Maestra de la Humanidad.

 

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia