• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

EDITORIAL

Los periodistas y la libertad de expresión


REDACCIÓN CENTRAL
EL FULGOR.com

16 de febrero de 2020

timer 3 min. 16 seg.




Los periodistas profesionales bolivianos reunidos en el X Congreso Nacional de la Asociación de Periodistas de Bolivia (ANPB) a principios de semana en Potosí, ratificó su defensa intransigente de la libertad de expresión, de opinión y de prensa, por considerar estos pilares fundamentales de la democracia.

La cita congregó a delegados de ocho asociaciones departamentales a excepción de Pando cuyos delegados no pudieron llegar a la sede de la reunión por los permanentes problemas de transporte y el elevado costo de los pasajes.

Durante dos jornadas, los presidentes de ocho asociaciones departamentales y los delegados de base elegidos en asambleas, debatieron sobre los problemas que atingen a los periodistas bolivianos así, como el proceso político que vive Bolivia, luego de las anuladas elecciones fraudulentas del 20 de octubre de 2019.

Los congresales analizaron las permanentes agresiones de las que son víctimas los periodistas durante el desempeño de su labor, por parte de gente que no entiende que los hombres y mujeres de prensa, lo único que hacen es recoger la información, procesarla de acuerdo a estándares internacionales y transmitirla a los receptores de los mensajes.

Durante los últimos conflictos que vivió Bolivia, luego de la renuncia del ex presidente Evo Morales, el 10 de noviembre, los periodistas fuimos víctimas de ambos bandos, unos acusándonos de pro gobierno (masistas) y los otros, como tergiversadores de la información y defensores de la derecha.

Ambas acusaciones sin valor alguno: los periodistas no somos enemigos de nadie sólo de la mentira, de la corrupción, del narcotráfico y los buenos periodistas, no se venden a nadie.

Es necesario que los ciudadanos que participan de estas manifestaciones violentas entiendan que los periodistas son sólo transmisores de los hechos que se suceden y que interesan a la comunidad, es decir, un puente entre la noticia y los receptores de la información.

Los periodistas no somos jueces y nuestro trabajo termina en la difusión de la información o en la denuncia documentada si es el caso para que, luego, sea la justicia o las entidades llamadas por ley las que deben actuar.

Nuestro trabajo termina en la puerta del domicilio de los ciudadanos donde no podemos ingresar salvo con el consentimiento de los propietarios.

Frente a estas adversidades los periodistas reiteramos nuestro compromiso de defensa de la democracia junto al pueblo boliviano.

El gobierno transitorio nos dio señales de respeto a la libertad de expresión, de opinión y de prensa, esperamos que las mismas continúen y que la soberbia que caracteriza al poder no haga presa de quienes circunstancialmente nos gobiernan para implantar métodos de control sobre los medios y los periodistas.

Los periodistas fuimos testigos en primera fila de la larga lucha de nuestro pueblo por reconquistar la democracia, las libertades fundamentales, enfrentamos a las dictaduras del pasado y también a los gobiernos autoritarios del pasado reciente.

Sabemos que la libertad de expresión es un pilar fundamental de la democracia por eso acuñamos el eslogan de : SIN LIBERTAD DE EXPRESIÓN NO HAY DEMOCRACIA.

Defendemos estos principios y nuestra Ley de Imprenta como único instrumento que garantiza tanto el ejercicio periodístico como el derecho de la sociedad a ser correctamente informada. La Ley de Imprenta, fue declarada como Patrimonio Jurídico del pueblo boliviano.

Hoy estamos como siempre al lado de nuestro pueblo apegados a la defensa de la democracia, de la libertad de expresión porque estos valores provienen de nuestras entrañas y por eso estamos dispuestos a cualquier sacrificio para defenderlos y preservarlos.

 

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia