• close
    ORURO, 27 DE OCTUBRE DE 2020

Candidatura de Añez quiere ser una señal de unidad

Los candidatos presidenciales visibles no llenan las expectativas de los bolivianos

La presentación de nuevos candidatos para las elecciones generales del próximo 3 de mayo no termina de convencer a los electores. La población quiere ciudadanos éticos e íntegros capaces de respetar y cumplir lo que manda la Constitución Política del Estado, además de atender demandas históricas como salud, educación, justicia, empleo y otras necesidades apremiantes.


REDACCIÓN CENTRAL
EL FULGOR.com
ORURO
02 de febrero de 2020

timer 8 min. 39 seg.




Postulación de presidenta Añez provoca revuelo en la carrera electoral

“En el país hay una necesidad de liderazgo, hay una esperanza muy fuerte y a raíz de ello no hay tolerancia a ningún error”, sostuvo el politólogo Andrés Torres, frente a la candidatura a la presidencia comunicada por la actual presidente Jeanine Añez. El anuncio causó un gran remesón en el escenario electoral que vive Bolivia y que incluso derivó en una crisis de su gabinete. Entretanto, las expectativas que tienen los bolivianos por nuevos mandatarios legítimamente electos han quedado postergadas y sin respuestas claras.

Al filo del plazo para la presentación de alianzas ante el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), Añez, presidente en funciones de Bolivia, desde el alejamiento del poder de Evo Morales, anunció su candidatura para terciar en las elecciones generales del próximo 3 de mayo, revirtiendo su promesa de que no se presentaría en esos comicios.

"He tomado la decisión de presentarme como candidata para las elecciones nacionales”, sostuvo la presidente interina, advirtiendo que lo hacía ante el riesgo de que el país vuelva a caer en poder del Movimiento Al Socialismo (MAS), de quienes dijo se trata de un grupo de “violentos ya que tienen más espacio".

Añez asumió la presidencia el 12 de noviembre pasado, tras la renuncia dos días antes de Evo Morales, en medio de denuncias de fraude y una fuerte convulsión social, lo que sumió a los bolivianos en una suerte de incertidumbre y temor.

Por su parte, los bolivianos, que en el último tiempo han vivido en un ambiente de inestabilidad constante, también tienen sus expectativas sobre quienes quieren que los gobierne durante los próximos cinco años, 2020-2025, personas que respeten mínimamente la Constitución Política del Estado, el voto popular y prioricen las necesidades que los apremian: salud, empleo, justicia, educación, seguridad y otros aspectos.

“Creo que es importante que las candidaturas y campañas se concentren en propuestas de país y no solo en la crítica a la gestión anterior. Que sean candidaturas que expliciten su respeto a la Constitución Política del Estado y los derechos humanos. Que se respete la paridad de género en las listas”, sostiene Soledad Bolaños, una ciudadana de a pie y abogada que trabaja en La Paz.

Por su parte, el orureño Carlos Patón, un trabajador del sector gastronómico, aún cree que en democracia el voto del pueblo es quien elige a las nuevas autoridades, sin embargo también es consciente de que si un candidato no obtiene mayoría se dará paso a las alianzas, mismas que podrían desvirtuar el verdadero sentimiento del pueblo boliviano, que después de 14 años de una aparente estabilidad, vive situaciones de incertidumbre.

“Por el momento nada, estamos desorientados y viviendo un escenario de ambición por el poder y no se dan cuenta que al final el pueblo decide, pero también hay que estar conscientes de las alianzas que se pueden dar en la Asamblea ante la falta de una fuerza mayoritaria, por lo que solo queda esperar y votar conscientemente”, dice al mencionar que hoy más que nunca el pueblo debe cumplir con esta gran responsabilidad, ya que de ello dependerá el futuro de todos los bolivianos.

La presidente Añez promete separar la gestión pública de la campaña electoral

Todos detrás de la ansiada silla presidencial

A 24 horas de que se cumpla el plazo para la presentación de candidatos a Presidente y Vicepresidente, según lo determinó el calendario electoral, la lista de presidenciables ha sufrido varios cambios y recomposiciones.

Hasta el momento se conoce, que este lunes 3 de febrero, se presentarán las candidaturas del Movimiento Al Socialismo con Luis Arce Catacora a la Presidencia y David Choquehuanca a la Vicepresidencia, como lo anunciara Evo Morales desde la Argentina.

En el caso de Comunidad Ciudadana, sin mayores cambios, se confirmó a Carlos Mesa y Gustavo Pedraza, para la presidencia y vicepresidencia, respectivamente.

Asimismo, se confirmó la postulación de Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, en una alianza que cuenta con el apoyo de viejos políticos como el exgobernador y líder de la agrupación Camino Democrático al Cambio (CDC), Mario Cossío, quien ya se adelantó y pidió a la presidenta Jeanine Áñez y a Carlos Mesa dar un paso al costado para concentrar el voto en una candidatura –según él- fuerte como la de Camacho.

En este removido escenario surge la candidatura de Jeanine Añez a la presidencia de Bolivia, sin un acompañante visible; aunque se especula que su vicepresidente seria el líder de la agrupación ciudadana Sol.bo, Luis Revilla, actual alcalde de La Paz, tras su ruptura con Comunidad Ciudadana, agrupación que se va quedando sola.

Para las elecciones del próximo 3 de mayo, también ha anunciado su postulación el ex presidente Jorge “Tuto” Quiroga, que tampoco tiene acompañante visible y que también lamentó la postulación de Añez.

Por su parte, fuerzas menores como Bolivia Dijo No, encabezada por Oscar Ortiz aún no se ha pronunciado; de igual manera el ahora Ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas tampoco participará de las elecciones como consecuencia de la baja votación de los últimos comicios. Por su parte, Félix Patzi confirmó su candidatura, sin un candidato a la vicepresidencia. Finalmente, Chi Hyun Chung, que obtuvo una sorprendente votación el pasado 20 de octubre de 2019, va con la sigla de Frente Para la Victoria (FPV), ya que Unidad Cívica Solidaridad apoyará a la dupla Camacho-Pumari.

En los últimos días se conoció que Samuel Doria Medina, líder de Unidad Nacional tampoco descarta presentarse para los próximos comicios, después de que en la anterior elección no se presentó como candidato.

Finalmente, Roxana Lizarraga, ex ministra de comunicación, la primera en renunciar al gabinete de Añez tras el anuncio de su postulación, también saltó a la palestra anunciando una posible candidatura, una vez que converse con varios grupos sociales y de jóvenes.

Politólogo Andrés Torres sostiene que el OEP y los ciudadanos deberán fiscalizar elecciones

Ciudadanos fiscalizadores de las elecciones

Para el analista Torres, las falta de liderazgo de varios presidenciables opositores al MAS en los momentos de máxima crisis que vivió el país, ha generado liderazgos sorpresivos como sucedió con el de Camacho y Añez.

En su criterio, la candidatura de Carlos Mesa surgió como una opción a los errores cometidos por Evo Morales, y a su vez, Luis Fernando Camacho nació como candidato y como gran favorito para las elecciones a raíz de la falta de liderazgo y de la falta de protagonismo de Carlos Mesa, y finalmente Jeanine Añez apareció en la arena política como una opción importante para la presidencia a raíz justamente de los errores y el vacío que dejó Luis Fernando Camacho, tras los audios que salieron a la luz.

“Si Jeanine Añez comete errores en los próximos días y semanas puede dañar la legitimidad y la posibilidad e imparcialidad de su candidatura, el país y la gente se lo van a cobrar inmediatamente como se lo cobró a Carlos Mesa y a Luis Fernando Camacho y ahora es Jaeanine la que está en el escenario más sensible”, sostuvo.

En su último discurso, cuando posesionó a tres nuevos ministros de estado y ratificado a otros 17, la presidenta Jeanine Añez reiteró su postulación a la presidencia para las justas del 3 de mayo y adelantó que hará campaña en horarios fuera de oficina y sin hacer uso indebido de bienes del estado, actividades que –según Torres- deberían ser fiscalizadas por los vocales del Tribunal Supremo Electoral.

Por ello negó rotundamente que haga uso discrecional de bienes del estado como candidata presidencial en los próximos meses de campaña electoral, “venimos de un proceso de catorce años en los cuales el dictador no solamente usaba todos los bienes del Estado para favorecer su candidatura, sino que obligaba a sus funcionarios a vestirse de masistas (MAS) y participar en sus concentraciones”, sentenció

Finalmente, el politólogo Andrés Torres advirtió que si la “si la presidenta no está a la altura de las circunstancias”, el Órgano Electoral y la ciudadanía fiscalizarán su accionar y, al final, serán los bolivianos quienes mantengan los ojos en cada paso a dar.

Nuevas candidaturas dispersan cada vez más el voto ciudadano

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia