• close
    ORURO, 16 DE FEBRERO DE 2020

“Patria o muerte”: Evo Morales lanzó la campaña de su partido para las elecciones en Bolivia

El ex presidente indígena, quien días atrás anunció la fórmula del Movimiento al Socialismo (MAS) que competirá en los comicios del próximo 3 de mayo, encabezó un acto en Buenos Aires por los 14 años del Estado Plurinacional de Bolivia. Defendió su gestión y volvió a denunciar un “golpe de Estado”

Infobae
Por Lucas Goyret

23 de enero de 2020

timer 6 min. 37 seg.


Miles de integrantes de la comunidad boliviana se hicieron presentes en el estadio de Deportivo Español, en Buenos Aires (Franco Fafasuli)

“Es cuestión de tiempo: vamos a recuperar la democracia y vamos a volver al Gobierno”. Así se pronunció, eufórico, el ex presidente de Bolivia Evo Morales este miércoles durante un acto celebrado en Buenos Aires con motivo de los 14 años del Estado Plurinacional de Bolivia. Esto, pese al pedido que le hizo el gobierno de Alberto Fernández de no realizar actividades políticas durante su estadía en Argentina.

El evento, que sirvió como una suerte de lanzamiento de campaña, tuvo lugar apenas tres días después del anuncio de la fórmula que competirá en las elecciones del próximo 3 de mayo. El discurso del ex jefe de Estado, quien no puede postularse como candidato tras las denuncias de fraude en los comicios del pasado 20 de octubre, estuvo basado en “la vuelta del Movimiento al Socialismo” (MAS) al Ejecutivo boliviano.

“Hoy debería estar jurando con Álvaro [por el ex vicepresidente Álvaro García Lineras] y una nueva asamblea plurinacional”, recordó ante miles de personas de la colectividad boliviana. El ex presidente indígena también estuvo acompañado de organizaciones sociales y partidos políticos de izquierda locales.

En el estadio del equipo de fútbol Deportivo Español, escenario donde tuvo lugar el acto, acompañaron a Evo Morales su ex vicepresidente Álvaro García Lineras y el flamante candidato a presidente por el MAS, Luis Arce. Éstos, no obstante, no tomaron la palabra, y tampoco se subieron al escenario.

“Vamos a derrotar a la derecha boliviana para seguir con el proceso de cambio. No les tengo miedo”, aseguró el ex mandatario, mientras sus seguidores lo coreaban al grito de “Evo, Evo” y “Evo no está solo”, flameando las banderas de Bolivia y del Wiphala (utilizada por algunos pueblos originarios de ese país).

Según el líder del MAS, sobre quien pesa una orden de aprehensión por sedición y terrorismo, las últimas encuestas proyectan que Arce triunfaría por el 79% de los votos. “Vamos a volver el 3 de mayo con el voto y la conciencia del pueblo boliviano”.

En su discurso de casi una hora, que estuvo precedido de números musicales, una ofrenda a la Pachamama y un minuto de silencio por los civiles que murieron “resistiendo al golpe de la derecha”, defendió sus tres mandatos de gobierno (22 de enero de 2006–10 de noviembre de 2019).

Morales subrayó que su gestión de casi 14 años estuvo marcada por la lucha contra el capitalismo: “Dejamos el Estado colonial para tener uno plurinacional, donde todos tenemos los mismos derechos”.

“Después de acabar con el neoliberalismo, Bolivia tiene mucho futuro”, aseveró el líder indígena, quien al mismo tiempo consideró que el capitalismo “es el mayor enemigo de la humanidad”: “Para el capitalismo las necesidades básicas son un negocio, pero para nosotros son un derecho”.

Morales, que hoy hubiera concluido su tercer mandato, destacó sus políticas de nacionalización de los recursos naturales, así como las medidas adoptadas “para la redistribución de los ingresos”. Según datos aportados por el ex mandatario ante los miles de seguidores, dejó el país con una pobreza menor al 15%. “Hemos construido una nueva Bolivia”, enfatizó, despertando la ovación de sus seguidores. Y culminó su discurso con un eufórico “patria o muerte”.

Estos datos, no obstante, distan mucho a los aportados en los últimos meses por el gobierno interino de Jeanine Áñez. Incluso en los últimos tiempos incrementaron las denuncias por corrupción, fraude y malos manejos de empresas públicas durante sus años de gestión.

“Golpe de Estado” y críticas a EEUU

El líder del MAS, quien pidió refugio político el 12 de diciembre pasado, también aprovechó su intervención para agradecer por su estadía en Buenos Aires al presidente argentino Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Al recordar lo sucedido en las elecciones del pasado 20 de octubre, reiteró que el MAS “ganó en primera vuelta”, y que fue víctima de un “golpe de Estado” perpetrado por “la derecha boliviana”.

“Fue un golpe al indio, a nuestro proceso de cambio”, indicó. “Hemos demostrado que sin el capitalismo y el FMI podemos tener un mundo mejor, y una mejor Bolivia”, agregó.

Mientras decenas de seguidores gritaban “abajo la dictadura”, Morales volvió a apuntar contra Estados Unidos, al que acusó de haber orquestado, junto a la derecha boliviana, el presunto “golpe”. “Estados Unidos no nos perdonó no estar en un programa de litio”, apuntó el ex presidente.

Morales también fustigó el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), que reveló irregularidades en las elecciones pasadas. El pasado mes de diciembre, Jorge “Tuto” Quiroga, delegado ante la comunidad internacional designado por la presidenta interina Áñez, presentó ante la OEA pruebas del “fraude electoral” de Evo Morales.

Luis Arce (izquierda) y Álvaro García Lineras (derecha) también estuvieron presentes en el acto encabezado por Evo Morales (Franco Fafasuli)

Durante su presentación del pasado 12 de diciembre, el ex presidente boliviano denunció que el líder del Movimiento al Socialismo cometió fraude en las elecciones, asestando “un golpe a la voluntad popular”.

Respaldo de movimientos sociales y partidos políticos

Además de miles de integrantes de la comunidad boliviana, en el estadio de Deportivo Español se hicieron presentes organizaciones sociales argentinas, así como funcionarios políticos y jurídicos.

Entre los movimientos sociales estuvieron presentes la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Frente Patria Grande y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), entre otros. También se movilizaron integrantes de la agrupación La Cámpora, afín al kirchnerismo, y otras agrupaciones políticas de izquierda.

Los líderes sindicales Juan Grabois y Pablo Moyano, y el ex juez de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni, fueron algunas de las personalidades de la política doméstica que acompañaron a Evo Morales. A ellos se sumó el ex juez español Baltasar Garzón.

Daniel Menéndez, titular de Movimiento Barrios de Pie, y Hugo Yasky, diputado nacional y secretario general de la CTA, también formaron parte de la delegación que decidió estar junto al líder del MAS.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia