• close
    ORURO, 26 DE OCTUBRE DE 2020

El Ejército custodio de la paz, ratifica en sus 209 años, respeto a la Carta Magna

Presidenta Añez celebra 209 años del Ejército e insta a fortalecer los nexos de esa institución con el pueblo


Máximo Espinoza
EL FULGOR.com
LA PAZ
22 de diciembre de 2019

timer 7 min. 35 seg.




La presidente y Capitana General de las FFAA, Jeanine Añez, recibe los honores militares

El Ejército Boliviano en sus 209 años de creación que celebró el 12 de diciembre, en un solemne acto realzado por la presidenta y Capitana General de las Fuerzas Armadas, Jeanine Áñez, como custodio de la paz ratificó su apego a la Carta Magna.

El Ejército boliviano fue creado un 14 de noviembre de 1810, tras la victoria de las fuerzas patriotas contra los españoles en la Batalla de Aroma, antes de la fundación de la República de Bolivia.

“La Batalla de Aroma fue la primera victoria conseguida en la guerra de 16 años por nuestra independencia, patriotas como don Esteban Arce, Melchor Guzmán, supieron defender los anhelos de libertad de los bolivianos, esta victoria fue trascendental para la independencia de Bolivia”, rememoró la Jefa de Estado.

La Presidente, dijo que el Ejército tiene la misión especial de mantener y defender el honor, la unidad y la independencia de la Patria, proteger la integridad del espacio territorial y la soberanía sobre la seguridad nacional, contribuir al desarrollo del país y someterse al orden constitucional.

Recordó que, en la actualidad, el Ejército tiene otras metas tales como “proteger la democracia y sus instituciones que han sido amenazadas por el populismo autoritario y por grupos violentos ligados al ilegal negocio del narcotráfico y el terrorismo”.

Para la mandataria, el Ejército es vital para acompañar todo este proceso constitucional y llegar a las elecciones justas, limpias y transparentes, en el marco de la seguridad y respeto a todos por igual.

El Ejército ratificó su respeto y obediencia a la Constitución Política del Estado y ejercer con una mayor eficiencia su inquebrantable vocación de servicio a la Patria para afrontar de mejor manera los nuevos desafíos.

El comandante general del Ejército, Gral. Iván Inchauste Rioja, en su discurso

Misión de pacificar

Con relación a los últimos acontecimientos ocurridos en el país, en su discurso por el 209 aniversario de creación de la institución, el Comandante General accidental del Ejército, Gral. Iván Patricio Inchauste Rioja dijo: “Nos dieron la misión de pacificar el país, proteger a cada boliviano y boliviana, y lo hicimos a la altura de las circunstancias, inicialmente con el diálogo y paz y posteriormente en estricto cumplimiento del manual del uso de la fuerza y la proporcionalidad, como medios disuasivos, nunca con armas letales”.

“Que quede claramente establecido que el Ejército, actuó, actúa y actuará acatando lo que dispone la Constitución Política del Estado (CPE) y la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas, donde se establece con claridad meridiana nuestra misión constitucional.

En ese sentido como institución subordinada, obediente pero nunca sumisa tiene como consigna fundamental a la Patria, preservar sus más altos intereses y sustentar sus más nobles ideales, entre los que figura ser el sustento de la democracia”, puntualizó.

El Ejército de Bolivia conmemoró su 209 aniversario de creación con una ceremonia y desfile de Parada Militar efectuado en el patio de Honor del Colegio Militar “Cnl. Gualberto Villarroel López”.

El Batallón de caballeros cadetes del Colegio Militar de Ejército en la Parada Militar

La ceremonia contó con la asistencia de la presidente del Estado y Capitán General de las FFAA, Jeanine Añez, miembros del Órgano Ejecutivo, Alto Mando Militar, ex comandantes de Fuerza, Policía Boliviana e invitados especiales.

La excelentísima presidente Constitucional del Estado fue recibida con los honores de reglamento y pasó revista a las fracciones de militares de las tres fuerzas, además de damas y caballeros cadetes que dieron inicio al acto central.

En el acto la Jefa de Estado, los ministros de Defensa, Luis Fernando López y de Gobierno, Arturo Murillo, fueron condecorados con la medalla al mérito militar "Guerrillero José M. Lanza", en el Grado de Gran Cruz de la Orden, la máxima distinción de esa entidad castrense

La oración del Cóndor Boliviano y la restitución de la Enseña Patria a su sitial de honor cerraron de manera solemne la ceremonia central de los 209 años de creación del Ejército de Bolivia.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, junto a las autoridades militares de las tres fuerzas

Sinopsis histórica del Ejército

La actitud del Ejército de Bolivia, debe demostrar una capacidad tangible y cierta de apoyar la política del Estado contra cualquier desafío posible, lo que significa que se debe tener una estructura de fuerzas necesaria para mantener un nivel de disuasión mínima, pero realista para afrontar cualquier conflicto.

Para poseer tal nivel de disuasión, el Ejército en conjunción con los componentes de las FFAA, tiene que disponer de fuerzas equilibradas y propósitos estratégicos para encarar todas las formas de conflictos.

Nadie puede decir con certeza cómo nuestro Estado puede verse obligado a usar su poder militar frente a cualquier tipo de amenaza, tiene que ser capaz de determinar los probables conflictos externos, todos los recursos para impedir el conflicto; si la guerra es inevitable, ejecutarla; concluir las hostilidades en condiciones favorables, lo que impone una gama limitada de misiones militares para cumplir plenamente con los objetivos ideales de preservación de la paz y la seguridad estatal.

El Ejército es componente de las FFAA como elemento indisoluble y parte del Estado, centinela de la independencia, seguridad, soberanía nacional, custodio de la paz, la unidad e integridad territorial y espiritual del Estado.

Para garantizar la estabilidad del Estado, el Ejército de Bolivia como componente de las FFAA y en el marco de la Constitución Política del Estado y las leyes, cuando surjan situaciones que alteren el orden y la seguridad sea sobrepasada, restauran la paz y el orden mediante la persuasión sin necesidad de usar la fuerza militar.

La acción militar es un último recurso drástico, constituyéndose en un factor disuasivo en el ámbito interno. Asimismo, cuando el Gobierno del Estado declare una zona de emergencia, el Ejército dispondrá de sus medios para dar apoyo a las operaciones de asistencia en cualquier parte del territorio.

Un contingente del Ejército forma en el patio de Honor del Colegio Militar

El esfuerzo en cooperar con el desarrollo integral del país debe gravitar en la construcción de vías de comunicación como objetivo estratégico para impulsar la integración de nuestro territorio, contribuir en la educación como función primordial del Estado y en apoyar con todos los recursos para preservar la salud de la población.

Luchar con todos los recursos disponibles contra el contrabando, delitos transnacional que lacera nuestra economía y socava las bases más profundas de la sociedad boliviana, al que se lo combate haciendo uso de todos los medios que están establecidos en la ley dentro del respeto a la soberanía nacional.

Así como la institución proporciona la seguridad al Estado también tiene que cumplir con otra parte de su misión constitucional que manda participar en el desarrollo, siendo una forma de cumplir con aquello conservar y proteger los recursos naturales y materiales.

Con estas acciones el Ejército está demostrando su dedicación a la preservación, mejoramiento y conservación de nuestro patrimonio natural.

Por otro lado la institución concentra sus esfuerzos para preservar, enriquecer y difundir nuestra cultura y fortaleciendo nuestra identidad colectiva, diversidad cultural y fomentar el orgullo boliviano.

Estas perspectivas fundamentales son la fuerza galvanizadora que respalda la actitud del Ejército, significa que la institución tiene que estar preparada para hacer todo lo que las operaciones militares exijan al poder militar boliviano ya sea en el presente o en el futuro.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia