• close
    ORURO, 29 DE ENERO DE 2020

El Convite es compromiso de fe

Mónica Aramayo Quinteros
EL FULGOR.com
ORURO
15 de diciembre de 2019

timer 4 min. 54 seg.


Danza de los Tobas

La acuñación del término Convite, en el caso particular de Oruro, tiene matices enraizadas en la devoción a la Virgen del Socavón, ritual mediante el cual los protagonistas asumen un compromiso de fe católica hacia la deidad en cuyo honor miles de danzarines, músicos y otros devotos llegan hasta su Santuario durante el Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral en Intangible de la Humanidad.

Si bien la definición de Convite está considerada como  “la acción y el resultado de convidar u ofrendar una cosa a alguien; a ofrecerse, de manera voluntaria, para alguna acción; o a pedir a alguien que lo acompañe a hacer algo a cambio de un presente o una atención”. O como detalla la Real Academia de la Lengua Española (RAE): “Acción y efecto de convidar, función y especialmente comida o banquete a que es convidado alguien; en Oruro adquiere una connotación vinculada con la devoción.

La práctica del Convite como uno de los rituales del Carnaval de Oruro  se remonta a más de un siglo, según antecedentes referidos por Jesús Elías Lucero  miembro del Comité de Etnografía y Folklore de Oruro y está asociado con el rodeo como invitación de los pasantes o responsables de un conjunto folklórico hacia nuevos posibles integrantes de la agrupación.

El Convite es también una forma de agradecer a los danzarines protagonistas de la peregrinación devocional, a quienes se les ofrece comidas y bebidas para retribuir el esfuerzo de bailar a lo largo de más de tres kilómetros.

Los danzarines llegan a los pies de la Virgen del Socavón

RODEO

El tradicionalismo del rodeo es una práctica poco usual en estos tiempos, pero años atrás, los pasantes convidaban a sus amistades, autoridades y o personalidades una ofrenda de masas, como invitación para que formen parte del conjunto folklórico. Esa práctica era muy parecida a la que protagonizan los dolientes en la temporada de Todos Santos sirviendo ofrendas entre sus invitados para que ellos oren por los difuntos.

Los convidados que recibían las ofrendas de los pasantes,  si no podían enrolarse en las filas de danzarines, se comprometían a entregar otras ofrendas y colaborar con los pasantes, ya sea con los cargamentos y arcos ornamentados de plata y flores u otros detalles para enaltecer la fiesta devocional.

El Convite va más allá de una simple práctica de la danza  en sus 18 especialidades a lo largo de un recorrido por las calles de la ciudad, siendo desde hace más de un siglo,   los protagonistas más visibles los integrantes de la Gran Tradicional Auténtica Diablada Oruro, Conjunto Folklórico Morenada Zona Norte y los Incas Hijos del Sol.

Los bailarines de dichos conjuntos tras realizar su promesa ante la Virgen del Socavón, se concentran en las calles Cochabamba, Linares y Baptista y en una señal de convivencia e intercambio liban licores y degustan comida preparada para la ocasión. Luego se dirigen a las sedes institucionales para seguir compartiendo en recepciones organizadas por los pasantes y directorios de cada agrupación.

El Convite también se considera como un espacio de nacimiento de novicios devotos y la creación de nuevos lazos de amistad entre los danzarines que después del Primer Convite, se reúnen desde los primeros domingos del mes de enero del año siguiente para ensayar y pulir la coreografía a ser presentada el Sábado de Peregrinación.

Este ritual como parte de la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, también fue considerado por la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), como parte de todo un conjunto de actividades que catapultan al Carnaval de Oruro, como una actividad folklórica devocional única en el mundo traducida en un carnaval que tiene matices de una peregrinación hecha danza inspirada en la Virgen del Socavón.

Danza del Pujllay

UN CONVITE CON SABOR A NAVIDAD

Este 2019, el Primer Convite que por tradición se realiza el mes de noviembre de cada año, tiene un matiz diferente motivado en el conflicto social y político que vivió Bolivia tras las cuestionadas elecciones presidenciales, movilización ciudadana que además terminó con la renuncia del entonces presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma.

Otro matiz de cambio está en que el  recorrido que reporta una modificación para no ingresar a la plaza 10 de Febrero y cubrir la ruta desde la calle Aroma y Pagador hasta llegar a la Junín, luego la calles Camacho, Adolfo Mier, ingresar a la Avenida Cívica “Sanjinez Vincentti” y concluir en el Santuario de la Virgen del Socavón.

Por esta segunda razón es que el Primer Convite tiene sabor a Navidad, pues según se indicó, la modificación de la ruta está justifica en la intención de proteger las alegorías navideñas de la plaza principal.

La “Frater” en la avenida Cívica





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia