• close
    ORURO, 29 DE OCTUBRE DE 2020

La empresa debía producir hidróxido y magnesio de litio a partir de la salmuera residual del salar

Bolivia anula contrato con la alemana ACI para industrializar el litio del Salar de Uyuni


Ruth Chuquimia Bustillos
EL FULGOR.com
LA PAZ
10 de noviembre de 2019

timer 7 min. 36 seg.





El gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, anunciando la promulgación del decreto Nº4060 el2 de noviembre 2019

Una presión social impidió nuevamente ingresar a Bolivia a empresas extranjeras para explotar el mar de sal que tenemos en Uyuni. Como emergencia del pedido del Comité Cívico Potosinista, que mantiene una movilización desde octubre pasado, el Gobierno decidió anular el contrato con la empresa alemana ACI quien en una sociedad de 49% de acciones en su favor y 51% para la empresa boliviana de litio debía producir hidróxido y magnesio para baterías de litio a partir de la salmuera residual del salar de Uyuni.

El contrato fue rescindido con la aprobación del Decreto Supremo Nº4060 que deroga el decreto 3738 que forma la empresa y establece las bases del contrato. El anuncio fue hecho por el  gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, el 2 de noviembre. El decreto Nº4060 dice que “es necesario ajustar las políticas de industrialización de los recursos evaporíticos en el Estado Plurinacional y a fin de lograr condiciones óptimas de alcance nacional y regional… se dispone la abrogación del Decreto Supremo 3738 del 7 de diciembre de 2018”.

"Seguramente el tiempo dirá quiénes han actuado de verdad pensando en Potosí, quiénes también han agitado, azuzado para perjudicar a Potosí, propios y extraños porque hemos hecho seguimiento de mucha gente que ha llegado a Potosí a agitar", señaló al recordar que el gobierno organizó una comisión interinstitucional técnica para ver el Decreto 3738 pero esta fue rechazada.

Pero, la recisión del contrato, no suspendió la movilización, pues el ejecutivo de Comcipo, Marco Antonio Pumari, afirmó “manifestar que la lucha continúa, la abrogación del decreto no cambia en nada las movilizaciones del pueblo potosino", puntualizó.

Comcipo, 40 días movilizada en contra de D.S. 3738 del 7 de diciembre de 2018.

Esta es la segunda vez que un gobierno fracasa en su intento de industrializar el litio del Salar de Uyuni. En noviembre de 1989, Jaime Paz Zamora, hizo público el primer borrador del contrato firmado con la Lithco Co. con el objetivo de recibir aportes. Se establecía un Join Venture con la empresa norteamericana Lithium Corporación of Américan -Lithco Co.- de 51% para Bolivia y 49% para la estadounidense para la exploración y explotación, 40 años de duración, área explotada 600 km2 y la primera fase establecía 2 años para entregar el estudio de factibilidad.

Además, el Estado boliviano intento poner a Lithco Co. un impuesto adicional a la transformación y se calculó que este proceso le hubiera significado al país $us1.200 millones, 2.000 nuevos empleos además de los efectos colaterales que tendría para el país. Pero, antes de los ajustes una movilización social se produjo y se opuso al  modelo de asociación que dejó fuera a la Lithco Co. 

El expresidente del Comité Cívico Potosinista, René Navarro, anunció en Potosí el inicio de un juicio penal contra el expresidente del Congreso del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), Gonzalo Valda, por haber reducido el área de reserva fiscal en el Salar de Uyuni.

“Parlamentarios neoliberales, entre ellos Gonzalo Valda del MIR  abrieron paso a la ley que redujo el área de reserva del Salar de Uyuni de 2.362.000 hectáreas a 1.344.000, liberando 1.018.000 has. que sirvieron para que David Moscoso llegue a la zona más rica del salar para  explotar ulexita”, explicó René Navarro, en  en julio del 2018 cuando el Estado Boliviano aceptó pagarle a Quiborax - la empresa chilena- $us 47 millones, pese que la demanda tenía vicios de nulidad pues el boliviano que demandó a su patria David Moscoso, con un documento falsificado acudió al CIADI señalando  que su empresa Non Metallic Minerals -concesionaria en el Salar de Uyuni- era  socia de Quiborax.

El Salar de Uyuni.

El contrato con la empresa alemana fue cuestionada por Comcipo, desde un inicio, porque esta no garantizaba ingresos para la región. La asociación entre la empresa YLB ACISA – E.M. integrada por la estatal Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB) y la alemana ACI Systems se estableció en el Decreto Supremo 3738, pero el acto de constitución de la empresa se desarrolló en la ciudad de Berlín - Alemania, con la presencia del Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Diego Pary y el Ministro de Energía, Rafael Alarcón  además del Ministro Federal de Economía y Energía, Peter Altmaier y el CEO de ACI Systems Alemania, Wolfgang Schmutz.

La  Empresa Pública YLB ACISA –E.M. debía constituir dos empresas mixtas subsidiarias: YLB-ACI EM –Sales de Litio y YLB-ACI-EM materiales catódico y baterías. El inicio de la producción de Hidróxido de Litio sería aproximadamente a finales de 2021, y a finales de 2022 se preveía el arranque de la segunda empresa mixta con la producción de baterías. La inversión en el Salar de Uyuni alcanzaba a US$900 millones.

La constitución de la empresa Empresa Pública YLB ACISA –E.M corresponde a la tercera fase de la Estrategia Nacional de Industrialización de los Recursos Evaporíticos que presentó el Gobierno el año 2010 y que contemplaba llegar hasta la producción de hidróxido litio con los residuos de las salmueras hasta llegar a las baterías de litio.

La estrategia señala que el Estado desarrollará la industria del litio  con sus propios recursos, hasta concluir con la producción industrial de carbonato de litio.

La primera fase de la industrialización de litio en Bolivia comenzó el año 2012, con el desarrollo del proceso tecnológico y la producción de plantas pilotos de fertilizantes.

La segunda fase fue el año 2015 con la construcción de las plantas industriales de cloruro de potasio y carbonato de litio para exportación.

Explotación artesanal de sal.

La Planta de Cloruro de Potasio fue construida por la empresa China CAMC Enegineering Co. Ltda. con una inversión de $us188,1 millones, inversión, que pretende recuperarse en cinco años por la gran demanda del producto.  La planta está en actual producción y se espera el año 2020 pueda procesar 180.000 toneladas, mientras que el presidente Morales dijo que la meta es producir 350.000 toneladas año.

La inauguración de la Planta de Cloruro de Potasio construida en Colchaca K es una fase de la industrialización que aún continúa, al igual que las que se desarrollan en los salares  de Coipasa dentro de la jurisdicción del territorio de Oruro y Pasto Grande ubicado en el sur de Potosí donde la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB)  y el consorcio privado chino TBEA Group-Baocheng  suscribieron un "acuerdo preliminar" para la construcción de plantas industrializadoras de litio.

Bolivia según el Servicio Geológico de Estados Unidos  (US Geological Survery),  lidera el triángulo de los países con mayores “recursos” mundiales de litio  (carbonato de litio) 9.000.000 TM pero, no lidera la tabla de las “reservas” de litio porque su mineral tiene un alto nivel de impurezas como el magnesio, las mayores “reservas probadas” mundiales la lidera Chile en los ex territorios de Bolivia, Atacama,  con 7,500.000 TM  de carbonato de litio explotable sin impurezas.

Hemos avanzado, desde 1985 cuando empezó la historia para explorar, explotar e industrializar los recursos evaporíticos del Salar de Uyuni cuando el presidente Hernán Siles Zuazo creó el Complejo Industrial de los Recursos Evaporíticos del Salar de Uyuni, pero no lo suficiente cómo Chile que hoy es el tercer país en proveer metales  de litio en un mercado en permanente crecimiento por su uso en la fabricación de baterías recargables ion litio que se utilizan en toda la industria tecnología, línea blanca además de la industria automotriz.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia