• close
    ORURO, 20 DE NOVIEMBRE DE 2019

Por crisis y estancamiento

La Cepal proyecta que el valor de las exportaciones caerá en 2,7%

El comercio internacional se ha desacelerado debido a los múltiples problemas que se registran a nivel mundial y Bolivia sentirá los efectos en la reducción de sus ingresos en un 2,7 % en 2019, aunque los conflictos sociales podrían elevar la cifra por las millonarias pérdidas para los exportadores y la cadena comercial que acompaña la logística

Evelín López Tellería
EL FULGOR.com
SANTA CRUZ
03 de noviembre de 2019

timer 5 min. 41 seg.


Las exportaciones bolivianas bajaron un 7% al primer semestre y las importaciones subieron un 5%, reporto el IBCE

La desaceleración del comercio mundial de bienes afectará negativamente a las exportaciones de América Latina y el Caribe en 2019, siendo Suramérica la región más golpeada por el estancamiento y la crisis en la región; en tanto que Bolivia, sentirá los efectos en la reducción del valor de sus exportaciones en un 2,7 %, según el reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Entre los factores que inciden en la desaceleración mundial el informe, “Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2019", identifica el agravamiento de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos; la reducción de la demanda mundial, caída de las exportaciones chinas; el retroceso de las cadenas globales de valor y la irrupción de nuevas tecnologías, que causan un impacto en la naturaleza misma del comercio internacional.

“América del Sur es una de las regiones que presentará el mayor descenso en torno a las exportaciones. Este se sitúa en un -6,7% debido a la crisis y el estancamiento económico que viene afectando a Sudamérica el cual, en promedio crecerá en 0,2%”, señalan los datos del organismo.

Campesinos leales a Evo Morales bloquean las carreteras y en las ciudades seguidores del opositor Carlos Mesa se movilizan en siete capitales del país

En el caso de Bolivia, dicho estudio ha proyectado que el volumen de las exportaciones bolivianas se retraerán en -7,3%, el precio de las materias primas que exporta caerán hasta un 4%, aunque su incidencia en el valor sólo impactará en un 2,7%, debido a que es el único país de la subregión en el que los precios de sus exportaciones no sufrirían un retroceso por los contratos a largo plazo suscritos con la Argentina y el Brasil para la venta de gas natural, en los que  el  precio  fijado  es,  actualmente,  un  22%  más  alto  que  el  precio  internacional. 

Sin embargo, las proyecciones que presentó la CEPAL podrían sufrir algunas variaciones debido a los 12 días de paro ininterrumpido que lleva  adelante el departamento de Santa Cruz, principal exportador de granos y derivados con una participación del 25% sobre el  total de exportaciones del país, de acuerdo con datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), esto debido a las denuncias de un supuesto fraude electoral, impulsado por el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, y que además mantiene movilizado a todo el país en defensa de su voto, que viene siendo articulado por plataformas sociales y comités cívicos.

Según la Cámara Nacional de Comercio (CNC), los conflictos sociales que se registran en algunas capitales y ciudades intermedias del país, ha generado millonarias pérdidas para el sector exportador, en un promedio de 12 millones de dólares al día, ya que las regiones por donde se realizan las operaciones (La Paz, Santa Cruz y Tarija) se encuentran en este momento envueltas en un clima de conflictividad social, según un comunicado de la entidad exportadora.

Asimismo, explica que cada día de conflicto en el país, en términos del Producto Interno Bruto (PIB), le representa en promedio al menos de 108 millones de dólares. Esto sólo es el valor agregado de bienes y productos finales; sin embargo, sí se toma en cuenta todo el movimiento económico necesario para alcanzar esta cifra, estamos hablando de un aproximado a los 1.100 millones de dólares en movimiento del aparato económico en su conjunto, señala la nota.

Los empresarios de Bolivia ha pedido a los actores políticos que actúen con apertura, responsabilidad y compromiso con Bolivia para pacificar el país

Por su parte, el presidente de la Cámara Departamental de Transporte de La Paz, Álvaro Ayllón, denunció que existen más de 3.000 camiones de alto tonelaje detenidos en diferentes tramos carreteros del país, producto de bloqueos que protagonizan mineros y campesinos.

“Son más de 3.000 camiones parados en las carreteras con carga de importación y exportación, también están con tránsitos aduaneros y nosotros estamos esperando de que estos conflictos se solucionen”, dijo el representante en entrevista con Unitel.

Los bananeros, por su lado, temen una pérdida de casi un millón de dólares si los 95 camiones retenidos en bloqueos de Santa Cruz no logran llegar a Argentina. El representante del sector, Agustín Conde, indicó que cada camión lleva una carga valuada en 9.000 dólares.

Por su parte, los productores lecheros, reportan una pérdida de 4 millones de bolivianos porque el producto no está siendo recogido por cisternas de PIL para elaborar la leche en polvo de exportación.

El sector bananero está a punto de perder casi u  millón de dólares por 27 camiones cargados del producto, retenidos por los bloqueos

PARAR LA VIOLENCIA

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), ha pedido a los actores políticos que actúen con apertura, responsabilidad y compromiso con Bolivia, “para responder al momento histórico y evitar a toda costa una escalada de violencia que ponga en riesgo la vida, el trabajo, la propiedad privada y sobre todo la convivencia pacífica entre todos los bolivianos”.

“Nuestro país no debe ingresar en un proceso de confrontación entre hermanos, de división, de bloqueos y de posible destrucción de su aparato productivo”, precisó el ente empresarial, mediante un comunicado.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia