• close
    ORURO, 20 DE OCTUBRE DE 2020

De niño odiaba el voleibol pero llegó a la Selección Nacional: Freddy Vidal Alcocer


Gabriela Guerrero Urquizu
EL FULGOR.com
ORURO
20 de octubre de 2019

timer 8 min. 59 seg.




Vidal en la Selección Nacional

Freddy Vladimir Vidal Alcocer con 28 años de edad tiene grandes sueños y metas en este deporte tan lindo como es el voleibol, en su carrera deportiva ya cuenta con una escuela en esta disciplina con más de 100 inscritos entre niñas y niños que quieren ser grandes deportistas.

Nació en Oruro, salió bachiller del colegio Anglo Americano, actualmente estudia la Carrera de Ingeniería Civil, en la Facultad Nacional de Ingeniería, su prioridad es el deporte como jugador y entrenador.

Realizó cursos de Nutrición, de Preparación Física, es entrenador FIV nivel 1 espera que en la próxima gestión pueda hacer el curso FIV 2, paso cursos de recuperación deportiva y estadística, para poder transmitir ese conocimiento que tiene respecto a este deporte a cada una de las generaciones.

Cuando nos habla del voleibol se emociona y dice “Empecé jugando a los 10 a 11 años, pero no le agarre el gusto hasta los 14, incluso cambié de club en el año 2004, porque había empezado en Anglo Americano y no me gustaba, odiaba el voley, me cambie al club San Martin donde don Fernando Alconini me hizo gustar a partir de ahí mi carrera deportiva despegó”.

Sus primeras zapatillas se las compró su abuelita de parte de su papá que era su fans número uno, hasta el final ya que ella falleció, siempre intento ir a todos los partidos y torneos, “Antes de viajar a mi primer torneo me compro mis primeras  zapatillas especiales de vóley que eran olimpycus dorados”.

Era el típico jugador que le gustaba todo menos este deporte, su padre Freddy Vidal Lara era voleibolista quien le dijo “Mira si te vas al equipo donde yo he aprendido a jugar y si aun así no te gusta, te dejo de molestar pero has el intento”. Desde ahí sintió que este deporte lo iba hacer todo para él y que le daría muchas alegrías, su carrera termino de despegar en el club Ingenieros.

Ese mismo año fue convocado a la su primera selección Oruro donde pudo quedarse. En torneos nacionales representando al departamento, logro dos subcampeonatos de las muchas en las que participó.

Empezó practicando el voleibol casi por obligación

Una de las experiencias que marcó su vida fue conocer a varios entrenadores “Sin lugar a dudas cada año cambiaba y ahora que soy entrenador me sirve mucho, porque he aprendido de todos un poco, lo bueno, lo malo e intento hacerlo mejor que ellos”.

Recuerda con mucho cariño a Michael Omoya a quien tiene mucho aprecio porque de él aprendió la frase “Si quieres ser mejor que los demás, tienes que entrenar más que los demás”; don Carlo Valdivia que le enseño la disciplina, la responsabilidad que hasta el día de hoy utiliza aquellas enseñanzas para transmitirlas en su club.

Uno de los entrenadores con el que esta eternamente agradecido es Marco Murillo, “Lastimosamente no pudimos coincidir en la etapa de que yo sea un jugador maduro, coherente y cuerdo, le tocó lidiar conmigo, yo era muy impulsivo y pues hoy en día con la madurez que tengo, siempre me pregunto ¿Qué podríamos haber hecho juntos?, lo que aprendí de él es ese amor de dejarlo todo por el equipo, él la peleó siempre solo y yo ahora que estoy en Ingenieros muchas cosas las peleo solo”.

También agradece a don Fernando Alconini que le enseñó a jugar y amar el voleibol.

Da las gracias también a toda su familia que lo han estado apoyando siempre, a su hermano que lo ha acompañado a varios torneos e incluso a selecciones Bolivianas y un agradecimiento especial a Sasha Medina quien es su enamorada.

Una de sus mayores experiencias en la selección Oruro fue en esta gestión, en la cual no les fue muy bien. “Creo que nos podía ir mejor, creo que acá nos falta mucha madurez como jugadores, no querer brillar en lo individual, sino como equipo, querer más los objetivos grupales, hubo ciertos roces de personalidades por objetivos diferentes, pero al año lo podemos hacer mucho”, dijo.

“Algo que he aprendido es que conocerte y jugar toda tu vida no es bueno, es que a veces uno llega a casarse de la misma gente, más aún cuando uno madura y hay otro que no, si tu como jugador maduras aprendes a que no es que tu brilles, sino que el equipo gane y cuando hay jugadores individualistas el objetivo se pierde y todo varía desde las motivaciones”, mencionó respecto al grupo que viajó en esta gestión al Nacional de Mayores en Cochabamba.  

Para Freddy esta selección no le gustó mucho en lo grupal ya que Alexis Vidal que fue el entrenador les preparó bastante bien y realizó un trabajo impecable, pero siente que en lo anímico y grupal no fue la mejor selección a la que pudo asistir, ya que quedaron en la quinta ubicación.

Jugó en varios equipos de Oruro y Bolivia

CAMPEONATOS

Participó en catorce ligas saliendo campeón y subcampeón  con Ingenieros, también reforzó y salió campeón con La Salle de La Paz; descendió con San Andrés de La Paz.

“Que te toque jugar el descenso es otra historia, la presión es brutal, es linda la experiencia, pero no se la deseo a nadie”, añadió

Pudo ir a un Sudamericano de Clubes en Brasil Sao Paulo el 2012, tuvo la oportunidad de jugar con Murilo, Serghino, Rodrigao que eran jugadores de la Selección Brasileña, pudo conocer a Diego Bonini de Argentina, participó en dos torneos de esta magnitud con Ingenieros de Oruro y con La Salle de La Paz.

Su orgullo es  muy grande porque tuvo la oportunidad de vestir la verde en cuatro oportunidades, pudo ser parte de un sudamericano, de un bolivariano, una copa Challenger y un Odesur.

“Es la mayor satisfacción de un deportista amateur, mi motivación como jugador siempre fue llegar a una selección boliviana para mi tranquilidad sabiendo que entrene lo suficiente para llegar a estar entre los 12 mejores; nunca nos fue muy bien siempre fue de regular para abajo por distintos motivos, hay una diferencia abismal, física, táctica, técnica con las demás  selecciones que cada año es más grande y para un deportista es difícil sabiendo que tienes muy pocas chances de ganar”, reflexionó.

Se nota su enojo al hablar de la última selección Bolivia de la cual participó porque la Federación Boliviana de Voleibol les informó que no contaban con los recursos económicos necesarios, viajaron por tierra  hasta Iquique pagándose el pasaje, y desde ahí recién tomaron vuelo hasta Santiago esperando 10 a 12 horas en el aeropuerto.

“En el torneo no nos fue bien nos faltó engranar, porque Santa Cruz tiene su estilo diferente, Oruro y Cochabamba también, los servidores eran de la llajta, tu pedías un tipo de balón y te decían no mi tipo de balón es este, los estilos chocaban, tu querías hacer tu juego y no te dejaban, empezamos muy mal contra Chile fue un papelón y a medida que pasaban los partidos fuimos agarrando ritmo, fuimos jugando mejor pero ya había terminado el torneo, contra Ecuador logramos sacarles un set, contra Perú estábamos por ganar un set, pero nos faltó entendernos”, en ese torneo Bolivia quedó en el octavo lugar.

Para llegar a ser el mejor hay que entrenar mucho más que los demás

Una anécdota que recuerda ocurrió en el coliseo del colegio Alemán acá en Oruro, durante un partido frente a Univalle, lo habilitaron para la etapa clasificatoria ya que tenía 16 años, empezaron perdiendo 2 a 0.

“El entrenador era Gonzalo Arteaga y dijo “que entre el chango”, los mayores no estaban jugando bien, pero yo entre y lo hice bien, lo hice tan bien que mucha gente al terminar el partido se me acercó y me felicito”.

Actualmente Freddy Vidal se dedica a ser entrenador de Voleibol, en varones, dirige a Ingenieros y en damas tiene su equipo propio denominado Atlético Vidal, le va muy bien tiene inscritos a más de 100 jugadores. Se va preparando también con miras a la Liga Superior de Voleibol Mayores que se llevará adelante en el mes de noviembre.

Sus objetivos son poder terminar su carrera y poder también inmiscuirse más en el deporte, le gustaría llevar una selección Bolivia como entrenador, le encantaría que su equipo llegue  a la liga juvenil, a la liga mayores en damas y con Ingenieros quiere ser campeón del torneo que se avecina,  quiere volver a participar de un sudamericano de clubes, ascender a la liga juvenil con varones ya que cuenta con un buen equipo. 

Freddy en la última etapa de su carrera deportiva quiere transmitir todo ese conocimiento a cada uno de los niños y niñas que deseen aprender este deporte e invita que puedan ser parte del Club Atlético Vidal, su sueño es formar a un jugador que llegue más allá de lo que él ha podido lograr.            

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia